NFL

article title

Entrevista a Andrea Zanoni: “Brady es el mejor de la historia”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

“De verdad, no tengo ningún equipo favorito” me dice de forma jovial pero dejando clara su respuesta antes de iniciar la conversación. Así es Andrea Zanoni, comentarista de la NFL en Movistar+. Claro, hablador, sin problemas para decir lo que piensa, aunque por momentos le cueste encontrar las palabras idóneas para ello, y aficionado de corazón al fútbol americano. Un deporte que ha practicado, comentado y por encima de todo, disfrutado.

Nacido hace 52 años en Recco (Italia), dio sus primeros pasos en el fútbol americano como jugador a los quince, y tras una larga trayectoria entre Italia y mayoritariamente España, se acabó afincando en la capital hispana, Madrid. Una vez alejado de los terrenos de juego no dejó a un lado su pasión, y gracias a toda su experiencia y conocimientos en la materia, empezó una carrera como comentarista de fútbol americano que aún mantiene hoy día.

Entre partidos y más partidos de la NFL, Andrea se permitió el lujo de organizar un torneo de Madden (videojuego de la NFL) en Madrid, y con la ayuda de Friday’s y Game, hasta 32 personas fueron participes de la primera edición. Fue allí, en una de las mesas del Friday’s de Azca, donde Andrea Zanoni respondió durante cerca de cuarenta minutos a mis preguntas, y estas fueron algunas de sus respuestas más interesantes. Obligado por las fechas en las que estamos, el primer tema que se toca en la conversación es la SuperBowl que enfrentará en Houston a los Patriots y los Falcons el próximo 5 de febrero.

“¿Cómo ves la gran final? ¿Algún favorito para la SuperBowl?” pregunto, y antes de obtener una respuesta esboza una leve sonrisa, acompañada de un “Es una de esas preguntas que…” Y se ríe. “Es difícil de contestar” continua, “Llegados a este punto no se puede elegir un favorito”. “En playoffs entran los doce mejores y además se juega un solo partido… puede pasar cualquier cosa”.

No ve un claro favorito, pero si se aventura a dar algunas claves que puedan decantar la balanza de un lado u otro. “Los equipos especiales pueden ser determinantes. Un gran retorno, un punt que se quede en la yarda uno, etc.”. Y con un gesto me hace ver que podría seguir así un rato más. “Los turnovers y fumbles también puede ser decisivos”, y argumenta su respuesta en los dos grandes ataques que se verán las caras en Houston, por lo que toda posesión cortada será decisiva. Además añade “La carrera con Blount puede ser una buena opción ante la defensa de Atlanta”.

Charlamos de la extraordinaria temporada de Matt Ryan, QB de los Falcons, y enseguida pasamos al que según Andrea, es el mejor QB de la historia, Tom Brady. “No es ningún secreto, lo he dicho muchas veces, para mi Brady es el mejor de la historia”. Tenía pensado preguntarle por el liderazgo de los Patriots y me lo sirve en bandeja, así que formulo mi cuestión. “¿Crees que si Rodgers hubiese jugado en los Patriots sería considerado el mejor de la historia?”

De nuevo se ríe, y dice: “Otras de esas preguntas…”, refiriéndose a la difícil respuesta. “Quien sabe que hubiese pasado, es algo que nunca sabremos”, comenta en medio de una descripción detallada de ambos quarterbacks. Además argumenta su respuesta con un ejemplo la mar de claro. “Igual no hubiésemos ni visto jugar a Brady en los Patriots si no se hubiera lesionado Bledsoe, Drew Bledsoe. ¿Quién sabe qué hubiese pasado con Brady? Son cosas que nunca sabremos”.

Cambiamos el tercio de la conversación y le pregunto por Dallas: “¿Te sorprendió la eliminación de los Cowboys?” No duda en volver a mirarme sin saber que responder, y ya se lo que quiere decirme con eso, es una de esas preguntas cuya respuesta obvia sería sí, pero necesita ser analizada en profundidad. Para empezar deja claro que una vez llegados a los playoffs cualquiera te puede ganar, pero al final añade, “Antes de ese partido si veía a Dallas favorito. Seguramente era el equipo más completo en la NFC”, y ahora pasa a los Packers, “Green Bay tenía algunas carencias, pero no me malentiendas, tenía algunas lagunas por lesiones” y ejemplifica lo dicho citando algunos de los jugadores tocados en la plantilla de la conferencia nacional.

Entre todos los equipos de la NFL, siento cierta curiosidad por saber la opinión del entrevistado acerca de los Broncos, por lo que desvío la reunión informal hacía ese punto. “¿Qué necesitan los Broncos para volver a estar arriba?”.

Aquí Andrea no tiene ninguna duda de como iniciar su contestación. “Muchos dirían la respuesta fácil, que es cambiar a Siemian, pero yo no te la voy a dar, porque para mí no lo es. Este año han tenido más QB que el pasado, porque sí, Payton Mannnig es una leyenda, pero el año pasado los Broncos ganaron a pesar de Manning”. No quiere malentendidos, y aclara su respuesta adjuntando que Manning ya no estaba en su mejor momento, y que el factor clave de aquel triunfo fue sin lugar a dudas la defensa. Una defensa que, apunta Zanoni, presenta bajas este año, por lo que se acaba notando aunque sigan contando con muchas estrellas. Al final, nos enredamos en una conversación apasionante sobre la franquicia de Denver, pero no termina por darme, de forma clara, ningún elemento destacable a retocar en los Broncos para que vuelvan a escalar posiciones en la tabla.

Foto | @azanoniplus

A continuación, paso el testigo de la charla a preguntas relacionadas con nuestro protagonista. “Tienes experiencia como jugador de fútbol americano, ¿Crees que es importante para comentar partidos”. Tarda en dar con la respuesta pero acaba afirmando, y justifica su respuesta en un ejemplo muy oportuno que he intentado buscar en la red sin éxito alguno, en el que un periodista, tras un mal partido de Brady, preguntaba a Belichick sobre si lo quitaría en el próximo encuentro, algo que para todo aquel que practica deporte sabe que es impensable por un único mal día. “Se tiene memoria a corto plazo”, me dice Andrea, y seguramente esté en lo cierto.

Zanoni fue entrenador de equipos especiales en los Madrid Panteras, y es por ello que aprovecho para preguntarle sobre su importancia. “Los equipos especiales son el 33’33% de un equipo para ser exactos”, dejando clara su postura, y no contento con eso añade, “Por ejemplo, un buen retorno es muy importante. Está claro que es mejor empezar en la yarda 50 que en la 20, pero no solo por la posición de campo, también influye en el factor mental, verte por detrás o por delante”. “¿Factor mental o físico? ¿Qué es más importante en un Kicker?” le digo casi sin dejarle explayarse en el tema anterior. “La diferencia entre un buen Kicker, y un excelente Kicker es esto”, y se señala la cabeza.

Conocedor del juego a la perfección le pregunto acerca de la dificultad que tienen los jugadores extranjeros para llegar a la NFL, pregunta a la que responde con varios ejemplos, dejando claro que por una parte es normal, debido a la cantidad de deportistas que allí practican el fútbol americano, y por otro dejando entrever que quizás se necesitaría abrir más espacio para la llegada de posibles estrellas extranjeras a la liga. Estamos varios minutos hablando de algunos jugadores procedentes de otros países, como Jarryd Haine, quien formó parte de los 49ers en el año 2015, a los que llegó directo del rugby australiano.

Posteriormente pregunto por nombres propios: “¿Podrías darme tres jugadores que te hayan impresionado realmente ver jugar? No vale que digas Devin Hester”, añado. “Podría hacerte una lista de retornadores fantástica”, me dice. “Desgraciadamente tengo unos años y he visto mucha gente”, me dice riéndose. Comenta varios de los RB más famosos de la historia, como Barry Sanders, Marcus Allen, Emmitt Smith y Eric Dickerson. “¿Quién era el mejor?”, me pregunta sin esperar respuesta, ya que no la hay.

“A mí uno que me fascinaba completamente ver correr, porque bailaba, era como que se deslizaba, era Eric Metcalf”, un jugador del que jamás había odio hablar, por lo que le informo al instante y me comenta. “Jugaba en los Browns (uno de los siete equipos por los que pasó), y no ha llegado nunca a la fama”, y gesticula con los brazos dando a entender que se refiere al estrellato dentro de la NFL.

“No quiero hacerme ahora el exótico, y decirte que mi running back favorito es Metcalf, evidentemente hemos dicho nombres que claro ahora elegir entre… Bueno, Barry Sanders era extraordinario”. Y con ese cambio drástico redirige la conversación hacia el que fuera running back de los Lions. “Entre dos RB absolutamente extraordinarios como son Emmitt Smith y Barry Sanders, tú me dices a quien te gusta ver más, digo Barry Sanders, pero porque me divierte más, además te digo, porque me divierte, que es como lo vivo yo, por eso no tengo equipo. A mi hay jugadores que me divierten, entonces… a mi Brady me fascina lo bueno que es, lo inteligente que es, todo, pero claro, como Michael Vick hay pocos QB que me hayan emocionado, pero porque me divierte, luego es más productivo Brady, claro.”

“Si yo fuera dueño de un equipo querría a Joe Montana, pero si pago una entrada quiero ver a…”, y no se acuerda del ejemplo que puso en una frase que según el propio Andrea causó revuelo cuando la dijo en antena, refiriéndose a un quarterback más móvil que corriese mucho con el balón. “Ayer me comentaste que habías estado en una SuperBowl…”. Empiezo una frase que no llego nunca a terminar. ”14” me interrumpe. Extrañado le pregunto: “¿en la 14?”. Y sonríe mientras me dice: “no, en 14”. Y entonces reímos nosotros y el pequeño público sentado a nuestro alrededor que sigue con interés sus palabras. Tras esta pequeña confusión logramos entendernos y le pregunto por la SuperBowl en la que más disfrutó, no por el partido, sino por el hecho de vivirla. “¿Puedo decirte más de una?”, me pregunta, y asiento con la cabeza.

“Bueno la primera por ser la primera, que fue en Nueva Orleans, Patriots –Packers, donde además de todo, casualidad, fue el retorno de Desmon Howard, que venía de hacer una temporada fantástica”. Sigue unos segundos hablando de aquel momento, dando detalles desconocidos para mí, y entonces prosigue con su segundo momento, la SuperBowl XLI. “Bears-Colts, el retorno de Devin Hester fue algo épico”, y se le nota la emoción en la voz y la cara al recordarlo. “Además si puedo añadirte algo extradeportivo, la actuación de la media parte, para mí, fue la mejor”, refiriéndose a la final de Miami, “Fue Prince, la única SuperBowl con lluvia, Prince tocando Purple Rain y eso con una escenografía exagerada”, me dice con tal expresión que no puedes evitar pensar en una actuación espectacular. “El Ravens- Giants de los tres retornos consecutivos para TD también fue una pasada”, y sonríe al recordar la situación tan inesperada vista en aquella edición de la SuperBowl.

Los camareros ya están recogiendo varias mesas en la planta baja y nosotros aún seguimos la conversación, aunque ya solo quede un tema sobre el que recibir respuesta, el próximo torneo de Madden. “La idea es hacer algo que se extienda en el tiempo, a nivel nacional y con varias fechas. Aquí termina esto y ya estamos hablando para ver cuál es el siguiente paso”. Una posible liguilla o un torneo por parejas son algunas de las posibilidades que se manejan, y lo que está claro es el éxito de la primera edición y el futuro trabajo de Andrea para que sigan sucediéndose en el tiempo más eventos de este tipo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados