Fútbol italiano

article title

Franco Vázquez: de suplente en el Rayo a la selección italiana

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Finales de agosto de 2011. El protagonista de este texto, Franco Vázquez, fichó por el Palermo procedente del Belgrano argentino. Contrato de cinco años y cláusula de 20 millones de euros.

Sin embargo, fue a principios de 2012 cuando debutó con la escuadra italiana. Disputó catorce encuentros, muchos de ellos saliendo desde el banquillo. Incluso en más de uno, convocado pero sin vestir de corto. Por ello, en verano, ‘El Mudo’ se fue cedido al Rayo Vallecano.

En Vallecas, Vázquez pasó más bien desapercibido. Un total de 18 partidos de Liga y uno de Copa del Rey. Solo tres goles. Y como sucedió en los seis meses en Palermo, apareciendo más de un día desde la suplencia. Su fútbol y su calidad se quedaron mudas a la vista de los seguidores franjirrojos.

Regresó a suelo transalpino. Y se encontró, como máximo responsable técnico, a Gennaro Gattuso, un mito viviente del Milan. Gattuso le dijo que no le iba a tener en cuenta. Desde agosto de 2013 hasta diciembre, Vázquez se quedó sin convocar durante todos los choques que disputó el Palermo excepto en tres: dos en el que estuvo en la lista de suplentes pero sin llegar a participar y en uno solo jugó 24 minutos, en Coppa Italia, frente al Hellas Verona. A ello, hay que añadir dos con el filial.

 

En enero de 2014, comenzó el cambio. Con un nuevo entrenador, Giuseppe Iachini, que llegó en septiembre del año anterior, empezó a poner su granito de arena. Ambos fueron claves para que el Palermo ascendiera a la Serie A.

La vuelta del Palermo a la máxima categoría está siendo fantástica. A pesar de la baja del delantero uruguayo Abel Hernández, los rosanero se encuentran undécimos con 35 puntos, muy lejos del descenso. Y en esto ha tenido mucho que ver Franco Vázquez. Junto con su compatriota, Paulo Dybala, infunden miedo a las defensas rivales.

La sociedad Vázquez – Dybala es bastante productiva. El primero lleva siete dianas y diez pases de gol; el segundo, doce y ocho asistencias. Tanto monta, monta tanto. Y ambos son titulares indiscutibles. Y los dos recuerdan a la dupla Pastore – Cavani.

Para culminar este buen momento, el pasado 21 de marzo el seleccionador Antonio Conte le ha convocado por la selección italiana para dos partidos: uno oficial de clasificación para la Euro 2016 ante Bulgaria y el otro, amistoso frente a Inglaterra. De madre italiana, de Padova, el futbolista no ha tardado en mostrar su satisfacción: “Estoy feliz y orgulloso”, comenzó diciendo. “Quiero disfrutar de estar en una selección así tan importante. Con tantos buenos jugadores sólo se debe aprender y seguir mejorando. Es un momento único”, añadió en declaraciones al medio de comunicación La Voz de Argentina.

 

Junto con Franco Vázquez, hay otro caso: el de Éder. Aunque es distinto. El brasileño, de nacimiento, lleva casi nueve años viviendo en Italia y ya ha pasado por varios clubes: Empoli, Frosinone, Brescia, Cesena y en la actualidad en la Sampdoria.

Éder y Vázquez son los dos últimos ejemplos de jugadores nacidos fuera de Italia y que acaban vistiendo la azzurra. Se suman a la lista formada por Thiago Motta, Paletta o Camoranesi entre otros.

¿Y qué tiene Vázquez para haber sido citado? Principalmente calidad. Desde la mediapunta, con su pierna izquierda, es capaz de dar el último pase y también de marcar goles llegando desde la segunda línea. Con su 1’85 de altura, ve el fútbol de manera formidable.

En este 2015, Franco Vázquez ha dejado de ser ‘mudo’ para gritar en voz alta. Su fútbol ha hecho que aparezca en la primera línea del balompié internacional.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados