Fútbol sala

article title

Ferrao se pone a 100

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El mejor pívot de la temporada pasada – reconocimiento de la LNFS mediante – está de enhorabuena por partida doble. Por un lado, quiere repetir galardón y acumula ya seis goles en los primeros cuatro partidos, con los que ha situado al Barça como único equipo que ha vencido en todas las jornadas disputadas. Por otro lado celebra una efeméride que no está al alcance de cualquiera: con los dos tantos ante O Parrulo, supera los cien goles desde que llegó al FC Barcelona Lassa en junio de 2014.

Ferrao pertenece a esa especie en peligro de extinción en el fútbol sala que son los pívots de referencia. Hablamos de esos jugadores que saben meter culo para proteger el balón, que juegan de espaldas a las mil maravillas, y que no solo descarga para sus compañeros, sino que se gira y golpea de maravilla con cualquier pierna, haciendo de su defensa una tarea agotadora. Un jugador especialista que requiere un cierre de fijación, que sepa forcejear y que provoca cada partido emparejamientos explosivos.

 

 

El jugador de Chapecó, en poco más de tres temporadas, ha conseguido el hito de superar los cien goles en partidos oficiales con el Barça. El jugador llegó con la vitola de estrella – el club pagó 200.000 dólares por su traspaso al Tyumen, tras convertirse en el máximo goleador de la Superliga de Rusia en su última temporada – y no tardó en demostrar de qué pasta estaba hecho, adaptándose rápidamente al estilo de juego tanto de Carmona primero como de Plaza más tarde.

A los 89 tantos en liga que cuenta en su haber, hay que sumar seis en la Copa del Rey, otros dos en la Copa de España (único lunar del ‘11’ culé) y tres en la UEFA Futsal Cup. Pese a que los registros de su segunda temporada empeoraron (24 goles frente a los 31 de su año de debut), fue la temporada pasada cuando explotó hasta los 40 tantos, 37 de ellos en liga. Con ellos consiguió ser el primer jugador del Barcelona Lassa que conseguía proclamarse máximo goleador de la LNFS.

Ahora, superado el reto de los 100 y tras haber sido pichichi y mejor pívot de la LNFS, el jugador de 26 años se puede marcar otros objetivos aún más complicados. En el plano colectivo, busca ganar los títulos que se le resisten, en gran medida por la sucesión de éxitos que acumula Inter desde un año antes de la llegada del propio Ferrao. En el personal tiene dos retos por delante, ambos muy complicados. Uno, alcanzar a su compañero Sergio Lozano, actual máximo goleador en activo del Barça (199 goles). Y si el chapecoense no se quiere frenar ahí, más lejos queda el récord absoluto del club azulgrana: los 247 goles de su compatriota Wilde, conseguidos en las seis temporadas que vistió como azulgrana. El Barça celebra la ambición del brasileño. Los rivales lo lamentan. Y nosotros lo disfrutamos.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados