Se habla de:

Celta

article title

Espanyol 2-1 Celta: lo mejor, lo peor y las notas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Espanyol llegaba con ciertas urgencias y tras cuatro partidos consecutivos sin ganar ni marcar en el RCDE Stadium, pese a ello o precisamente por ello el equipo de Quique Sánchez Flores tomó rápidamente las riendas del partido y dio el primer aviso en el minuto 2 de partido con un buen centro de Aarón desde la izquierda al que acudió a rematar sin éxito Jurado, situado como enganche clásico por detrás del nueve y desplazando a Leo Baptistao a la banda.

La segunda llegada peligrosa la protagonizó Gerard Moreno apenas cuatro minutos más tarde tras recibir en profundidad un balón que salvó Baptistao pegado a la banda en campo propio, que se convirtió en una asistencia que dejó al delantero catalán mano a mano ante Sergio, aunque su definición de zurda se marchó lejos de los tres palos. Gerard se resarciría de su notable error, y de qué manera, a la jugada siguiente para rubricar el 1-0, convertir en diana los varios avisos de su equipo y certificar el dominio local del juego. Tras agarrar en la frontal del área un pase de Darder, Gerard se giró de forma vertiginosa y la puso cruzada lejos de la estirada de Sergio, en una maniobra de gol fantástica pero en la que estaba ligeramente adelantado a la hora de recibir.

El Celta se mostraba inconexo: Lobotka no conseguía enlazar sus bajadas entre centrales con los interiores de Unzué y tras un remate en plancha fallido de Aspas tras un gran envío al corazón del área de Pione Sisto, el Espanyol iba a hacerle pagar caro su dubitativo control. Un error en la salida de Gustavo Cabral iba a propiciar que Jurado lanzase a un Piatti con el turbo puesto y que el argentino, de nuevo con un chut cruzado a la izquierda del meta gallego, pusiese el 2-0 en el marcador en el minuto 24.

Iago Aspas -la gran y prácticamente única amenaza celtiña, con Maxi Gómez totalmente desligado del poco juego asociativo del Celta en Barcelona y apenas buscado en opciones más frontales-, volvió a gozar de una gran oportunidad pocos minutos después, pero el 10 celeste no supo aprovechar el maravilloso pase filtrado de Jozabed y envió muy arriba su remate de primeras ante el arco de Pau López en un fallo impropio de su calidad.

El intento de recompostura del Celta en los instantes previo al descanso no se vio refrendado tras el parón y la sensación de control de los tiempos y los ritmos por parte del Espanyol siguió marcando el partido, pese a que la posesión se fue inclinando del lado visitante a medida que avanzaba el reloj. El cuadro vigués lo seguía intentando buscando constatemente a Iago Aspas en banda derecha, pero sin rodearle nada bien. Aún así, Aspas estuvo a punto de asistir a Cabral en una falta frontal, pero el cabezazo del central argentino se fue por centímetros en el minuto 67.

Paracía que buena parte de las opciones del Celta de recortar distancias y meterse en el partido ya se habían diluido, sin embargo los de Unzué iban a encontrar la vía para creer en la remontada, o al menos en el empate, con un remate centrado de Pione Sisto desde la media luna en el 69′ que tocó ligeramente en Fontàs antes de colarse en las mallas defendidas por un Pau López desorientado tras el toque del disparo en el zaguero rival.

La salida inmediata al campo de Emre Mor, junto con la posición más centrada de Iago Aspas, permitió al Celta generar una sensación de peligro infinitamente mayor y contar así con dos cuchillos a la hora de atacar o contraatacar con metros. El turco fue protagonista de varios regates y desbordes desde la banda izquierda, se ofreció y le buscaron constatemente

 

LO MEJOR: La confianza y el carácter del Espanyol tras solamente haber sumado un punto en los tres primeros partidos de la presente Liga y no ganar en su estadio desde el pasado mes de abril. Los de Quique Sánchez Flores salieron al césped con la actitud y la convicción precisas para poner fin a la mala racha. Aunque sufrió al final para llevarse los tres puntos, los pericos fueron superiores durante la mayor parte del encuentro.

LO PEOR: La soledad de Iago Aspas durante más de una hora. El mejor jugador de tu equipo no puede estar tan deslabazado del juego general. En cuanto el de Moaña pasó al centro, pudo actuar con libertad y encontró en Emre Mor a un socio perfecto (en un binomio que puede dar muchísimo al Celta en un futuro inmediato), el Celta jugó a otra cosa y empezó a aspirar de verdad a rascar algo positivo de su visita a Cornellá. Quién sabe qué habría pasado si Unzué hubiese hecho ese mismo movimiento de inicio…

JUGADOR SPHERA (MVP): Piatti

NOTAS FUTMONDO

ESPANYOL: Pau López (5); Víctor Sánchez (7), David López (7), Hermoso (6), Aarón (6); Jurado (7), Javi Fuego (6), Darder (7), Piatti (8); Baptistao (8), Gerard Moreno (8)

Sustitutos: Sergio García (5), Marc Roca (5), Diop (s.c.)

CELTA: Sergio Álvarez (5); Hugo Mallo (6), Cabral (4), Fontàs (7), Jonny (6); Wass (5), Lobotka (5), Jozabed (5); Iago Aspas (7), Maxi Gómez (5), Pione Sisto (6)

Sustitutos: ‘Tucu’ Hernández (6), Emre Mor (7), Hjulsager (s.c.)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados