Fútbol Español

article title

La FIFA sanciona a la Federación por los fichajes de menores

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La FIFA sancionó con una multa de 200.000 euros a la Federación Española de Fútbol por infringir la normativa sobre fichaje de jugadores extranjeros menores de edad. “Se ha constatado que la RFEF violó varias disposiciones relativas a los fichajes y la primera inscripción de futbolistas menores de edad extranjeros”, señaló la FIFA en un comunicado.

“En este sentido, se ha impuesto a la RFEF una multa de 200.000 euros y se le ha concedido un periodo de seis meses para que modifique su marco regulatorio y el sistema de transferencia de menores vigente en la actualidad en el país”, agregó el texto. “Por otra parte, de conformidad con los artículos 13 y 14 del Código Disciplinario de la FIFA, se ha impuesto una advertencia y una reprensión contra la Federación”, agregó.

Según explicó el ente rector del fútbol mundial,la investigación se centró en futbolistas menores que participaron en competiciones con el Atlético de Madrid y el Real Madrid durante varios periodos comprendidos entre 2007 y 2014, en el caso del Atlético de Madrid, y entre 2005 y 2014, en el caso del Real Madrid”.

La FIFA sancionó a Real Madrid y Atlético en enero con un año -dos períodos de transferencias- sin poder inscribir jugadores por incumplir la norma de contratación de futbolistas menores de 18 años. Además, prohibió jugar a diversos futbolistas de categorías inferiores hasta regularizar su situación. Ambos clubes recurrieron ante el Comité de Apelación del organismo con sede en Zúrich, que a principios de septiembre ratificó el castigo. Los dos equipos madrileños decidieron entonces elevar su protesta ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

535350672

La FIFA impuso a los dos principales clubes de la capital española la misma condena que al FC Barcelona en 2015. La organización futbolística internacional prohíbe los traspasos internacionales de jugadores menores de 18 años para evitar su desarraigo y protegerlos de la explotación, ya que advierte de que sólo un porcentaje muy pequeño de los que dan el salto a otro país logran llegar al profesionalismo.

Sólo hay tres casos en los que hace una excepción: cuando los padres cambian de país por motivos no relacionados con el fútbol; cuando el traspaso se produce dentro del espacio económico europeo y el jugador tiene entre 16 y 18 años, y cuando el jugador sigue viviendo en su hogar, a menos de 50 kilómetros de la frontera, y juega para un club que tampoco está a más de 50 kilómetros del límite entre los países.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados