Se habla de:

Fútbol francés

article title

Francia, donde los modestos ganan

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Desde que existe la Ligue 1, creada en el año 2002, son muchos los equipos que han logrado grandes éxitos en el país vecino, tanto en liga como en copa. Exceptuando el mandato del Olympique de Lyon entre el 2002 y el 2008, y el más reciente monopolio del Paris Saint-Germain, las competiciones del país galo siempre han estado cargadas de emoción. Este año no iba a ser menos. El Angers disputará la final de la copa francesa, mientras que el Mónaco se llevó el título de liga con un equipo plagado de jóvenes promesas como Mbappé, Fabinho, Bernardo Silva, Mendy o Lemar. Incluso el Niza de Balotelli, Cyprien o Seri luchó hasta el final por el título de la competición doméstica.

En Francia, equipos pequeños como el EA Guingamp, club de una villa de apenas 7.500 habitantes, han logrado títulos importantes, como la Copa de Francia en el 2014. El Montepellier de Giroud, el Girondis de Yoann Gourcuff o el Lille de Moussa Sow son algunos de los ejemplos de grandes equipos que, contra todo pronóstico, hicieron historia.

NANCY

(Campeón de la Copa de la Liga 05/06)

El Nancy se alzó con su primer y único título de copa en el año 2006, ganando la final de la Coupe de la Ligue Française de Football al OGC Nice. De camino a la final, el equipo francés eliminó a clubes como el Lorient, que había ganado la copa en 2001, el AC Ajaccio o el Le Mans UC, ya en semifinales.

El equipo entrenado por el uruguayo Pablo Correa era uno de los mejores equipos a nivel defensivo del torneo, recibiendo su primer gol en contra en la final. Esa solidez permitió al modesto equipo francés entrar al Stade de France con confianza, consiguiendo adelantarse en el marcador gracias al gol de Monsef Zerka. Cuando todo parecía encarrilado, Marama Varihua empataba el encuentro al comenzar la segunda parte. El Nancy, que lo intentaba de todas las formas, se encontraba constantemente con un muro en la portería del Niza, defendida por uno de los mejores porteros del fútbol actual, el francés Hugo Lloris.

Pasaba el tiempo y los de Correa no conseguían batir al Niza. No mejoraron mucho las cosas cuando, en el minuto 61, Puygrenier era expulsado por doble amarilla. El partido se ponía cuesta arriba y aún quedaba mucho tiempo por delante. La afición de “les chardons” contenía la respiración. Era un momento único. Por suerte, poco después de la expulsión, el brasileño Kim marcaba para el Nancy y daba la victoria a su equipo.

SOCHAUX

(Campeón de la Copa de Francia 06/07)

En la 90º edición de la Copa de Francia, el Sochaux logró hacerse campeón tras derrotar al Olympique de Marsella de Ribéry, Nasri, Djibril Cissé y compañía, en la tandas de penaltis. El equipo entrenado por Alain Perrin, llegaba a la final tras derrotar FC Montceau Bourgogne por dos a cero. El camino no fue fácil, eliminando a equipos como el Paris SG o el Mónaco.

La final empezó de la peor manera posible. En el minuto cinco, el delantero francés Djibril Cissé adelantaba al equipo marsellés. La agonía de una posible derrota se apoderó del Sochaux, hasta que ,a falta de veinte minutos el delantero Dagano empataba el encuentro.

El Marsella lo intentaba de todas la formas. La calidad del equipo era innegable. Ribery y Nasri era un quebradero de cabeza para la defensa rival pero no conseguían modificar el marcador. Pitido final. El partido se iba a la prórroga.

Durante el tiempo extra el partido siguió el mismo guión. El equipo volvió a sufrir un mazazo al poco de empezar la prórroga y de nuevo Cissé adelantaba al Marsella. Aún así, el equipo no perdió la esperanza y Le Tallec, a falta de cinco minutos, empataba el partido. La final se decidiría en los penaltis. Maoulida y Zubar fallaban sus penaltis, y, pese al fallo del capitán y mejor jugador del equipo azulón, Jeremie Bréchet, el Sochaux se alzaba con el título.

GIRONDINS DE BURDEOS

(Campeón de la Ligue 1 08/09)

Es imposible recordar el Girondis campeón de liga del 2009 sin hablar de su jugador clave: Yoann Gourcuff. Su papel en el equipo era indispensable, logrando 12 goles y 11 asistencias en la Ligue 1. Su posición, de mediapunta puro, le permitía hacer de enganche para una delantera que contaba con jugadores como Cavenaghi o Chamakh, que acabaron con 13 goles cada uno. Por detrás suyo, jugando de interiores, estaban el propio Yoann, que acabaría siendo reconvertido a delantero, y el brasileño Wendel.

La solidez defensiva del equipo empezaba en una figura clave, Alou Diarra, que realizaba las funciones de mediocentro defensivo. Los laterales, de largo recorrido, como le gustan a Laurent Blanc, el entrenador del equipo en ese momento. Un conocido por la liga española, Benoit Tremoulinas, ocupaba la banda izquierda mientras que Chalmé ocupaba el lateral derecho. La torre de la defensa, y uno de los jugadores más determinantes del equipo era Planus, que acompañaba a Diawara en la pareja de centrales. En portería, Ramé.

El equipo realizó una temporada histórica, ganando la liga con 80 puntos, tres más que el segundo clasificado, el Olympique de Lyon. Por si fuera poco, en Champions, quedaron primeros de grupo, por delante del Bayern de Munich o la Juventus de Turín. Laurent Blanc llevó a la gloria a uno de los mejores equipos que se recuerdan en Francia.

LILLE

(Campeón Ligue 1 y Copa de Francia 10/11)

El entrenador francés Rudi García llevó al Lille al olimpo ganando el doblete, copa y liga, en la temporada 2010/2011. El equipo, plagado de estrellas como Mavuba, Hazard, Moussa Sow, Gervinho, Cabaye, Rami o Debuchy, fue una de las plantillas de mayor calidad que pasó por el campeonato francés. Moussa Sow fue el goleador de la competición doméstica con 25 goles, mientras que Hazard fue eligido mejor jugador de la liga y Rudi García galardonado como mejor entrenador.

La liga la ganaron con 76 puntos, frente a los 68 del Marsella. Moussa Sow aportaba los goles, mientras que Gervinho y Hazard, con 10 asistencias cada uno, daban la oportunidad al equipo de ser campeones. A nivel defensivo Rami y Chedjou eran un cerrojo, acompañados de laterales de largo recorrido como Debuchy. En el centro del campo, la eterna batuta de Rio Mavuba.

Por si fuera poco, ganaron la copa de Francia contra el Paris Saint-Germain, con un gol de Obraniak a pocos minutos del final. Por el camino eliminaron a equipos como el Niza, el Lorient o Nantes.

 

MONTPELLIER

(Campeón Ligue 1 11/12)

La Ligue 1 ganada por el Montpellier es una de las mayores gestas que se recuerdan en el país vecino. Un equipo humilde, con uno de los presupuestos más bajos de la categoría. En su equipo contaba con jugadores de la talla de Belhanda, Giroud, Stambouli, Yanga-Mbiwa o Utaka.

Gracias a ellos, el Montepellier lograba el primer titulo de liga de su historia y participaría en Champions por primera vez. Ganó la liga tras derrotar al Auxerre por dos goles a uno. Acabó con 82 puntos, mientras que el París Saint-Germain se quedó con 79. La imagen de su presidente, con el pelo teñido de azul, tras ganar el título, se hizo viral. Olivier Giroud, empatado con Nené, en 21 goles, fue el máximo goleador, mientras que Younes Belhanda fue eligido Mejor jugador joven y gol más bonito, y René Girard el Mejor entrenador.

SAINT-ÉTIENNE

(Campeón Copa de la Liga 12/13)

El Saint-Étienne se hizo con la copa de la liga de Francia en 2013. En ese equipo jugaban grandes futbolistas que acabaron firmando por equipos punteros de Europa como Josuha Guilavogui, que acabaría fichando por el Atlético, Kurt Zouma, por el Chelsea, Pierre-Emerick Aubameyang, por el Dortmund o Fouzi Ghoulam por el Napoli. Algunos se quedaron como Ruffier, Loic Perrin o Romain Hamouma. El Entrenador era Christophe Galtier. De todas formas el hombre del partido no fue ninguno de ellos, sino uno de los delanteros más controvertidos que pasó por Francia, Brandao, que con su gol dio la victoria contra el Rennes. El equipo tuvo que eliminar a grandes equipos como el Lorient, Sochaux, Paris Saint-Germain o Lille antes de disputar la final.

 

EA GUINGAMP

(Campeón Copa Francia 13/14)

Guingamp es un pueblo de apenas 7500 habitantes pero por su equipo, el En Avant Guingamp pasaron jugadores de la talla de Malouda o Didier Drogba. La imagen de cientos de tractores desplazándose a París por carretera para ver a su equipo se hizo viral en el mundo entero. Este modesto equipo francés ya había ganado su primer titulo unos años antes, en 2009. Su víctima, de nuevo el Stade Rennais. En aquella final, dos goles del brasileño Eduardo habían dado la victoria al equipo.

En esta final el En Avant de Guingamp ganó gracias a los goles de Martins Pereiera y Yatabaré. En ese equipo había grandes jugadores como Younousse Sankharé, actualmente en el Lille, Claudio Beauvue, en el Celta, o el propio Yatabaré, que juega en el Montpellier cedido por el Trabzonspor. El equipo entrenado por el francés Jocelyn Gourvenenec, tuvo un camino fácil, ya que no se enfrentó a ningún rival de la Ligue 1 hasta semifinales, contra el Mónaco. El resto de rivales eran de la cuarta o quinta división.

 

La Copa de Francia ganada por el Auxerre en 2002 o la del Lorient en 2001 son otros ejemplos de equipos que lograron grandes gestas en el nuevo siglo. En Francia, todo es posible.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados