Se habla de:

Entrevistas

article title

Àlex Corretja: “Ahora se juega más rápido y con más errores”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hablar de Àlex Corretja nos recuerda inmediatamente la primera Copa Davis que ganó España en el año 2000. Retirado hace ya unos años, sigue vinculado con este deporte casi tanto como cuando empuñaba la raqueta. Llegó al nº2 del mundo y fue dos veces finalista en Roland Garros. En su currículo destacan tres títulos, además de la Davis: Indian Wells, Roma y la Copa Masters. Ahora, entre otras actividades, vive el tenis tras los micrófonos como comentarista. De lo que no hay ninguna duda es del cariño que despierta entre la afición. Y lo hemos podido comprobar durante la XV edición del Mutua Madrid Open. En la Caja Mágica, nos sentamos con Àlex Corretja entre partido y partido. Charlamos con un campeón de la Copa Masters sobre el tenis de ayer y el tenis de hoy.

Pregunta: Ya son XV ediciones del Mutua Madrid Open. ¿Cómo ve el torneo?
Respuesta: El torneo me parece espectacular. Las facilidades que tiene y las condiciones. Son una maravilla, inmejorables. En ningún lugar del mundo tienen tres pistas cubiertas, sólo en el Open de Australia y es un Grand Slam. Las pistas centrales están cerca, tienen un gran gimnasio y están repletas de público.

Siendo comentarista de televisión, ¿cómo se vive el tenis desde el otro lado?
Ahora ya hace tiempo que estoy al otro lado. Lo vives con mucha más calma, analizando mucho para poder comentarlo lo mejor posible para que la gente lo entienda y lo disfrute. Con mucha más relajación. Te ciñes a unos horarios de televisión pero sin los nervios previos a los partidos.

¿Qué diferencia el tenis de hoy, del que se jugaba hace 15 ó 20 años?
El tenis sigue siendo tenis. Pero probablemente ahora se juega más rápido, con más velocidad pero cometiendo más errores. Con más potencia. Los jugadores son más corpulentos. Todos anteponen la potencia a la estrategia y eso hace que haya partidos menos vistosos. A mí me gusta cuando hay peloteos e intercambios, es más atractivo.

En su carrera llegó dos veces a la final de Roland Garros y al número 2 del ranking ATP. ¿Qué le faltó para alcanzar ambas cimas?
Me faltó quizás un poco de potencia. Un poco de lo que tenían mis rivales: un servicio más fuerte y una derecha más definitiva. Estratégicamente jugaba bien. Pero me faltó algo de potencia para poder llegar a finales de Grand Slam con más frescura y poder hacer más daño. Para ser número 1 me faltaron tres partidos. Estuve muy cerca. Si no lo conseguí es porque no lo pude ni lo supe hacer mejor.

Nueve Montecarlo, nueve Barcelona y nueve Roland Garros. Aún así, Nadal es criticado sino gana.
Yo no le he criticado nunca. Creo que no hay consciencia de lo impensable que es lo que ha conseguido Rafa. Sólo el día que no esté se le echará mucho de menos. Lo que consigue es un hito absolutamente irrepetible. Es el deportista más completo en muchos aspectos que yo he conocido.

El propio Nadal ha comentado varias veces que el tenis se encamina a un futuro de pegar más fuerte y pensar menos.
100% de acuerdo. Ahora se antepone jugar más potente, asumiendo más errores y con un poco menos de táctica. De ahí que cuando se juega en tierra hay más margen para elaborar los puntos. Pero no deja de ser un tenis muy rápido y muy agresivo.

Usted formó parte del equipo español de Copa Davis que levantó la primera ensaladera de la historia de nuestro país. ¿Qué supuso aquella Davis?
Fue un momento muy luchado por muchos años de nuestro tenis. Fue muy especial porque no se había conseguido nunca. Teníamos mucha presión y sentíamos que teníamos una oportunidad muy buena. Tuvimos la suerte de poder hace un gran grupo con grandes entrenadores. Pudimos jugar en casa todas las eliminatorias y eso ayudó a poder alcanzar el sueño. Jugar con nuestro público y en tierra nos ayudó a alcanzar algo que parecía que no iba a llegar. Estamos muy orgullosos de ser los primeros en poder haber abierto esa lata tan difícil.

Posteriormente, ha vivido la Copa Davis como capitán. ¿Qué balance hace de esta capitanía?
La etapa como capitán de Copa Davis fue muy intensa. Intenté estar lo más cercano posible a los jugadores, a los entrenadores dando el 100% y aportando toda mi experiencia. Lo único que me sabe mal es que se nos escapó una final en el punto decisivo y nos quedamos a las puertas de un súper éxito. Haber perdido en la final te deja un sabor agridulce, te quedas sin recompensa porque todo lo que has hecho hasta la final ya se olvida. En cambio, si hubiéramos ganado, hubiera pasado a la historia como algo muy bueno. Así fue y así hay que aceptarlo.

En verano el equipo de Copa Davis tiene que viajar a Rumanía para ganarse el play-off de septiembre. ¿Cómo ve la eliminatoria?
Muy favorable. Hay un equipo muy grande con un gran abanico de jugadores. Creo que España va a volver a estar en el Grupo Mundial. Eso es lo más importante, porque es donde creo que tiene que estar el tenis español.

España cuenta con entre 13 y 14 jugadores en el TOP-100 según la semana. Sin embargo, las noticias de tenis se reducen prácticamente a la figura de Rafa Nadal.
Es tan abrumador lo que consigue Nadal que los demás son buenísimos pero no consiguen los éxitos de Rafa. El tenis español es todo, no sólo 2 ó 3 jugadores. Son todos los jugadores que hay. Tenemos la suerte de tener un abanderado como Nadal. También está Ferrer siendo TOP-10 durante muchos años. Y todos los demás que también consiguen grandes éxitos. Es un privilegio tener a Nadal y una gran suerte tener al resto de compañeros que tienen una gran carrera.

¿Hasta qué punto es importante haber vivido el tenis desde dentro para poder comentarlo?
Es fundamental. Básico. Seguramente, sino hubiera sido jugador de tenis o no hubiera vivido lo que he vivido dentro del tenis, no tendría esta experiencia para compartir con los espectadores. Me sorprende y me abruma que a la gente le guste tanto. Es algo que ni yo mismo comprendo pero que agradezco porque se que no es fácil estar expuesto al público y que cualquier cosa mal dicha puede tener una repercusión, tanto positiva como negativa. Intento ser lo más natural posible. Has de saber lo que dices porque tiene muchísima más repercusión, mucha más de la que yo mismo pienso.

¿Con qué jugador se identifica?
Ufff no te lo sé decir. Sinceramente. No me lo he planteado nunca. Yo era un jugador que evolucioné en todas las pistas. Jugaba al principio mejor en tierra pero después fui evolucionando en pistas rápidas. Acabé teniendo, de hecho, mis mejores éxitos en pistas cubiertas y rápidas. No sé con qué jugador me podría sentir identificado ahora mismo.

¿Qué hace Alex Corretja en su día a día?
Hago muchas cosas. Pero por encima de todo soy padre, pareja y amigo de mis amigos. Tengo una empresa de representación de deportistas, doy charlas a algunas empresas, hago algunos clínics con sponsors, juego algún torneo de leyendas, pocos pero algunos. Las semanas que tengo que hacer de comentaristas con Televisión Española y Eurosport, con los que estaré en los Grand Slams. Hacer entrevistas en pista con Eurosport, como con Televisión Española. Es una de las cosas que más me gusta de las retransmisiones: hacer la retransmisión y poder entrevistarme. Me hace estar muy cercano al jugador y me gusta.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados