Baloncesto

article title

Estados Unidos: un trámite para llegar a la gran final

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Felipe ROMERO Otro día más en la oficina. El camino continúa para la selección de Estados Unidos, que defenderá su corona mundial en la gran final tras derrotar con facilidad a Lituania por 96-68 en un duelo muy similar al de Eslovenia en cuartos de final; ya que los americanos volvieron a romper el partido con un incontestable tercer cuarto tras una primera mitad en la que dieron una mínima muestra de su potencial.

El partido empezaba con Lituania dando buenas sensaciones y con los estadounidenses Harden, Curry y Faried cargándose de faltas. De la mano de Valanciunas y Juskevicius, los bálticos lideraban el marcador con rentas cortas en el primer cuarto, pero los americanos no se amedrentaron y Thompson (que salió desde el banco) revolucionó algo a los suyos, lo que permitió irse a las estrellas NBA 21-16 arriba al término de los primeros diez minutos de partido.

Los hombres de Coach K estaban algo relajados, jugando con el freno de mano. Y con una pasividad defensiva bastante clara. Aún así, a base de contras y canastas fáciles, iban consiguiendo anotar con bastante facilidad en el segundo cuarto. Los bálticos, que sobrevivían en parte por esa marcha menos de los americanos, se aferraron a Kuzminskas, que lideraba a los suyos en anotación (10 puntos al descanso) para no despedirse del partido antes del descanso (43-35).

El partido, pese a estar en una diferencia de ocho puntos, daba la sensación de durar hasta cuando quisieran los estadounidenses. En cuanto apretaran un poco acabaría por imponerse la lógica. Y esta no tardo mucho en aparecer, ya que tras el paso por vestuarios, el combinado de las barras y estrellas se convertiría en un auténtico huracán que borró del mapa a los europeos. Un 10-0 de salida, el acierto de Harden y un sensacional Kyrie Irving (18 puntos en total) ponía a los americanos en la final a falta todavía de un cuarto (76-49).

El último periodo fue un mero tramite. Los lituanos jugaron gran parte del mismo con varios suplentes mientras que Estados Unidos bajó el pistón y solo se limitó a engordar levemente sus estadísticas hasta el 96-68 final, que daba muestras de su superioridad evidente.

De esta manera, jugando 30 minutos “andando” y apretando solo 10, los americanos esperan ya a su rival en la final, que saldrá del Francia vs Serbia de hoy. Sea quien sea el rival, galos o balcánicos,  la sensación es que este Campeonato del Mundo no lo podrán ganar. Solo les quedará esperar que Estados Unidos “quiera” perderlo… Tras la bocina final, el luminoso marcaba 96-68 para los estadounidenses. En la megafonía ya se va escuchando aquello de: “And the rockets' red glare, the bombs bursting in air…”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados