Se habla de:

España

article title

España respira al ritmo de Iniesta

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras el batacazo ante Georgia que exacerbó las dudas en torno a la selección y con David De Gea confirmado finalmente como el nuevo número uno titular pese a la reciente polémica, España se estrenó en la Eurocopa con una victoria merecida pero sufrida (1-0) ante la República Checa, desplegando un gran fútbol que ha vuelto a situar a la vigente campeona como lo que nunca ha dejado de ser: una de las grandes favoritas al título.

Los checos, aunque sin acometer una presión demasiado efectiva ni ordenada, sí se aglutinaron enseguida en campo propio para ceder totalmente la iniciativa e intentar salir directos aprovechando las segundas jugadas. De ese modo, España comenzó a amasar toda la posesión y a buscar las combinaciones lateral – extremo para atacar. Así llegó la primera de ’La Roja’ a los quince minutos de partido. Un buen pase profundo de Juanfran a David Silva permitió a Morata, tras el envío del canario, rematar en área pequeña aunque su disparo lo taponó Cech con el cuerpo.

Morata se había activado, empezaba a moverse a la perfección, saliendo y entrando del área y cayendo, fijando y lanzando desmarques profundos. Con su dinamismo, activaba a un Iniesta cada vez más primoroso cerca de la frontal y enfatizaba también la libertad de Silva en tres cuartos para que el mejor juego de los de Del Bosque emergiese. Precisamente, de las botas del delantero de la Juventus estuvo a punto nuevamente de surgir el gol con un zurdazo raso y cruzado que el gigante Cech sacó con la punta de la manopla, esta vez a saque de esquina.

Pese a la intensidad y al ratio de acción de Morata, a los intentos lejanos de Busquets y un impreciso Nolito y a la clara ocasión de Jordi Alba dentro del área que volvió a despejar un Petr Cech ya vestido de héroe; el marcador no se movería en los primeros 45 minutos. Tampoco por parte checa, ya que Necid envió a las manos de De Gea el único chut de los suyos en el primer tiempo justo antes del descanso.

España salió de vestuarios con una marcha más y la enésima jugada de Morata caído al costado, provocó que Hubník enviase la pelota al palo en un mal despeje que estuvo a punto de colarse. El emotellamiento de la República Checa era ya total. Del Bosque dio entrada entonces a Aduriz por Morata de cara a buscar en la última media hora un mayor poder de remate desde dentro del área con todo el equipo plantado prácticamente en la frontal.

Sin embargo, fueron los hombres de Pavel Vrba quienes estuvieron a punto de hacer saltar la sorpresa con un córner que Krejci puso de maravilla al segundo palo, Gebre-Selassi tocó hacia dentro y Cesc sacó bajo palos en modo salvador. Era la primera vez que España sentía el peligro rival aunque poco después, con un pase picado mágico de Silva -en su partido cien con la selección- hacia la internada de Jordi Alba, perdonaba otra vez el gol.

A España se le iban echando encima los minutos y seguía sin encontrar la vía y la manera de ver puerta a pesar del incesable flujo de ataques. Una insistencia que tuvo una nueva muestra con un disparo de rosca de David Silva que se marchó muy cerca del palo tras una combinación preciosa previa entre Iniesta, Nolito y Aduriz que movió a toda la zaga checa.

Iniesta ya se había convertido en el dueño absoluto de la pelota y todos buscaban a Andrés en cada acción como hombre capaz de penetrar la defensa o de inventar el pase necesario y, por entonces, ya ansiado. Y así fue. Un centro suyo desde el pico izquierdo del área al corazón de la misma, con todo el equipo ya volcado, lo aprovechó Gerard Piqué en el 87′ para decantar por fin el marcador cuando parecía que la selección iba a quedarse sin su merecido premio. Pese al total dominio, España aún tuvo tiempo de llevarse un gran susto con un disparo de Darida, el mejor de los suyos, que sacó De Gea en su única intervención de peso.

‘La Roja’ comienza por fin un gran torneo con buen pie y pese a la tardanza en abrir la lata que puede volver a ser la tónica general ante rivales cerrados, los buenos tramos de fútbol esbozados y el dominio total ejercido dejan espacio para la esperanza y para que España, a lomos de un excelso Iniesta, vaya directa a por su tercer cetro continental consecutivo. Con Andrés, es posible.

PUNTUACIONES

ESPAÑA (4-3-3): De Gea (6,5); Juanfran (6,5), Piqué (7,5), Sergio Ramos (7), Jordi Alba (6,5); Cesc (6), Busquets (6,5), Iniesta (8); Silva (7), Morata (7), Nolito (5,5). Sustitutos: Aduriz (6), Thiago (6), Pedro (s.c)

REPÚBLICA CHECA (4-2-3-1): Cech (7,5); Kaderábek (6), Sivok (6,5), Hubník (6), Limbersky (5,5); Plasil (6), Darida (6,5); Gebre-Selassie (5,5), Rosicky (5,5), Krejci (6); Necid (6). Sustitutos: Lafata (6), Sural (s.c), Pavelka (s.c)

 

Descarga AQUÍ la #GuíaSphera de la EURO 2016 

portada

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados