article title

España se hace fuerte en defensa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Redacción – La selección española brilla por un estilo de juego que le ha conducido a conquistar en cuatro años dos Eurocopas y un Mundial. Con el toque que le confiere la posesión, desarrolla un fútbol basado en las combinaciones, asociaciones y paredes, si bien también tiene un arma menos vistosa en su seguridad defensiva.

España reclama el balón como propio. Es la tiranía de la posesión, pero ya no es sólo para construir o para atacar, lo es también para defender. La posesión como arma de doble filo. Esa es su clave. Su racha en fases finales es uno de los secretos del éxito. La defensa como factor esencial.

Con Vicente del Bosque, La Roja ha encajado en fases finales de Mundial 2010, Eurocopa 2012 y Confederaciones 2013, cuatro goles en 16 partidos (0,25 por encuentro). Tan solo el suizo Gelson Fernandes, el chileno Rodrigo Millar, el italiano Totò Di Natale y el charrúa Luís Suárez tienen el honor de haberle anotado gol a España en los últimos tres torneos.

En la Confederaciones que está disputando en Brasil, España es la selección que menos goles encaja y, junto a la débil Tahití, la que menos faltas comete. "Podemos estar muy concentrados para intentar no hacer falta y robar balones. Es un plus", asegura Sergio Ramos.

La Roja ganó el Mundial 2010 encajando tan solo dos goles y sin recibir tanto alguno desde la instancia de octavos de final hasta que levantó al cielo de Johannesburgo la Copa más deseada por cualquier futbolista. Dos años después mantuvo su firmeza en la Eurocopa 2012. Encajó un gol en el primer partido ante Italia  y ya no volvió a hacerlo en el resto del campeonato continental. 

En la Confederaciones que se está celebrando en Brasil, la Roja encajó un tanto en tres partidos y fue a balón parado. Lo marcó Luis Suárez para Uruguay con un lanzamiento a la escuadra. Para repetir éxito y ganar por primera vez el título que les falta, los internacionales españoles intentarán prolongar un factor de éxito como es la solidez defensiva.

España está a 90 minutos de una nueva final. Su último obstáculo es Italia contra la cual sólo necesitará mantener esta dinámica para lograr su cuarta final en un torneo internacional desde 2008.

(Noticia con base en EFE)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados