Se habla de:

Fútbol inglés

article title

FA Cup, brillante compendio final

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ilie OLEART – Durante la semana previa a la final de la FA Cup de este sábado, el optimismo se apoderó de los aficionados del Aston Villa. Nadie les podrá culpar por ello. A pesar de ser un histórico del fútbol inglés con una Copa de Europa en sus vitrinas y participación ininterrumpida en la Premier League desde su creación en 1992, los Villanos han vivido un último lustro negro.

Desde que Martin O’Neill se marchó por la puerta de atrás en el verano de 2010, el declive del club de Birmingham ha sido imparable. Gérard Houllier estuvo media temporada hasta que sus problemas de salud le apartaron del banquillo. Le sustituyó Alex McLeish, al que los aficionados no le perdonaron jamás que viniera del eterno rival. Paul Lambert jamás cumplió las expectativas depositadas en él y acabó siendo despedido este año. Su sustituto Tim Sherwood ha logrado salvar al club del descenso pero las dudas se ciernen sobre el futuro.

El dueño Randy Lerner, desencantado con el club y repudiado por los aficionados, puso el club en venta hace ya un año pero sigue sin recibir ofertas que alcancen su precio de salida. Mientras, ha decidido aplicar una política de austeridad que tiene al club anclado en la zona baja desde hace años.

Así que la final de FA Cup tras la brillante victoria en semifinales ante el Liverpool fue recibida en Villa Park con euforia. Pero entre los Villanos y la Copa se encontraba el mejor equipo inglés de 2015. Los noventa minutos del Arsenal en Wembley han representado un brillante compendio del excelente juego de los londinenses desde el cambio de año. Un equipo sólido en defensa, punzante con el balón e incluso pragmático cuando así lo exige el guión.

Los londinenses jamás concedieron la más mínima oportunidad a sus rivales. Apretaron y apretaron hasta que el gol inicial cayó de maduro como la manzana de Isaac Newton. Theo Walcott, sustituto de Olivier Giroud, desatinado en estos últimos dos meses, acabó con la resistencia del Villa con un preciso disparo al borde del descanso.

Tim Sherwood jamás acertó a desactivar el juego rival. Los Gunners, con un Francis Coquelin imperial en el corte y Santi Cazorla dictando el juego, hicieron y deshicieron a su antojo. Los goles fueron cayendo en la segunda parte. Alexis Sánchez marcó el segundo con un potente disparo, Per Mertesacker sentenció de cabeza y Giroud puso la guinda en el descuento.

El Arsenal acaba la temporada presentando su candidatura al título en 2015-16. Héctor Bellerín y Francis Coquelin han irrumpido con fuerza en el primer equipo y se han consolidado en el once titular. David Ospina y Alexis Sánchez han cubierto unas carencias históricas ya en el Emirates: la fiabilidad en la portería local y la puntería en la ajena. Mesut Özil, Santi Cazorla y Aaron Ramsey cada vez se entienden mejor.

Arsène Wenger comenzó la temporada siendo increpado por sus propios aficionados tras caer estrepitosamente en Stoke-on-Trent y la acaba aclamado. Un par o tres de fichajes de primer nivel (un goleador es una necesidad imperiosa y posiblemente un medio centro defensivo) este verano podrían permitirle salir a hombros el próximo. Se avecinan buenos tiempos para los Gooners.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados