Se habla de:

NFL

article title

Falcons y Patriots medirán sus fuerzas en la SuperBowl

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Desde que comenzase la temporada en la NFL todo el mundo esperaba este momento, la hora de conocer los elegidos para disputarse el título. No son muchos los meses que han transcurrido desde entonces, pero la dureza del camino ha sido tal, que parece un mundo. Sin embargo ahí están, dos equipos en pie al final del viaje. Atlanta y New England han pasado todos los obstáculos y ahora se encuentran frente a frente en la última parada.

Los Falcons alcanzan una SuperBowl por segunda vez en su historia, y lo cierto es que cuentan con muchas opciones de vengar aquella final perdida ante Denver en 1998, y poner un primer trofeo de campeón en sus vitrinas ante los Patriots.

El increíble ataque de Atlanta ha causado sensación este año, y no es para menos teniendo en cuenta el nivel de la ofensiva. Matt Ryan ha explotado todo su potencial hasta límites desconocidos, y a su lado, Julio Jones, ha cuajado una campaña extraordinaria en labores de recepción, proclamando por todo lo alto que son una de las mejores parejas de la liga.

Julio Jones | Getty

La línea ofensiva no se ha quedado atrás, y se ha mostrado fuerte y sin fisuras en todo el curso, abriendo espacios en la defensa rival que han sido aprovechados por uno de los dúos más potentes por vía terrestre en la NFL, Devonta Freeman y Tevin Coleman. Con todos estos nombres, y sus correspondientes actuaciones a lo largo de la temporada, no es una sorpresa que con el balón en su poder, sean casi imparables. Así lo demostraron en la final de conferencia, donde pasaron por encima de los Packers. Aaron Rodgers solo pudo mirar como Matt Ryan completaba 392 yardas de pase para 4 TD, comandando a los suyos hasta el triunfo. Además, la defensa está rindiendo a buen nivel y se augura que lo mantenga hasta la SuperBowl.

Con las cartas sobre la mesa, su rival debería temblar por medirse a un equipo en tal forma, pero su adversario no parece conocer ni el miedo ni los efectos por el paso del tiempo. New England sigue como los últimos años, peleando hasta el final y añadiendo logros a su leyenda. Bill Belichick, entrenador jefe de los Patriots, tiene gran culpa de este éxito, gracias a un libro de jugadas mágicos y sin final escrito. Sigue sacándose jugadas de la manga cada semana.

Belichick dirige desde la banda, y a pie de campo es Tom Brady quien habla en su nombre. El líder del ataque patriota demuestra un gran fiabilidad desde el pase, y si nos paramos a ver sus registros, parecen sacados de una película de ficción.

El quarterback, nacido en California hace 39 años, no cuenta con su fiel compañero, Rob Gronkowski, pero ello no le ha frenado para sumar yardas de pase. Edelman y Hogan (entre otros) se han puesto a recibir un pase tras otro en estos playoffs, y las defensas enemigas deben tener pesadillas con sus movimientos sobre el campo. No obstante, la carrera ha crecido de manera exponencial, ya que a un Blount, inconmensurable a lo largo de la temporada regular, se ha unido un Dion Lewis en plena racha.

Julian Edelman, el socio perfecto para Tom Brady sin Gronk | Getty

Todos estos jugadores conforman una ofensiva letal, respaldado por una defensa que, sin acaparar las miradas, sostiene un nivel de rendimiento elevadísimo en cada choque, en especial una secundaria temida en toda la liga, donde figuran nombres como Malcolm Butler o Logan Ryan.

Un equipo completo que en la final de conferencia ante los Steelers no dio opción a una posible sorpresa, y suma un nuevo triunfo, una nueva SuperBowl y quién sabe si también sumará un nuevo campeonato. La historia de los Patriots no parece tener fin, y ante los Falcons, el cinco de febrero (madrugada del seis en España), prometen ofrecer un duelo épico.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados