Champions League

article title

FC Porto en la noche europea perfecta*

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Estádio Do Dragao se vestía de gala para el partido más importante hasta ahora de 2015 y seguramente de toda la temporada. Tras el empate a uno de la ida en un mal partido de los portistas,el Basilea llegaba con la eliminatoria abierta, con noventa minutos por delante para defender y apuntillar a la contra. Paulo Sousa pisaba Do Dragao con su impecable traje tres piezas consciente de que el milagro, un año más, era posible. Como contraste, la bufanda de Lopetegui, que merecería por si sola una columna en GQ.

Ya sobre el tapete, la alineación local dejó tan solo una media sorpresa, la permanencia de Evandro en el once local, en un gran estado de forma tras haber sido infrautilizado durante la temporada, y depaso, dejando en el banco al pequeño Oliver Torres. La entrada de Aboubakar en el once por la lesión de Jackson Martinez el pasado viernes, se antojaba mucho más negativa de lo que realmente fue.

El partido arrancó con dominio total de los locales, asociándose en un mediocampo en el que cada vez Casemiro y Herrera son más grandes. Y quizá para evitar el “runrun” sobre la bufanda de Lopetegui, Brahimi casi desaparecido desde su vuelta de la CAN transformó una falta en la frontal del área en un golazo que ponía en ventaja a los lusos al albor de los veinte minutos. Quinto gol del ex del Granada en Champions League. Lejos de la reacción visitante, la primera parte continuó siendo de dominio local, obligando al meta local Fabiano a estirarse apenas en un par de ocasiones. Discusión aparte que Derlis Gonzalez y Gashi no debiesen ver la ducha antes de tiempo; la mal llamada intensidad.

Tras la reanudación, y antes de la previsible reacción de los visitantes, recibe Herrera en la frotal del área y con un disparo de rosca pone el balón en el fondo de la red. Segundo gol local y mucho que remar para los suízos. A partir de ahí, el encuentro se quedó sin historia. Los de Lopetegui, amos y señores del partido, redondeaban el que quizá haya sido su mejor partido de la temporada. Y la bufanda seguía al cuello de Julen.

MOREIRENSE vs FC PORTO - 2014/15 - JOGO - 20a JORNADA - I LIGA

Si ambos goles habían sido muy notables, Casemiro a balón parado desde unos treinta metros ponía el esférico en la escuadra de un desafortunado Vaclik firmando un precioso tres a cero que no hacía más que certificar la clasificación portista. Y como si el equipo quisiese demostrar lo vivo que está, como tratando de hacer desaparecer los fantasmas que aún sobrevuelan a este “nuevo” FC Porto, más presión, más hambre… Y mas gol. Fruto de la presión de Cristian Tello (espectacular el último mes del catalán), Aboubakar encaraba la portería suíza y de potente disparo (también a la escuadra) ponía el definitivo cuatro a cero, que coloca a este Porto como el “dark horse” de cara a los cuartos de final.

Noche de gala en Do Dragao. Victoria incontestable de un FC Porto que hoy venció y convenció, golpe de crédito al planteamiento de Julen Lopetegui. Olvidemos su bufanda.

*A excepción de la bufanda de Lopetegui

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados