Fórmula 1

article title

Fórmula 1: cinco décadas interrumpidas de pilotos brasileños

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La despedida de Felipe Massa ante su gente en el Gran Premio de Brasil encarnó un episodio más que significativo: 2018 será probablemente la primera temporada de Fórmula 1 sin pilotos del gigante sudamericano en casi cinco décadas.

El suceso contiene, además, otro elemento de peso, pues sería la primera vez que no participa un corredor brasileño en el Gran Premio del país.

La carrera, una de las más tradicionales de la Fórmula 1, forma parte del calendario de forma ininterrumpida desde 1973. Se ha disputado en los circuitos de Jacarepaguá (Río de Janeiro) e Interlagos (Sao Paulo) y siempre ha contado con presencia local.

En la prueba inicial, de 1973, el ganador fue Emerson Fittipaldi, que competía en la Fórmula 1 desde 1970. Desde ese año siempre hubo un piloto brasileño en la máxima categoría del motor. Esa cuenta se parará en las próximas semanas.

Fittipaldi, campeón mundial en 1972 y 1974, se convirtió en uno de los grandes animadores de la historia del Gran Premio de su país: venció en 1973, 1974 y llegó segundo en 1975, detrás de su compatriota José Carlos Pace.

El siguiente brasileño que consiguió vencer ante su gente fue Nelson Piquet, que había debutado en la categoría en 1978 y que en 1983, en Jacarepaguá, se ubicó por delante del austríaco Niki Lauda para quedarse con el primer lugar.

Piquet, otro de los grandes representantes brasileños en la historia de la Fórmula 1, volvió a triunfar en su país en 1986, consiguiendo el 1-2 con Ayrton Senna. Se retiró en 1991, con tres campeonatos bajo el brazo.

En uno de los países que más pilotos ha aportado en la historia de la Fórmula 1, justamente fue Senna el siguiente ídolo en aparecer. La primera vez que triunfó en Interlagos fue en 1991, con McLaren-Honda. Lo volvió a hacer en 1993 y abandonó en 1994, en la que sería la antepenúltima carrera de su vida.

El 1 de mayo de 1994, el brasileño, uno de los grandes nombres de la historia del deporte mundial, falleció en un accidente en el Gran Premio de San Marino. A los 34 años, ya había obtenido tres campeonatos de la categoría, en 1988, 1990 y 1991.

Después de Senna, pasó un largo tiempo hasta que un brasileño volvió a quedarse con el Gran Premio de su país. En muchas ocasiones, los simpatizantes locales se ilusionaron con la posible victoria de Rubens Barrichello, pero en 17 participaciones apenas consiguió un tercer puesto, en 2004. Abandonó en 11 ocasiones.

En 2006, en lo que era la última carrera de la temporada, Massa, que entonces contaba 25 años, aprovechó las oportunidades que le brindó una prueba accidentada y volvió a darle el triunfo a un brasileño en su tierra después de 13 años.

El piloto, que, como todos los triunfadores brasileños en el Gran Premio de su país nació en el Estado de Sao Paulo, volvió a repetir la victoria en 2008, un año en el que, además, venció otras cinco carreras y quedó a solo un punto de obtener el título mundial.

Desde entonces, no volvió a haber ganadores locales en el Gran Premio de Brasil, pero siempre hubo participantes. Entre los que formaron parte de la grilla, hay varios pilotos que no lograron consolidarse en la categoría, como Nelson Piquet hijo, Bruno Senna (sobrino de Ayrton) y Felipe Nasr.

El último podio local en Interlagos fue del propio Massa en 2014, en una carrera que ganó el alemán Nico Rosberg. La última vez que un brasileño triunfó en una prueba fue en septiembre de 2009, cuando Barrichello se quedó con el Gran Premio de Italia.

Los brasileños con más chances de aparecer próximamente en la Fórmula 1 son Pietro Fitipaldi (21 años, nieto de Emerson), Pedro Piquet (19 anos, hijo de Nelson) y Sérgio Sette Cámara, también de 19 años. Sin embargo, nada indica que serán parte de la categoría en 2018.

Nasr, otro que contaba con algunas chances, ya anunció que en 2018 correrá en la WeatherTech SportsCar Championship, de Estados Unidos.

Será muy extraño ver en 2018 a la Fórmula 1 sin pilotos de Brasil. Y aún más raro, e inédito, será que no haya presencia local en la tradicional carrera de Interlagos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados