Se habla de:

FC Barcelona

article title

Franceses y Barça, una relación de amor-odio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

A lo largo de sus más de 110 años de historia, un total de 20 futbolistas franceses han jugado en el Fútbol Club Barcelona contando con Samuel Umtiti y Lucas Digne. Algunos de ellos lo hicieron en las primeras décadas de historia del club por lo que son desconocidos. Pero otros muchos lo han hecho recientemente; combinando auténticos fiascos con jugadores de renombre internacional.

Los éxitos irrepetibles del Barça en la última década han provocado que muchos niños y adolescentes no hayan vivido los desastrosos inicios de siglo, pero hasta la llegada de Rijkaard y Ronaldinho el barco culé hacía aguas por todos los lados. Esa inestabilidad provocó que los galos fichados por el club no lucieran lo suficiente, más bien que no lo hicieran en absoluto. Que fracasaran se puede decir. Repasamos los bluffs y los futbolistas TOP emigrantes de la Galia a Barcelona en busca de fama y títulos.

El comienzo de Siglo XXI fue desastroso para el aficionado culé; la presidencia de Joan Gaspart, el caso Figo y el pésimo acierto con las incorporaciones desencadenaron un halo de victimismo y mediocridad conformista que no ayudó a los recién llegados. Christophe Dugarry (1997), Frédéric Déhu (1999-2000), Richard Dutruel (2000-2002), Philippe Christanval (2001-2003) y Ludovic Sylvestre (2005) pasaron por el Barça con más pena que gloria. Cada vez que llegaba un futbolista francés, el culé de a pie sentía temor y frustración -sentimiento que se puede extrapolar también con los holandeses -Clasificarse para la Champions League y no resultar humillado en los enfrentamientos directos con el máximo rival parecían los únicos objetivos realistas que podía marcarse el club mientras veía como Real Madrid y Valencia se hacían con los elogios en España y Europa.

Sin embargo, todo cambió cuando arribó en el Camp Nou un joven y vitalista brasileño empeñado en divertir y contagiar su sonrisa por toda España. Hablamos de Ronaldinho, que junto con Frank Rijkaard cambió el rumbo del navío blaugrana hacia nuevas tierras repletas de títulos. Nadie tiene más que el Barça desde 2005. Y los nuevos fichajes se aprovecharon de ese momento dulce. Ludovic Giuly (2004-2007), Lilian Thuram (2006-2008), Thierry Henry (2007-2010), Eric Abidal (2007-2013) y Jèrèmy Mathieu (2014-¿?) han saboreado las mieles del triunfo y aunque algunos no han mostrado su mejor versión o no han sido todo lo protagonistas que desearían, ninguno de ellos será recordado por la afición como un desastre. Las victorias todo lo tapan y hacen olvidar, y los franceses de la época reciente en Barcelona se han apoyado en los triunfos para lavar la imagen que sus compatriotas dejasen años atrás.

Es más, varios de los bleus aterrizados en la ciudad condal fueron artífices principales en las Champions conseguidas en 2006 (Giuly) y 2009 (Henry). Mejoraron y ayudaron a los Eto’o, Ronaldinho, Messi, Xavi, Iniesta y compañía y tanto Rijkaard como Guardiola no dudaron en otorgarlos la titularidad. Otro será siempre recordado por aficionados, directivos, compañeros, técnicos y cualquier culé de buen corazón: Eric Abidal.

Su dura situación personal y su compromiso con el Barça lo sitúan como un ejemplo de superación, amor por un club y una ciudad. Umititi y Digne son jóvenes (22 años) y van a formar parte de un equipo que tiene a Messi, Neymar, Luis Suárez o Iniesta entre otros. Solo de ellos depende unirse al equipo de los éxitos o al de los fracasos. Por su bien, y por el del Barça, esperarán ser los primeros; en todos los sentidos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados