article title

EPL, el ‘sky four’ se eleva tres puntos más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Javier MERCADAL (Londres) El cielo, un peldaño más alto. Tanto por arriba como por abajo, todo está lejos de estar decidido en la Premier League. Sin embargo, esta jornada, el 'sky four', como denominan en Inglaterra a las cuatro plazas que dan acceso a jugar la próxima Champions League, dio un paso importante a la hora de clarificar su configuración final. En un fin de semana sin muchas sorpresas, aunque repleto de intensidad, Chelsea, Arsenal, Manchester City y Liverpool consiguieron inyectar tres puntos de diferencia respecto a Everton y Tottenham, hasta ahora sus perseguidores más directos. Tanto que el Manchester United, en su irregular caminar, ya asoma en la sexta posición después de vencer por 0-2, goles de Van Persie y el recién renovado Rooney, al Crystal Palace de Tony Pulis.

EL CHELSEA SE AFERRA AL LIDERATO
Sin duda, toda la atención estaba puesta en el partido que abría la jornada. Era la cita estrella y, a pesar de lo corto de su resultado final, no defraudó. Chelsea y Everton se encontraban en Stamford Bridge en un duelo con algo más de tres puntos en juego. Por parte local, los 'blues' se jugaban el liderato que actualmente ostentan, siempre teniendo en cuenta que el Manchester City contabiliza un partido menos. Para los visitantes, el encuentro suponía su penúltima oportunidad de engancharse a la parte alta de la clasificación. Máxima tensión en un duelo que no se resolvería hasta el minuto 93, cuando el balón traspasó la línea de gol defendida por, un hasta entonces espléndido, Tim Howard -especial mérito tuvo una doble parada primero a Hazard y, acto seguido, a Ivanovic en el rechace-.

Clarificar la autoría del gol es territorio confuso. La estampa, eso sí, no pudo ser más clásica. Falta lateral y Frank Lampard al servicio. Centro al área y, en el segundo palo, John Terry se adelanta  a su marcador. El central hizo el amago de rematar con su bota derecha y celebró el tanto como propio. Sin embargo, la repetición dictaminaría que el capitán, que reaparecía tras una lesión, no había llegado a contactar con el esférico y quizá fue Howard quién lo introdujo en su propia portería. Sea como fuere, el balón acabó besando la red instantes antes de que el partido muriera. Atrás quedaba un choque repleto de emoción, con dos equipos más cómodos al contragolpe y que, durante varias fases, no dudaron en buscarse a campo abierto una y otra vez. Justo lo que se espera de un partido de máximo nivel en la Premier League.

CÓMODO PARA CITY Y ARSENAL
Mucho más cómodo resultó el trámite para Manchester City y Arsenal, que jugaron en el siguiente turno. Ambos, que venían de cosechar sendas derrotas en Liga de Campeones por 0-2, se desquitaron de su decepción europea ante Stoke City y Sunderland respectivamente. Para los 'citizens', el encuentro resultó, prácticamente, otro día en la oficina. Con un desarrollo de partido bastante anodino, también porque a su rival le interesaba, el conjunto dirigido por Manuel Pellegrini logró el triunfo por la mínima al dar por buena la diana lograda por Yaya Touré en el minuto 70. Los 'potters', por su parte, se meten en problemas al sumar únicamente un triunfo en sus diez últimos partidos. Seis derrotas y tres empates cierran unos tristes guarismos para el cuadro dirigido por Mark Hughes.

Diferente fue el día para los 'gunners', que vivieron una jornada de fiesta con la inauguración de una estatua a Dennis Bergkamp primero y goleada posterior. A pesar de haberse ganado el apelativo de matagigantes tras de la llegada de Gustavo Poyet a su banquillo, los 'Black Cats' ofrecieron en el Emirates su peor versión y acabaron vapuleados por 4-1. Sin duda, Giroud fue el gran protagonista del encuentro. Después de perderse dos partidos tras el escándalo publicado por 'The Sun', en el que se probaba que había tenido relaciones con una modelo en el hotel de concentración del Arsenal en la previa del partido ante el Crystal Palace, el internacional francés regresó al once inicial y lo celebró con dos goles -el segundo de ellos logrado tras un error imperdonable de Vergnini-. Además, participó en el tercero, una obra de arte colectiva bien liderada por Rosicky, que trenzó con Wilshere, Cazorla y el punta galo antes de picarla con maestría ante un sobrepasado Mannone. Koscielny, entrando por el área como el que entra a un museo en el Reino Unido, esto es sin pagar ninguna tasa, hizo el cuarto a la salida de un córner mientras que Giaccherini, en el 81', anotó el del honor para los visitantes.

LOS REYES DEL CAOS
Partido del Liverpool suele ser sinónimo de diversión. Especialmente para el aficionado neutral, pues aquel que esté implicado de una manera u otra quizá necesite contar con un desfibrilador a su lado por lo que pudiera pasar, que siempre es imprevisible. En una temporada en la que, por fin, parecen apuntar a la Liga de Campeones, los 'Reds' poseen un ataque muy poderoso, el mejor de la liga con Suárez sumando 23 goles y Sturridge 18, y una defensa poco fiable. Una ecuación que permite choques como el 4-3 firmado ante el Swansea este domingo.


Luis Suárez (izq) defendiendo el balón ante Neil Taylor | Getty Images 

Toda una locura colectiva no apta para cardiacos. La serie en el marcador lo refleja todo; 1-0 (Sturridge), 2-0 (Henderson), 2-1 (Shelvey), 2-2 (Bony) para marcharse al descanso 3-2 (Sturridge) a favor de los de Anfield. A la vuelta de vestuarios; 3-3 (Bony, de penalti) y el 4-3 final, obra de Henderson tras aprovechar un rechace de Suárez. De esta manera, el cuadro entrenado por Brendan Rodgers se afianza en la cuarta plaza, a solo cuatro puntos del líder, mientras que los galeses continúan en mitad de la tabla, con cuatro de diferencia sobre el descenso, marcado por el Sunderland que, eso sí, tiene un partido menos.

LA PELEA POR ABAJO
En la lucha por la salvación también se encuentra enrolado el Norwich City. De hecho, los 'canaries' consiguen respirar levemente al protagonizar la sorpresa del fin de semana al imponerse por 1-0 al Tottenham. Gracias al solitario gol de Snodgrass, los de verde y amarillo sumaron su segunda victoria en los últimos 12 partidos. Tres puntos que les permiten tomar algo de aire respecto al descenso y que, a su vez, alejan al cuadro londinense de su sueño de Champions. Tras haber jugado el pasado jueves en Ucrania, donde perdieron por 1-0 ante el Dnpro, Tim Sherwood no quiso usar el cansancio del largo viaje como excusa. Lo cierto es que fue una tarde aciaga para los 'Spurs', que se quedaron sin marcar en Liga por primera vez desde que se produjese el relevo en su banquillo allá por diciembre.

Dramático fue el choque que enfrentó a West Bromwich Albion y Fulham, duelo que supuso el debut de Felix Magath al frente de los 'cottagers'. De hecho, el técnico alemán estuvo a punto de llevarse el triunfo, al ver cómo su equipo se adelantaba en el minuto 28 gracias a un tanto de Dejagah. Sin embargo, en territorio 'baggie' nada se puede dar por seguro hasta que el árbitro señala el final y, en el 86', Vydra consiguió poner el 1-1 final en el marcador. Se trata del cuarto partido consecutivo en el WBA consigue empatar en casa después de haberse marchado al descanso por detrás en el marcador. Pepe Mel continúa sin poder celebrar un triunfo con su nuevo equipo, con los que suma cuatro empates y dos derrotas en seis encuentros.

La jornada se completó con la goleada del Hull City a un moribundo Cardiff City por 4-0, tantos de Huddlestone (18'), Livermore (67') y Jelavic en dos ocasiones (38' y 57') y la victoria por 3-1 del West Ham sobre el Southampton, con dianas de Jarvis (20'), Cole (23') y Nolan (71') para los 'hammers' y de Yoshida (8') para los visitantes. Este supuso el cuatro triunfo consecutivo para el cuadro entrenado por Sam Alladryce, que ya se encuentra instalado en la décima posición de la clasificación.

[Sigue toda la actualidad del fútbol inglés en @SpheraPremier]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados