Fórmula 1

article title

Ferrari, Vettel y la nube de Mercedes

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Sólo se ha disputado el Gran Premio de Australia, todavía quedan otros 19 grandes premios y aún es pronto para decir esto, pero hay muchas razones para afirmarlo de manera rotunda: la Scudería Ferrari con Sebastian Vettel a la cabeza podría acabar provocando que Mercedes AMG F1 baje los pies a la tierra, después de tres años de absoluto dominio en la Fórmula 1.

En Albert Park la Scuderia Ferrari lanzó el primer dardo directo al corazón de Mercedes. Tras ocho días de test donde los de Maranello ya hicieron visible su mejora durante el invierno respecto a 2016, ratificaron el pasado fin de semana en Australia la veracidad de dicha mejora, donde lograron alzarse con la primera victoria de la temporada, sacando casi 10 segundos a Mercedes al final de la carrera.

Ya en clasificación, Sebastian Vettel consiguió acabar en primera línea, por delante del Mercedes de Bottas y a poco más de dos décimas del de Lewis Hamilton, quien logró la Pole. Ferrari demostraba así su paso adelante, a pesar de un Kimi Räikkönen, que se quedaba cuarto a casi un segundo del tiempo del piloto inglés.

Hamilton y Vettel en el podio del GP Australia | SAEED KHAN/AFP/Getty Images

Una vez en carrera, con una estrategia perfectamente diseñada por el equipo italiano, consiguieron que el piloto alemán lograra el adelantamiento a Lewis Hamilton en boxes, llevando a Sebastian Vettel a un liderato que después aferró con el gran ritmo que demostró el SF70H en carrera. Por otro lado, Bottas llevó a su Mercedes hasta la cuarta plaza, acabando a poco más de un segundo de su compañero, mientras que Räikkönen no pasó del cuarto lugar, quedando a más de 10 segundos de Bottas.

¿Por qué Ferrari y, sobre todo, Vettel? Obvio, el piloto alemán es mucho más rápido cuando se adapta al coche y funciona a la perfección, y parece que este año por fin tiene esa conexión especial. Por otro lado, Kimi Räikkönen ya no está al nivel de aquel piloto que se logró ser Campeón del Mundo de F1, y como ya demostró en Melbourne no pudo competir con el nivel de su compañero de equipo y tampoco con el de Mercedes.

Todavía es pronto para descifrar que pasará en las próximas carreras… Pero esperamos que Ferrari no acabe diluyéndose y consiga plantar cara a Mercedes esta temporada, algo que beneficiaría a la competición, ya que los últimos tres años habían sido un monólogo de las flechas plateadas. Seguro que Vettel y Hamilton nos ofrecen una gran disputa en pista, la incógnita será si Bottas y Räikkönen consiguen sumarse.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados