random

article title

Footbonaut: El entrenador del Siglo XXI

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La evolución del fútbol como deporte ha sido y es, tan evidente como necesaria. La preparación de un partido y los métodos de entrenamientos han dado un giro de 180º con respecto a sus inicios pasando por varias etapas a lo largo del proceso. A mediados del Siglo XX, predominaba el fútbol meramente ofensivo. Los equipos atacaban por todos los flancos posibles y no era de extrañar ver a dos equipos con 4-5 delanteros en sus onces titulares.

Posteriormente llegaría la obsesión por defender, con Italia como máximo exponente. Los entrenadores dedicaban más tiempo a la hora de buscar un sistema defensivo óptimo en busca de resultados. Más tarde, la importancia táctica dejó claro que un buen planteamiento inicial, a la vez que el trabajo a balón parado -tanto en ataque como en defensa- también marcaba diferencias con los rivales. En la actualidad, el fútbol de toque está de moda. Futbolistas con rápida capacidad de ejecución, con carácter asociativo y técnica exquisita. El balón como protagonista.

Muy diferentes son los métodos a utilizar para llegar a conseguir un fútbol tan preciso y minucioso. Cada entrenador tiene su procedimiento para llegar a su objetivo, aunque éste sea el mismo. Desde marzo de 2012, el Borussia Dortmund lleva utilizando un modo de entrenamiento novedoso, diferente, original y asombroso. El Footbonaut.

¿Qué es el Footbonaut?

Es una máquina diseñada por el alemán Christian Gütler con la función de mejorar la técnica, el control del balón, la precisión y la velocidad del pase gracias a continuas repeticiones. Se trata de un cubo de unos 370 m² de superficie de césped y en cuyas cuatro paredes se encuentran 64 rectángulos en 2 alturas diferentes -16 en cada pared- llegando alcanzar hasta unos 3 metros de alto. Cada rectángulo consta de una barrera de luces en su perímetro que se encenderá roja en caso de ser lanzamiento de balón (control), o verde si se trata del objetivo (precisión). Eso sí, debe hacerlo antes de que la luz verde se torne naranja (velocidad). En el cubo hay 8 lanzaderas -con 25 balones cada una- dispuestas a disparar de manera ininterrumpida.

La máquina debe ser regulada previamente por el entrenador que deberá ajustar la velocidad a la que salen los balones (desde 60 km/h hasta 120 km/h) al igual que la intensidad con la que salen, o la dirección a la que se quiere enviar el esférico. Alrededor de 1500 sensores registran datos estadísticos a tiempo real y proporcionarán información acerca de la tasa de acierto, el rítmo cardíaco del jugador, la velocidad de ejecución, etc.

Invertir en precisión y tiempo

El coste del Footbonaut dependerá del tamaño y la evolución que se le quiera dar a la máquina. En principio, la diseñada para el Borussia Dortmund (y que a principios de 2014 incorporó el Hoffenheim) está cerca de los 1,8 millones de €, pero se podrían crear Footbonaut de mayores dimensiones que elevarían el presupuesto.

El Footbonaut hace que cada futbolista pueda recibir unos 200 balones en apenas 10 minutos. Un jugador podría necesitar cerca de 4 horas para acercarse a semejante marca en un partido de fútbol. En sesiones de 20 minutos (así las hacía Jürgen Klopp), se pueden hacer los mismos controles y pases que en una semana de entrenamiento, con el ingrediente añadido de la velocidad, que mejorará además de la técnica, la visión periférica del futbolista.

Los jugadores están encantados

Varios han sido ya los futbolistas con la suerte de utilizar el Footbonaut como máquina de entrenamiento. Todos ellos están de acuerdo en algo: Mejora el rendimiento. Mario Götze, actual jugador del Bayern München dijo: “Sólo puedo recomendarlo, es algo alucinante. Una gran oportunidad para mejorar tu técnica y tener una mejor visión de pase. Creo que es una muy buena forma de entrenar”. Marco Reus también cree en este método: “Hay situaciones de partido que tienes que reaccionar de forma rápida. Footbonaut tiene diferentes retos en los que tienes que marcar y debes actuar con rapidez y cuidar la técnica. Es algo importante en un partido de fútbol”. Jürgen Klopp, ex técnico del Borussia Dortmund la define como “La herramienta perfecta” mientra que Mustafa Amini explicó en su presentación: “Es como estar rodeados de 10 colegas que están ahí sólo para servirte balones. Imposible alcanzar este grado de intensidad en un entrenamiento normal”. Lars Ricken, ex jugador del conjunto aurinegro y actual director de fútbol base en el único club que jugó en su carrera dijo, “No puedo pensar en un método de entrenamiento más efectivo que el Footbonaut”.

Un invento hecho a medida, una máquina demasiado artificial en la teoría y lo más cercana al fútbol en la práctica. Una inversión para mejorar el fútbol actual y acelerar el tiempo de trabajo. Una idea brillante y un avance para el deporte donde juegan once contra once, excepto cuando estás dentro de Footbonaut.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados