Real Oviedo

article title

Saúl Berjón, primera piedra de la reforma del Real Oviedo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La secretaría técnica del Real Oviedo lleva semanas trabajando tanto en fichajes como salidas, por lo que parece que el mes de enero no va a ser tranquilo. Cuando solo faltan dos días para que se abra el mercado de invierno, el club presentará a las 19:30 a Saúl Berjón como primer fichaje. El extremo izquierdo, que militó en el Eibar hasta el pasado verano, acaba de rescindir su contrato con el Pumas de la primera división mexicana. De este modo el equipo azul no tendrá que abonar dinero por su traspaso y ocupará la ficha que ha dejado libre el lateral zurdo Carlos Peña, quien ya se entrena con el Getafe.

El equipo ha llegado a estas vacaciones con un notable bajón de juego y resultados que le ha sacado de las posiciones de playoff que ocupaba desde la jornada 11 y la afición está descontenta. Quiere revulsivos y Saúl Berjón tiene el perfil para serlo. Ya fue pretendido en el mercado veraniego y ahora por fin se ha concretado la vuelta a la que fue su casa en categorías inferiores, donde militó durante siete temporadas. Llega avalado por la experiencia de jugar 63 partidos en Liga Santander durante sus dos temporadas como jugador del Eibar y su más que probado sentimiento oviedista. Es accionista, socio y colaborador habitual en los campus veraniegos.

Con él se arreglarán los problemas en el flanco izquierdo del ataque, que ha sido uno de los puntos débiles del equipo de Fernando Hierro. El jugador natural en esa posición era el uruguayo Martín Alaníz, pero después de cuatro meses de competición solo ha jugado un partido como titular y acumula 110 minutos en los cinco partidos que ha sido convocado. La confianza del entrenador en él es nula y ha sido un ariete, Miguel Linares, quien ha tenido que adaptarse a jugar como extremo.

Capítulo de salida

Para seguir reconstruyendo los errores de planificación, el club debe liberar fichas de una plantilla que se podría llamar paradójica. Son muchos los aficionados que no entienden cómo se ha llegado a configurar un plantel de 25 jugadores, con un solo canterano, cuando las primeras declaraciones del Fernando Hierro fueron que quería una plantilla corta y experimentada que se nutriera del filial.

La salida más inminente podría ser la del mencionado Martín Alaníz, que tiene permiso del club para ausentarse de los entrenamientos hasta el día 2 de enero. Con la llegada de Saúl Berjón pasaría a ser la tercera opción en el puesto.  Y en la posición de mediocentro también es imprescindible hacer hueco, puesto donde Jonathan Vila, con nueve minutos disputados en dos partidos, y Edu Bedia parecen contar muy poco para el cuerpo técnico.

La que no parece muy segura es la salida de Diegui Johannesson, revelación del filial durante la temporada pasada y que no ha debutado aún en la temporada. El hispano-islandés llegó a debutar con la selección de su patria paterna pero aunque a día de hoy no tiene hueco en el once titular, la cesión con la que se especula dejaría al equipo con un solo lateral derecho.

Quién acompañará a Saúl Berjón

La pareja de pivotes tampoco acaba de cuajar y ninguna de las cuatro combinaciones que el entrenador ha probado tiene continuidad. Solo Lucas Torró, la joven perla cedida por la cantera madridista, se ha mantenido en la posición y ha jugado 18 partidos. El Real Oviedo está trabajando para encontrar jugadores interesantes en ambos puestos. Para la creación de juego suena el nombre de Álex Bergantiños, que solo ha jugado un partido de Copa del Rey con el Deportivo de la Coruña, a pesar de haber disputado el año pasado 22 encuentros.

También se está tanteando a Borja Fernández, quien se encuentra actualmente sin equipo, tras volver de la primera división india. A pesar de que en enero cumple 36 años y no encajar en un perfil de proyecto de futuro, sí que ofrece la veteranía que el club quiere para esa parcela. No hay que olvidar que acumula una larga trayectoria en Liga Santander, con ocho temporadas entre Real Madrid, Mallorca, Valladolid, Eibar y Getafe.

Y el centro de la defensa es otra de las carencias que el cuerpo técnico quiere subsanar. La solidez defensiva que les llevó a encadenar siete partidos seguidos con la portería a cero ha quedado en entredicho en los últimos seis partidos. El equipo ha encajado 13 goles, nueve de ellos fuera de casa, y se ha mostrado poco contundente y vulnerable al contragolpe. A pesar de ello, la búsqueda está siendo más lenta y parece difícil que haya novedades en esta parcela antes del reinicio liguero. El equipo azul volverá el 8 de enero a la competición en el Sánchez Pizjuán, para enfrentarse al filial sevillista a las 20:00 horas.

Fotos: Real Oviedo 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados