Baloncesto

article title

FIBA, Euroliga y el ego por bandera

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La brecha ente la Euroliga y la FIBA se agranda a cada semana. La Asamblea General de la máxima competición europea a nivel de clubes, aprobó las fechas clave del calendario de la próxima temporada el pasado julio, y ahí acordaron no detener la competición cuando lleguen las ventanas de selecciones de la FIBA, en las que las se disputarán los encuentros de clasificación para el Mundial 2019.

¿Qué son esas ventanas?

La FIBA, como comúnmente hacen otros deportes como el fútbol, ha organizado parones a lo largo de la temporada para que jueguen las selecciones nacionales, en este caso, que jueguen los partidos clasificatorios para el Mundial 2019.

Al no parar la Euroliga su competición, el lío está servido, ya que se solaparan jornadas de Euroliga con las jornadas de selecciones, por lo que los jugadores no podrán ‘partirse por la mitad’ y deberán decidir si acuden a la llamada de la selección o se quedan con sus clubes.

La Euroliga comenzará el próximo 12 de octubre, con una temporada regular que se acaba el 6 de abril. Después, los ocho primeros clasificados jugarán los play-off de cuartos de final, al mejor de cinco partidos, del 17 de abril al 1 de mayo. El resto de participantes quedarán eliminados y los cuatro ganadores de los cuartos de final disputarán la Final Four 2018.

Según la Euroliga, esta decisión no estará condicionada por ellos, y serán los propios jugadores los que libremente deberán decidir una de las dos opciones. Esta temporada en Euroliga veremos a Real Madrid, FC Barcelona, Baskonia, Unicaja y Valencia Basket en la Euroliga.

La selección por tanto, deberá de preparar una clasificación para el Mundial de China pensando en notables ausencias de jugadores de la NBA, como los hermanos Gasol, los Hernangomez, Rubio, Ibaka, Mirotic, Abrines además del recién retirado Navarro y el todavía convalenciente Sergio Llull. Si además, los clubes no ceden a los jugadores, hombres como Sergio Rodríguez, Fernando San Emeterio, Rudy Fernández, Pierre Oriola, Guillem Vives o Joan Sastre, no podrán acompañar a Scariolo en el gran reto que la selección tendrá el 24 y el 26 de noviembre donde jugarán ante Montenegro y Eslovenia, esta última, actual campeona de Europa tras derrotar en las semifinales a nuestra selección.

¿Conclusión?. Pierde el baloncesto, ante la falta de organización de ambas instituciones, la Euroliga se independizó de la FIBA para montar una liga paralela en la que la mayoría de los clubes siguen adscritos en un sistema que garantiza a los grandes equipos de Europa participar temporada tras temporada hagan lo que hagan durante la temporada regular, una NBA europea montada deprisa y corriendo con el objetivo de hacer de menos las competiciones locales y potenciar la europea con 30 encuentros más los de playoff por cada equipo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados