Se habla de:

Motociclismo

article title

España irrumpe en el otro Mundial

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Con Marc Márquez, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa como máximos exponentes del motociclismo actual –con permiso de Valentino Rossi-; y un sinfín de pilotos más poblando las parrillas del Mundial de motociclismo (Álvaro Bautista, Maverick Viñales, Tito Rabat, Álex Márquez, Álex Rins, Jorge Martín, Efrén Vázquez y un largo etcétera), resulta indudable que España es la gran potencia del panorama internacional.

Sin embargo, este dominio no tenía equivalencia en el otro Mundial de velocidad, el de Superbike. Hasta ahora. En 2014, Toni Elías y David Salom fueron la única representación española fija en la máxima categoría de las motos de serie, buscando suceder al ya retirado Carlos Checa, que en 2011 logró el primer (y de momento único) título para España en la categoría.

Para este 2015, la representación patria se ha triplicado. A Salom y Elías se unen tres pilotos procedentes de Moto2: Jordi Torres, Nico Terol y Román Ramos; a los que se suma Santi Barragán, procedente del FIM CEV Superbike. Un total de seis pilotos, una cifra solamente igualada por Gran Bretaña, la gran potencia del campeonato en los últimos tiempos.

El primer objetivo es devolver la bandera española al podio, del que ha estado ausente las dos últimas temporadas –el último fue la segunda posición de Checa en la primera manga de Portimao en 2012-; y el que más opciones parece tener es Jordi Torres.

 

 

El piloto de Rubí pilotará la Aprilia RSV4 RF, la misma con la que Sylvain Guintoli se proclamó campeón hace unos meses. El equipo Red Devils ha hecho una gran apuesta para heredar el legado de la marca italiana, y Torres ha demostrado una rápida adaptación durante la pretemporada.

También ha sido muy positiva la primera toma de contacto de Nico Terol con la Ducati Panigale R del Althea Racing. El valenciano quiere olvidar lo antes posible el desastroso 2014 vivido en Moto2, y en Superbike quiere regresar a las posiciones de privilegio. De momento se ha mostrado confiado con su nueva moto, y Terol con confianza es capaz de todo.

David Salom, campeón EVO en 2014, llevará una Kawasaki ZX-10R del equipo Pedercini, pero contará con el apoyo de la fábrica. En los test ha logrado acercarse notablemente a los pilotos oficiales –Tom Sykes y Jonathan Rea-, lo que invita al optimismo respecto a sus posibilidades.

Román Ramos y Santi Barragán llevarán la misma moto que el balear; enrolados en el Team Go Eleven y en el Grillini SBK Team, respectivamente. De momento los podios parecen lejos de su alcance. Su objetivo será ir ganando experiencia y sumando puntos.

Por último, la incógnita es Toni Elías. El manresano, que ya en 2013 rozó el podio, afrontaba esta temporada con gran ilusión, dentro del nuevo equipo JR Racing y con una BMW S1000RR. Sin embargo, problemas logísticos le impedirán estar en la primera ronda de Australia, comenzando el campeonato a contrapié. Cuando debute en Tailandia podrá verse dónde está, pero hasta entonces es difícil predecir cuál será su rendimiento.

 

 

Seis españoles en la categoría reina del ‘otro’ Mundial, a los que se añaden dos más en la segunda categoría: Supersport. Marcos Ramírez y Nacho Calero. Dentro del equipo español Cat Bike Exit, contarán con sendas Kawasaki ZX-6R para intentar darle a España el único título mundial que le falta, aunque no será una tarea sencilla.

La apabullante cantidad de talentos españoles hace inviable la cabida de todos ellos en el Mundial de motociclismo, y muchos tienen que buscar otras salidas.

Por ello, este año el Mundial de Superbike contará con una nutrida representación española; que hará que se incremente el interés por el motociclismo español más allá de MotoGP; permitiendo así a muchos aficionados descubrir un campeonato apasionante, donde la igualdad mecánica es la nota predominante.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados