Baloncesto

article title

Final Four 2015: Olympiacos, Kill Bill III

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Olympiacos llega a Madrid como sorpresa. Es el único equipo que ha ganado la eliminatoria de cuartos con el factor cancha en contra y solo necesitó cuatro partidos. Contra el Barça hemos visto de lo que son capaces tras endosarle un 1-3, ganando el segundo en el Palau y tras recuperar el factor cancha, los dos en el Pireo.

Muchas cosas han cambiado de aquel equipo que ganó contra todo pronóstico a CSKA en la Final Four de 2012 y arrolló al Real Madrid en la de 2013, primero bajo el mando de Ivkovic y luego de Bartzokas. Salieron jugadores importantes como Hines, Law, Papanikolaou, Perperoglou o Antic. Pero hay una cosa, la más importante, que no ha cambiado y su nombre es Vassilis Spanoulis (y Printezis).

Spanoulis es el jugador más determinante del continente en los últimos años. Desde 2009 ha ganado tres Euroligas siendo el MVP en las tres. La primera de ellas en Panathinaikos y tras irse al máximo rival, las otras dos. “Kill Bill promedia esta temporada 14’9 puntos, 5’7 asistencias y 15’5 de valoración.

Pese a los muchos cambios que la plantilla ha sufrido el equipo del que se hizo cargo Giannis Sfairopoulos este verano tiene muchos similitudes con el campeón. Los nuevos han sabido aceptar y rendir en el rol que se les ha dado. Casi todos los fichajes han sido jugador por jugador. El equipo se basa en Spanoulis y su capacidad para anotar y atraer a la defensa contraria, casi siempre desde el pick&roll frontal. Tanto Mantzaris, Sloukas y Lafayette pueden subir la bola, y así lo hacen en muchas ocasiones. En ataque aprovechan los espacios que crea Spanoulis para anotar tanto desde fuera como en penetración. El juego exterior lo completan Matt Lojeski, gran anotador, el ex del Madrid Tremell Darden y el joven griego Ioannis Papapetrou.

En el juego interior encontramos al segundo jugador en importancia de la plantilla, Georgios Printezis. El ala-pívot griego que promedia 12’2 puntos es uno de los héroes de la afición. Al gancho que sentenció a CSKA en 2012 hay que sumar el triple sobre bocina con el que Olympiacos cerró los cuartos frente al Barça (aprovechando las ayudas sobre Spanoulis). Capaz de jugar tanto por dentro como por fuera es un martirio para las defensas rivales. Otro jugador capaz de abrir la pista es Brent Petway. Un gran físico que le permite correr la pista y un tiro de tres más que decente lo hacen un complemento muy importante.

Como pívots encontramos a Bryant Dunston y Othello Hunter que cumplen un rol similar. Dunston llegó como sustituto de Hines y aunque no llega a su nivel se asemeja al ahora jugador de CSKA. Tanto Dunston como Hunter, a pesar de medir 2’03 m, aportan intimidación, rebote, buena defensa y capacidad de correr. Para completar el juego interior, aunque quizás ni los veamos, Michalis Tsairelis y el internacional Vassilis Kavvadas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados