Fútbol Español

article title

La valentía de Eusebio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tiene que ser difícil. Imagina que nunca has entrenado a un equipo de Primera división y te dan una plantilla que un ex del Manchester United no ha sabido darle su toque. Eusebio había estado en el Barça B pero debía cambiar a la Real Sociedad. Más que cambiarla, otorgarla un estilo y a la vez mejorar los resultados. El descenso acechaba.

El final de la historia del párrafo anterior, en resumidas cuentas, acaba con sonrisas y con perdices en la boca del protagonista porque sus chicos se salvaron. Pero este ha sido el curso donde los txuriurdines se han sentido ellos mismos, a pesar de sus inicios. El dieciocho de septiembre los de Eusebio visitaron el Madrigal para enfrentarse al Villarreal. Los vascos salieron con un once de jugones. En el doble pivote Illarramendi con Zurutuza; en la mediapunta estaban Concha, Prieto y Vela y arriba Willian José. La pregunta es: ¿Quién destruye? No hay respuesta. El submarino amarillo ganó 2-1 con una Real superada en el centro del campo. ¿Cambiaron algo? Absolutamente no.

LEER MÁS: Carlos Vela vuelve a lucir

Los jugadores, con el paso de las jornadas, han ido entendiendo mejor su rol. Illarramendi es el líder, el que mima la pelota y la distribuye. Zurutuza, el Iniesta ‘low cost’ según algunos, es el encargado de llegar y de asociarse con los de arriba, aquella línea de tres con Prieto, Oyarzabal y Vela. El primero tiene una carrera que vale más que lo diga un simple estudiante de periodismo. El segundo, el más joven, es capaz de pasar y de meter goles siendo un adolescente. Y luego está Carlos Vela. El mexicano llegó hace más de un lustro a Anoeta y allí saben que su fútbol vale quilates. El de Cancún se mueve bien y encima su habilidad roza la exquisitez. Pura poesía.

Al final, uno se deja llevar. La gente alucina con los futbolistas de ataque pero en la parte de atrás la Real también va sobrada. Allí se coloca Iñigo un central de condiciones espectaculares y con un manejo del balón magnífico. Su conexión con Illarra es suficiente para que Eusebio piense en Europa. Y sí, para la conclusión cito a Willian José que presiona y desatasca la salida cuando el tándem mencionado anteriormente no se encuentra. Para que no se diga que a los defensas los menciono los últimos, aunque eso da igual ya que es el colectivo el que da los puntos. Puntos y espectáculo. La Real Sociedad, señoras y señores, ha vuelto.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados