Fórmula 1

article title

Ferrari busca respuestas tras la catástrofe de Singapur

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La música y los cánticos en el motorhome de Mercedes se escucharon con fuerza hasta entrada la madrugada de Singapur. No debe haber resultado sencillo dormir para los miembros de Ferrari y especialmente para Sebastian Vettel tras el domingo “catastrófico” de la escudería italiana.

“La pelea no ha terminado, solo será más difícil”, intentó estimular Maurizio Arrivabene, el jefe de Ferrari, quien pidió competir con “el Cavallino Rampante en el corazón” y luchar hasta la última curva. Los ánimos en el equipo, sin embargo, estaban por el suelo.

“La catástrofe de todas las catástrofes”, resumió el diario italiano La Gazzetta dello Sport la debacle de Ferrari en Marina Bay. “Ni en las peores pesadillas podrían haberse imaginado algo así”.

El abandono de Vettel y Kimi Raikkonen en el inicio de carrera tras un triple choque con el Red Bull de Max Verstappen dejó a Ferrari en una situación crítica. A falta de seis pruebas para el final del campeonato de Fórmula 1, el británico Lewis Hamilton lleva 28 puntos de ventaja sobre Vettel, la mayor distancia de toda la temporada.

El piloto alemán, que partía en la pole, quedó en el centro de las miradas por el incidente en la largada. Que los comisarios de carrera no lo hayan señalado como responsable principal del choque -como tampoco a Raikkonen o Verstappen- difícilmente le sirva de consuelo.

“Cinco segundos que Sebastian Vettel nunca olvidará”, evaluó hoy el diario La Stampa. Es que su sueño de lograr su primer título mundial con Ferrari, el equipo que admiró desde niño, sufrió un golpe casi decisivo.

“No es el fin del mundo”, dijo no obstante Vettel tras su brevísima carrera. El alemán tiene antecedentes a los que aferrarse. En 2010, cuando conducía para Red Bull, fue por primera vez campeón mundial tras remontar 31 puntos a Hamilton, entonces en McLaren. Y en 2012 llegó tener una desventaja de 42 puntos respecto del español Fernando Alonso antes de lograr su tercera victoria con el equipo energético.

Las 12 horas de vuelo de regreso a Europa, sin embargo, no deben haber sido fáciles para Vettel, que buscará tranquilidad en su casa en Suiza antes de ir en busca de la recuperación en dos semanas en Malasia. El alemán perdió 44 puntos respecto de Hamilton en las tres carreras disputadas tras el receso de mitad de año.

De ser líder con 14 puntos de ventaja pasó a tener a Hamilton a más de una carrera de distancia. Y tampoco puede descuidarse de Valtteri Bottas, que tras su tercer puesto en Marina Bay le sigue a 23 puntos con el otro Mercedes.

Los ánimos en las “flechas de plata”, lógicamente, eran todo lo contrario. El máximo responsable de Mercedes, Toto Wolff, permitió celebrar con alcohol en el vuelo de regreso junto a Hamilton en el avión privado de Niki Lauda, jefe del consejo de vigilancia del equipo.

Los números invitan a Mercedes a soñar con un nuevo título. No solo por las tres victorias seguidas de Hamilton en Bélgica, Italia (en la casa de Ferrari) y Singapur, sino porque el calendario de fin de año es un terreno habitualmente favorable para las “flechas de plata”.

15 de las últimas 17 carreras en Malasia, Japón, México (solo hubo dos ediciones), Estados Unidos, Brasil y Abu Dabi se decidieron en favor de Mercedes. Y si bien la Fórmula 1 ha demostrado ser esta temporada una caja de sorpresas, el equipo campeón parece haber dado un golpe psicológico decisivo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados