Se habla de:

Fórmula 1

article title

Fernando Alonso, ¿tan malo es?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En la mayoría de ocasiones en las que se habla de Fernando Alonso, siempre suele salir una crítica poco constructiva hacia él. “Esta muy sobrevalorado”, “es un gafe”, “no es un piloto de equipo”, “sus mecánicos no le quieren”, “está en la Fórmula 1 solo por dinero” son algunas de las muchas frases que se utilizan para desprestigiar al piloto español. Tras escuchar una y otra vez estos argumentos como respuesta a cuando una persona habla bien del asturiano, me planteo si de verdad es tan malo como dicen.

Pues bien, comencemos por el primer punto, lo que saldrá en casi todos los libros de historia de la Fórmula 1 que se consulten, si están actualizados hasta 2006. Alonso tiene en su haber dos títulos mundiales. Solo hay 10 pilotos que han competido en Fórmula 1 con más títulos que Fernando.  Y entonces es cuando se pronuncia la palabra mágica: ‘mass damper’. Este amortiguador de masas fue un elemento que montó el Renault de Alonso desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006, fecha en la que la FIA lo declaró ilegal. Tras haberlo dado por legal, la Federación tomó una segunda consideración meses más adelante, prohibiéndolo.

Es un tópico decir que sin el ‘mass damper’, Alonso no habría sido Campeón del Mundo. Quitemos los puntos que ganó Fernando y el piloto que quedó segundo en la lucha por el título, y veamos si sin el famoso sistema el español consiguió más o menos puntos que su rival:

Temporada 2005

Renault comenzó a usar el ‘mass damper’ en septiembre de 2005. Los puntos que obtuvo Fernando Alonso en las 14 carreras previas a la fecha fueron 95. Su rival por el título en este año fue Kimi Räikkönen. El entonces piloto de McLaren Mercedes cosechó un total de 71 puntos. El español consiguió 24 de ventaja sobre su rival. Con el ‘mass damper’ ya instalado ganó el campeonato con una ventaja inferior a la que tenía previa a su uso: 21 puntos.

Fernando Alonso, 2006 | Getty

Temporada 2006

Se disputaron un total de 13 Grandes Premios hasta que se prohibió el uso del citado sistema. Durante estas 13 primeras citas Fernando Alonso pudo acumular un total de 100 puntos. Su rival en la tabla era Michael Schumacher, que consiguió un total de 90. Tras su prohibición, en las cinco carreras restante el piloto de Renault consiguió 34 puntos, mientras que Schumacher consiguió 31 puntos.

De los datos se desprenden que durante el uso del ‘mass damper’ la ventaja de puntos no fue muy grande. Es más, en 2005 su ventaja hasta se vio reducida:  -3 puntos durante 2005 y 10 puntos en 13 carreras durante 2006. Y por último, mientras no estaba en uso el ya famoso sistema, Fernando Alonso consiguió más puntos que su rival: 24 en 2005 y 10 en 2006.

Prosigamos en el tiempo: tras dos años gloriosos en Renault, decidió poner rumbo a McLaren. Los franceses entraban en decadencia, hecho que podemos ver en el resultado de la temporada 2007 de Fórmula 1: terceros en el campeonato de constructores, pero con cuatro veces menos puntos que Ferrari, el ganador del año. Decir que Fernando Alonso se equivocó al elegir McLaren creo que es un error. Sí que es cierto que lo que vivió en esa temporada fue un auténtico esperpento, ya que el equipo no quería que ganara él, sino Lewis Hamilton. Pero si quería luchar por el título, su sitio era McLaren. No lo pudo conseguir.

A partir de esta fecha, comienza lo que muchos llaman “el gafe de Fernando Alonso”. En 2008, tras la situación que vivió con los de Woking, decidió volver a Renault. Fueron dos años en los que el español no tuvo opciones de luchar por el título, pero su espera en la escudería francesa tenía un objetivo: dar el salto a Ferrari cuando fuera posible. Antes de iniciar su segunda etapa en Renault, rechazó una oferta de Red Bull con la esperanza de poder vestir algún día de rojo. Dos años después, los austriacos comenzaron una racha ganadora que duró cuatro años.

LEER MÁS: Otro año perdido para Alonso

¿Erró al no fichar por Red Bull? La marca de la bebida energética quería firmar un contrato por dos o tres años. En ese momento, el español buscaba uno de un año para después intentar dar el salto a un grande. Red Bull venía de ser quintos en 2007 y su resultado en 2008 fue séptimo en el campeonato de constructores. En 2007, los austriacos no parecían ser una buena opción, ¿que fue gafe y podría haber firmado con ellos? Pues sí. Pero si a un piloto le ponen por delante un equipo de mitad de parrilla o esperar un par de años para pilotar un Ferrari, creo que el 90%, por no decir el 100%, elegiría a los italianos.

Una vez con los de Maranello parecía que Fernando podría volver a ganar campeonatos. Así fue tanto en 2010 como en 2012, años en los que llegó a la última carrera con opciones de poder ser Campeón del Mundo. Una estrategia equivocada en la última carrera le apartó de su tercera corona en 2010. En 2012 no pudo hacer más con un Ferrari bastante inferior al Red Bull. De estos años podemos concluir que si Alonso no ganó un Mundial vestido de rojo no fue por su culpa, si no por fallos puntuales de estrategia, o simplemente porque el Ferrari no era un coche para ganar. Su apuesta finalmente le salió mal, pero no se puede decir que no demostrara su talento, siendo en más de una ocasión, considerado mejor piloto por los jefes de equipo.

Su periplo en la escudería italiana duró cinco temporadas. El español decidió abandonar Maranello al ver que no tenía opción de ganar un título al volante del monoplaza italiano. ¿Hizo mal marchándose? No lo creo. El ambiente en Ferrari no era muy bueno y lo mejor para los dos era que Fernando se marchara. ¿Qué opciones tenía? Siendo sinceros, solo McLaren Honda.

El bicampeón del mundo declaró en alguna ocasión que se llegó a proponer un trueque entre Hamilton y él, hecho que nunca llegó a suceder. Se marchaba de Ferrari y en Red Bull siguen una política de jóvenes pilotos. Viendo que en Mercedes no iba a haber cambios, el único equipo que le quedaba con un proyecto que tuviera como meta ganar el título era McLaren Honda. El asturiano firmó con el equipo de su infancia, un sueño hecho realidad. Pero desde 2015 este sueño se convirtió en pesadilla. La apuesta anglo-nipona no dio resultado y pasó de luchar por podios a luchar por no abandonar. Un auténtico frenazo en su carrera. ¿Se equivocó al fichar por McLaren Honda? Si vemos los resultados, seguramente pensemos que sí, pero si analizamos el resto de equipos, ¿a dónde podía ir? Era su única salida.

Alonso y Hamilton, pareja poco avenida en McLaren | Getty

A pesar de este hundimiento en McLaren, Alonso siempre ha demostrado que no está en este equipo por los treinta millones que cobra, el quiere ganar y es un piloto competitivo. Así lo demostró durante la clasificación del GP de Hungría de 2015, cuando se bajó del coche tras una avería y lo empujó hasta la calle de boxes para que pudieran arreglar el problema. No pudo salir, pero el gesto de compromiso y ganas de trabajo no se lo puede quitar nadie.

Tras analizar la trayectoria de Fernando desde 2006 podemos llegar a la conclusión de que ha estado en el sitio equivocado en el momento equivocado. En 2007 favoritismo hacia Lewis Hamilton, en 2008 perdió la oportunidad de ir a Red Bull por tal de esperar a Ferrari. Mientras que estuvo en Ferrari pasó por una de las peores rachas de los italianos en la Fórmula 1. Al escapar a su única alternativa posible, resulta que esta es mucho peor de lo que ya tenía.

Tras leer el anterior párrafo podrás pensar: es gafe. Bien, es una opción. Pero recuerda que tiene dos títulos mundiales. ¿Que podrían haber sido más? Pues sí, pero aplícale la misma vara de medir a otros pilotos como Coulthard, Räikkönen o Button. ¿O acaso es que ellos son malos?Para ganar en Fórmula 1 se tienen que dar muchas circunstancias a la vez. A Fernando Alonso le pasó durante dos años seguidos, podría no haberle ocurrido nunca.

Su pilotaje se demuestra a lo largo de los años que es muy bueno, si es el mejor o no eso ya depende de cada punto de vista. Su compromiso es evidente. Y por último y ya para concluir: ¿que ha estado en el lugar equivocado y en el momento equivocado y eso es culpa de sus decisiones? Pues sí. Pero nadie puede ver el futuro. En el momento de cada fichaje todos lo veían como la opción más lógica. Una vez pasado el tiempo se demuestra que no fue así, pero eso no lleva consigo el que Fernando Alonso sea un mal piloto, simplemente no ha tenido la oportunidad, en multitud de ocasiones de tener en sus manos un monoplaza con opciones reales de luchar por el título.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR