Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Fulham y Wigan. Del cielo al infierno, historias paralelas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La Premier League destaca por su competitividad, su lucha, sus campos, su entorno, su producto, por eso y mas, seguramente es la liga más atractiva del mundo para el aficionado. Saben vender que un aficionado neutral vea antes un Aston Villa – Everton, que un Real Sociedad – Levante. Las posibilidades económicas de unas ligas y otras son totalmente opuestas, la mayoría de equipos de la zona media y baja de la Liga BBVA deben sobrevivir tirando de cantera, de contratación de jugadores libres o de cesiones de otros equipos, sin embargo en la Premier League el nivel adquisitivo es tal, que los dos últimos colistas, de invierno, de Premier League, firmaron en el mercado invernal a Kramaric (Leicester City) y Mitroglou (Fulham) por una suma cercana a los 12M€ en ambos casos. Un desembolso imposible de realizar para los equipos de otras ligas.

Esta competitividad hace que si la inversión desembolsada (traspasos más ficha) no responde en el campo y acabas con tus huesos en la segunda división, tengas que vender, o malvender, el grueso de esa plantilla con la consecuente pérdida de competitividad, esas y otras razones han llevado a Fulham y Wigan Athletic, a pelear por no descender a League One (3º división del fútbol inglés).

Los ‘latics’ han sufrido un proceso turbulento en los últimos meses, en invierno se el club se deshizo de sus mejores jugadores sin adquirir recambios de garantía, pareció rendirse y considerar que el descenso a League One era inevitable. Hace apenas un par de semanas, su veterano presidente, Dave Whelan, dejó el cargo, antes fue sancionado por proferir comentarios racistas. Bajo el mandato de Whelan, que comenzó en 1995, el Wigan logró ascender desde la Third Division hasta Premier League, ganando una FA Cup y participando en la Europa League, además de permanecer en Premier League durante 8 temporadas.

De esa tarde en la que el Wigan ganó la FA Cup con un cabezazo de Ben Watson fulminando al todopoderoso Manchester City, no se han cumplido aún los dos años, el descenso días después de este glorioso triunfo, llevó a ‘Bob’ Martínez a firmar por el Everton y con él pareció irse la esencia del equipo que disputó dignamente la Europa League a pesar de participar en ‘The Championship’ con sus 46 partidos de liga regular. Con Üwe Rossler pareció encontrar una estabilidad que en la presente campaña no ha sido capaz de refrendar, el equipo acumuló los meses de noviembre, diciembre y enero ganando solo un partido, lo que trajo la marcha de Rossler y la llegada al equipo del controvertido Malky Mackay. El desmantelamiento de los pocos jugadores de la plantilla que aún permanecían del mayor éxito de la historia del club debido a su alto salario no ha ayudado a revertir la tendencia negativa del equipo que se encuentra en una situación muy delicada y que hoy ha hecho oficial la rescisión del contrato del central noruego Thomas Rogne.

La salvación está lejos, 8 puntos separan a Wigan y Fulham, que marca el límite de la permanencia. 10 partidos para intentar evitar que se diluya uno de los ejemplos de gestión más eficientes en la historia moderna del fútbol.

Ben Watson y Roberto Martínez celebran la FA Cup | Getty Images

Ben Watson y Roberto Martínez celebran la FA Cup | Getty Images

Atrás quedaron los tiempos de Al-Fayed, ex-propietario de los almacenes Harrods y que compró el Fulham y lo llevó hasta la Premier League en su época más dorada de la historia, hasta que, debido a su edad buscó un nuevo dueño para el club, Sahid Khan, que ya es propietario de una franquicia NFL, los Jaguars de Jacksonville y que también está teniendo la misma crisis de resultados que el equipo del distrito de Hammersmith.

Hace apenas 5 años el Fulham eliminaba a la Juventus de Turín de la Europa League con una remontada magnífica en el vetusto Craven Cottage. Los ‘whites’ eliminaron a los italianos con un 4-1 en casa que dejaba inutilizado el 3-1 a favor de los bianconeri conseguido en el Olímpico de Turín. Luego llegaron los cuartos y semifinales ante Wolfsburgo (campeón de Bundesliga) y Hamburgo, favorito en aquella edición cuya final se disputaba en su estadio. El Fulham logró superar todas las eliminatorias basándose en el juego directo y en un entramado defensivo diseñado por el ahora seleccionador inglés, Roy Hodgson que hacía muy difícil crear ocasiones al conjunto londinense. El factor sorpresa vino de la dupla formada por Bobby Zamora y Zoltan Gera. El premio final del campeonato de Europa se quedó en las puertas cuando Forlán desvió un centro del ‘Kun’ Agüero que Schwarzer no pudo atrapar dando así el título al Atlético de Madrid.

Zoltan Gera 'da la vuelta' al marcador ante la Juventus | Getty Images

Zoltan Gera ‘da la vuelta’ al marcador ante la Juventus | Getty Images

No hay que irse tan lejos para rememorar los buenos tiempos del Fulham, hace apenas 3 años, en marzo de 2012 el club se aupaba a la octava posición de la Premier League cuando derrotó al Wolverhampton por 5-0. La marcha del mítico Al-Fayed, la llegada de Khan, el vaivén de entrenadores, el efecto Magath y la salida de la totalidad de la plantilla ha hecho que el club involucione hasta llegar a encajar el pasado viernes una goleada por 1-5 en casa ante el Bournemouth, que le deja en una comprometida vigésima primera posición. La apuesta por el desarrollo de la cantera en el primer equipo, no ha sido todo lo productiva que se esperaba, el Championship es una categoría con muchos encuentros en los que la experiencia es clave para afrontar los partidos, y salvo Parker ,McCormack o Burn, el resto de jugadores no había disputado esta competición.

La explicación de esta situación sobre el verde es clara, el equipo se desangra partido tras partido en la línea defensiva, las numerosas lesiones y los errores de bulto continuados por parte de la defensa hacen que el Fulham sea el segundo equipo más goleado, y el dato no puede pillar por sorpresa a nadie, ya que el año pasado el Fulham descendió siendo el equipo mas goleado de Premier League. En total, en estas dos temporadas, el Fulham ha encajado 176 goles en los 74 partidos disputados hasta la fecha, una media de 2,4 goles encajados por partido que ningún equipo profesional se puede permitir. Toca mirar adelante, 10 partidos y 8 puntos de ventaja ante Milwall y Wigan Athletic, con un duelo directo en Craven Cottage ante los ‘latics’ que será clave para el balance final de la temporada.

Calendario restante de competición de Sky Bet Championship

Captura

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados