Selección

article title

España se ha tomado muy en serio lo del ‘carpe diem’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Borja Pardo – La Selección Española sigue haciendo historia y vive el momento de mayor plenitud de su historia balompédica. El combinado español lleva la friolera de 28 partidos oficiales sin perder, lo que supone un nuevo récord mundial en la historia del fútbol. 28 partidos consecutivos en los que gana o esporádicamente empata, y es que la última derrota del grupo entrenado por Vicente del Bosque data del 16 de junio de 2010, fecha en que España cayó sorprendentemente ante Suiza en su debut en el Mundial de Sudáfrica.

Desde aquel tropiezo ante los helvéticos (gol de Gelson Fernandes) en el Moses Mabhida de Durban, España ha jugado 28 partidos oficiales en donde no ha vuelto a conocer derrota alguna, si bien cayó en tres amistosos a domicilio celebrados en Portugal (Lisboa), Argentina (Buenos Aires) e Italia (Bari).

Tal y como apuntaba Alexis Martín-Tamayo (aka Mr.Chip), el anterior récord lo ostentaba Francia, llegando a estar 27 partidos oficiales invicta entre 1994 y 1999. Argentina encadenó 26 choques sin perder en el período comprendido entre 1945 y 1956.

Contando partidos amistosos y oficiales, la racha invicta de España se estira hasta los 35 partidos, en el período 2007-2009, racha que se truncó de forma inesperada con la derrota ante USA en las semifinales de la Copa Confederaciones de 2009. Esa racha supone igualmente un récord mundial, pero esta vez dicho récord es compartido con Brasil (invicta en período 1993-1996).

En estos tres años de orgasmo balompédico patrio, España ha logrado un Mundial que hizo soñar a un país, una Eurocopa (la tercera en su acelerado palmarés), ha dejado casi sentenciado su pase al Mundial de Brasil 2014 (España no falla a una cita mundialista desde hace 39 años, donde se cayó del de Alemania 1974) y ha alcanzado de forma brillante las semifinales de la Copa Confederaciones 2013, igualando lo logrado en 2009 en Sudáfrica. 

Es Italia, nada más y nada menos, quien aguarda en las semifinales del torneo, una Italia que afila el colmillo y que tiene la doble motivación de ganar a esta seductora España; por un lado quiere dar cumplida vendetta al 4-0 de la final de Kiev (Euro 2012), y por otro, desea ser la selección que pone fin al exitoso itinere español que nació tras aquel polémico KO de Durban, en donde Busquets fue trend topic y se pedía su cabeza, al igual que la de Del Bosque.

El dato relativo a lo ganado por España en el exitoso ciclo 2008-2013 habla por si solo: Un Mundial, dos Eurocopas, dos Europeos Sub21, dos Europeos Sub19, y no es descabellado pensar en que en unas semanas se pueda unir al palmarés una Copa Confederaciones y un Mundial Sub20. España se ha tomado muy en serio la máxima latina del Carpe Diem.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados