Baloncesto

article title

Final Four 2015: Fenerbahçe, un primerizo con mucha experiencia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Muchos millones, jugadores y entrenadores han hecho falta para que un equipo turco vuelva a disputar la Final Four. El último fue el Efes en 2001, y lo ha hecho por la vía rápida tras ganar 3-0 a Maccabi, actual campeón, en la eliminatoria de cuartos. Fenerbahçe busca ganar la competición por primera vez.

La dirección deportiva se encomendó al entrenador más laureado del viejo continente, Zeljko Obradovic, y éste no ha defraudado, aunque todavía queda lo más importante. La andadura del entrenador serbio, que busca su novena Euroliga, en Turquía comenzó la temporada pasada pero el equipo cayó en el Top 16. Los grandes fichajes del equipo no funcionaron. Jugadores como McCalebb con problemas en un tobillo, y Kleiza, pasado de peso, decepcionaron.

Pero esta temporada la historia es diferente, el equipo lleva un balance de 22-5 en Euroliga con ocho caras nuevas en la plantilla, más de la mitad del equipo. Los fichajes se han adaptado de maravilla a lo que quiere Obradovic y es un equipo muy difícil de batir como han demostrado contra el conjunto israelí.

La dirección del equipo recae en el base griego Nikos Zisis que llegó con el curso ya empezado y hacía cumplir la petición del entrenador de un base puro, y el joven jugador turco Kenan Sipahi (19 años). Aquí es donde el equipo acusa la única baja, el base-escolta Ricky Hickman que llegaba como estrella tras ganar la Euroliga con Maccabi siendo fundamental, se lesionó en el tendón de Aquiles y estará ausente en la cita.

El resto del juego exterior no hace más que subir el nivel de esta plantilla. Andrew Goudelock, fichado esta temporada tras ser MVP de la Eurocup con Unics Kazan y aunque puede actuar también como ‘1’, siendo más un anotador, lo hace normalmente como escolta y este pequeño jugador (1’91 m) es la referencia ofensiva del equipo como sus 16’4 puntos por partido atestiguan. Por algo fue apodado por el mismísimo Kobe Bryant como la ‘mini mamba’. Otro de los grandes fichajes es el del mejor jugador joven de la pasada temporada en la Euroliga, Bogdan Bogdanovic, que llegó precisamente para ocupar el hueco de otro Bogdanovic, Bojan, que partió hacia la NBA.

Tras un gran mundial con Serbia, Bogdan no está decepcionando con un promedio de 10’7 puntos, siendo el cuarto máximo anotador del equipo. La otra pieza importante es uno de los veteranos del equipo con solo 27 años, Emir Preldzic. El internacional turco, que puede actuar también en posiciones interiores, es clave gracias a su gran visión de juego desde sus 2’06 metros, su gran tiro exterior y su buen hacer en los últimos minutos de partido. Completan estas posiciones dos jugadores patrios como Mahmutoglu y Serhat Cetin.

En el juego interior otros cinco hombres de gran calidad. En la posición de ala-pívot casi todos los minutos son para el ex baskonista Nemanja Bjelica. El jugador serbio ha sumado a su inmensa calidad un plus de agresividad y ha dado un paso adelante. Promedia 11’9 puntos, 8’6 rebotes y es el más valorado del equipo con 18’3 (4º de la competición). Otros tres jugadores completan las posiciones interiores: el croata Luka Zoric que aporta defensa y rebote; Semih Erden que ha vuelto al club tras varios años en los que no ha rendido como se esperaba, ya sea en Europa o en la NBA donde estuvo dos temporadas (Boston y Cleveland); y otro de los aciertos en lo que a fichajes se refiere, Jan Vesely.

El checo se fue a la NBA como una de las mayores promesas del continente tras tres temporadas en Partizan con el que consiguió disputar una Final Four y siendo más un alero o ala-pívot con un físico brutal. Tras otras tres temporadas en la NBA en las que jugó mayormente para Washington Wizards tomó la decisión el pasado verano de volver a Europa ante la falta de minutos en la competición estadounidense. Ha vuelto siendo un jugador más interior actuando como ‘4’ o ‘5’ pero con la misma superioridad física, lo que le permite rebotear con facilidad y ser uno de los jugadores más contundentes y espectaculares de la competición. Su mayor problema es el tiro, tanto exterior como desde el tiro libre (45’7% esta temporada).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados