Balonmano

article title

España, hay que quererte

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Olga TORRES | “Mi querida España, esta España mía, esta España nuestra”. Me he arrancado a comenzar esta líneas tarareando parte de la canción de Cecilia, pero es que me viene “al pelo” para lo que quiero expresar en referencia a los Hispanos y el Mundial de Balonmano que se celebra en Catar, donde España defiende trono.

Cuántas veces se oye el manido: ‘España, la veo floja, no? Crees que nos dará para medalla?’ Me imagino, que todos en mayor o menor medida habremos escuchado cuestiones similares en nuestro entorno, por parte de los aficionados, entendidos o no que se asoman al balonmano en las grandes ocasiones.

Es parte de nuestro ADN, dudar de lo que somos capaces de hacer, incluso quitarle un poco de valor, pensar que son mejores los demás que nosotros… ‘España hay que quererte’. Cierto es que esto podría aplicarse a cualquier otro deporte, o incluso a la vida en general en la forma de actuar de muchos españolitos, ya saben “la venda antes de la herida” o en un análisis más aragonés la actitud del cierzo. Les explico, el cierzo tan pronto te eleva hasta las alturas, como te hace caer a ras de suelo, o en un plano más aragonesizado “tan pronto eres un villano, como la Virgen del Pilar”.

Actualmente estamos atravesando la mejor época probablemente de la historia de nuestro deporte y no sólo al balonmano me refiero coincidiendo en parte con una gran crisis económica, que ha debilitado los clubes, mientras que nuestros deportistas se han empeñado en hacerlo grande. Cada fin de semana siguen logrando pequeños grandes hitos, que han hecho que nos parezca normal y lo que te parece normal no se valora.

Eso pasa con esta selección, que lleva tres medallas en 7 años, si partimos desde la cita olímpica de Pekín, con una gran regularidad, teniendo que batallar por los éxitos con equipos de leyenda como pueden ser “Les Experts”. Y son pocos los momentos en los que los objetivos no se lograron por que nuestros hispanos, no hubieran dejado sobre la pista su mejor versión. Esto es deporte, señores, a veces tú lo haces muy bien, pero tu rival es muy bueno y tiene ese puntito más que hace decantar los duelos entre dos grandes contendientes.

Comienza lo serio de un reto que es bastante complicado como es repetir la conquista del mundo, como hizo Francia en 2009 y 2011 o antes hicieron Suecia y Rumania, es decir poner en valor que solo han logrado tres selecciones en veinticuatro campeonatos… datos hablan. Ahora arranca la hora de la verdad, el momento de los pequeños detalles, hoy pre partido saldrán un montón de “entendidos” que pensarán que ante Túnez será fácil y si se mira un poco más allá, si todo es normal (dentro de la normalidad que cabe en una cita como un mundial, aparecen en el horizonte Dinamarca y Francia). Si por las cosas del deporte, no se dan bien dadas, las preguntas dubitativas de los días previos, se transformarán en aseveraciones cargadas de negatividad. Pero si se siguen haciendo, tan bien como hasta el momento las cosas, cada vez serán más los que “viven apasionadamente” el balonmano y los que dirán cosas como “estaba claro que íbamos a hacer un gran mundial”

Esa es nuestra cultura deportiva, en eso envidio mucho a otros países donde sus deportistas son referentes en los triunfos y admirados en las derrotas. Eso es un trabajo que nos queda por mejorar a la mayoría de aficionados al deporte, nos queda un camino para recorrer para en algunos casos estar a la altura de la grandeza de los deportistas que nos representan. Para bien o para mal, somos así un país cambiante, de impulsos, temporalmente, en ocasiones poco constante, así somos, pero cambiaremos, y mientras tanto: ‘España hay que quererte…’

 PD: A los Hispanos que saldrán a la pista de defender su corona, desde estas modestas líneas se les desea nuestro apoyo incondicional: “se les quiere, no se duda de su entrega”. En las buenas y en las malas, a estos grandes los queremos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados