article title

Europa League, el Valencia descabella en el exilio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Domingo ORTÍZ – Era la puesta de largo en la Europa League tras dos meses de parón. El escenario dantesco y atroz que está viviendo Kiev con los manifestantes opositores a Yanukóvich y la policía desvió el partido a Chipre. A Nicosia exactamente. Pero le costó a la UEFA. No le bastaba al máximo organismo con ver numerosas muertes, incendios, barricadas y una Plaza destrozada. Esperó a que metódicamente se subiera el Valencia en el avión para llegar a la conclusión que no era la mejor opción celebrar el choque en la capital ucraniana. Unos eruditos. Dos semanas atrás ya solicitaron los ché el cambio de sede porque los problemas afloraron, pero ni recrudeciéndose la situación de forma galopante provocó que imperara el sentido común. Al menos hasta el día anterior del encuentro.

Con ese prólogo llegaban los de Pizzi a la ida de los dieciseisavos de final de la segunda competición europea. No era el mejor contexto para ser optimistas. No invitaban los antecedentes a un partido plácido y convincente. Pero el equipo se sobrepuso. A todo y a todos. Logró un 0-2 en el GSP Stadium, con goles de un Vargas extraordinario desde su incursión en el campo en la segunda mitad y de Sofiane Feghouli y dejó (prácticamente) sellada la eliminatoria.

El Dinamo de Kiev acusó las bajas de Yarmolenko, el zurdito de oro y mejor jugador de los ucranianos y la de su delantero estrella Dieumerci Mbokani. Supuso cierta serenidad y un axiomático sosiego para la defensa blanquinegra –ayer con la senyera- no tener que mirar a los ojos a los dos bovinos del este. Le valió al Valencia con aguantar el resultado hasta la segunda mitad y esperar a que los cohetes del banquillo revolucionaran el partido y llevaran al límite físico a un equipo que llevaba dos meses sin competir.

Vargas y Feghouli llevaron la sonrisa en el destierro. La media hora del chileno fue maravillosa. Hizo todo bien. Avisó con varios cabezazos y posteriores estiradas felinas de Rybka. Hasta que mandó el cuero a la red. En otro córner ejecutado de manual por Parejo. Desde el gol, incordio, caída a bandas, descongestión del juego, asistencias… Un abanico de ‘highlights’. Se aventuran grandes tardes en Mestalla con ‘Edu’ Varguitas. Más atrotinado salió Feghouli al campo, pero su estado de forma es tal, que con poco marca diferencias. Su gol relamió a la suerte. Tras una contra perfecta por la derecha entre Barragán y Joao, el centro del portugués lo remachó el argelino. Iba fuera. Quizás a Kiev, pero impactó en un defensor local y se acabó colando. El marcador hizo justicia.


Incidentes en la ciudad de Kiev | Getty Images

Todo lo contrario que en el lugar donde la UEFA quería mandar al Valencia. En Kiev ya luchan a tiro limpio. Los francotiradores han sembrado el terror en las calles del centro, donde los disparos de Kaláshnikov se han sumado al ruido de palos, barras metálicas y cócteles molotov en los choques callejeros entre manifestantes y policías, causando ya cerca de un centenar de muertos. En esta coyuntura no existe la justicia ni la sensatez. Menos mal que la sesera de la UEFA cambió el plan de vuelos. Donde los de Pizzi rozaron las nubes en una segunda parte inusitada.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados