Se habla de:

Sudamérica

article title

Enzo Francescoli: La corona del Príncipe

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Un 12 de Noviembre de 1961 nació uno de los mejores futbolistas uruguayos de todos los tiempos. Enzo Francescoli, “El Príncipe” para otros o el mismísimo ídolo de todo una leyenda gala y actual entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane.

Un jugador de mucha clase, que comenzó su carrera en su ciudad natal, Montevideo, concretamente en el combinado Bohemio, tal y como es apodado el Montevideo Wanderers. Tras su despunte en Uruguay, donde duró desde 1980 a 1983 y nunca más volvió a jugar, uno de los más grandes argentinos se fijó en Enzo Francescoli. River Plate guió a Enzo a su primera etapa en Argentina allá por el año 1983 y tras previo pago de 310.000 dólares por su pase debido a la brillante actuación en Copa América de ese mismo año. Su inicio irregular durante su primera temporada en el fútbol argentino no le impidió seguir mostrando su potencial, ya de forma más regular en la segunda temporada, consiguiendo 24 tantos desde la zona de enganche en el antiguo Campeonato Metropolitano, justo en el año de la desaparición del formato propio de esta competición.

Su figura gozaba de una fama en tónica ascendente, gracias a la consecución de galardones individuales tales como Mejor futbolista sudamericano en 1984 y siendo nombrado oficialmente Futbolista Argentino del Año en Argentina, siendo el primer extranjero en lograr la hazaña. El campeonato argentino llegó en 1985/86,  la misma temporada de su marcha. Su primera etapa en el conjunto millonario llegó a su fin tras el Mundial del 86′, aunque jamás brilló la selección celeste en ningún mundial con él presente, sin embargo conquistó la Copa América en tres ocasiones (1983, 1987 y 1995), cayendo en la final de 1989.

Como anécdota, en él se interesó el Cártel de Cali, quien blanqueaba el dinero en el América de Cali. Este fue el club dirigido, en los 80 y los 90, por Miguel Rodríguez Orejuela, líder del cartel de Cali y archienemigo de Pablo Escobar. el Nantes también estaba dispuesto a pagar 2,5 millones de dólares por su pase antes del torneo, pero su primer destino en Europa fue el Racing de París. Nunca triunfó en Francia, tampoco lo hizo en su etapa en Cagliari ni Torino.

Finalmente llegó el deseado tren de vuelta a Núñez, River Plate le esperaba para conquistar la corona del Principito. A sus 35 años River Plate consiguió conquistar la edición de Copa Libertadores del año 1966, coincidiendo con una nueva generación gloriosa millonaria. Compuesto por jugadores como Hernán Crespo, Ariel Ortega o Marcelo Salas y liderado por Enzo en la etapa final de su carrera, alargó su propio legado y el del club Millonario. Un viejo conocido e interesado sería el rival en la final del torneo continental y River Plate derrotaría por 0-2 en el último partido de la final al América de Cali, gozando de un ambiente espectacular en el Monumental. A través del relato de  Víctor Hugo puedes sumergirte en la esfera de la final.

Finalmente, Enzo Francescoli se proclamó leyenda del club argentino con su retirada en 1998, dejando tras sí un legado de 137 goles en 236 partidos, conquistando la Primera División Argentina en cinco ocasiones, la Copa Libertadores en 1966 y la Supercopa Sudamericana del año 1997.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies