Levante

article title

Exigencia, derrotismo y abandono en el Levante

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No estaría bien englobar a todos los aficionados granotas a la hora de hablar de ellos, pero en el Levante – Girona, una gran parte de estos han demostrado que abandonan al equipo cuando todo va mal.

Es cierto que el equipo levantinista ha entregado el balón al rival desde el primer minuto, en una primera parte soporífera en la que las ocasiones eran para el Girona y el primer tiro a puerta de los blaugrana, ha sido en el minuto 30. En la reanudación cuando mejor estaba jugando el equipo local, gracias a una presión asfixiante a los centrales que iniciaban la jugada catalana, llegó la peor noticia. Borja Garcia se quedaba liberado en la frontal y probaba a Raúl con un tiro fuerte y seco, que no pudo atajar y acabó al fondo de la red.

Ya en la primera mitad la afición había comenzado a silbar en el minuto 20. En la segunda parte continuaron los pitos, esta vez discutiendo una sustitución de Muñiz. Se retiraba Bardhi, entraba Boateng, en el minuto 66. El Levante continuaba atacando ante un Girona que después del gol, como es lógico, cambio la defensa, de tres hombres pasó a acumular 5 hombres en la zaga, cosa que hacía imposible aproximarse a las inmediaciones del área rival. El mazazo catalán llegó después de la sustitución de Pedro López por Samu García. Mientras Muñiz renunciaba a la defensa, una contra de libro del Girona la finiquitó Stuani en boca de gol que provocó, los pitos, el cabreo y el abandono del estadio por parte de la afición.

 

 

Una afición (repito, no hablo de cada uno de los aficionados) exigente que viene de ganar la Liga en Segunda División, está pagando los platos rotos con los que menos culpa tienen, jugadores y técnicos. Gestos feos que demuestran que muchos de ellos no están al lado del equipo, sino que cada fin de semana van a ver un poco de fútbol y vuelven a casa. Una afición que imagina que la Primera División, será un paseo como el año anterior. Porque como esta misma mañana ha dicho un aficionado que se ha quedado hasta el minuto 90: “Qué fácil es criticar, me gustaría verlos jugando a fútbol”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados