Se habla de:

Deportivo

article title

Joselu: “Todo se lo debo a los tres años en Bundesliga”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Nombrar a José Luis Sanmartín Mato expone al riesgo de que la atención no perciba alteración alguna. Sin embargo, si hablamos de ‘Joselu Mato’ la situación tiende a variar considerablemente. Nacido en Alemania, concretamente en Stuttgart, pronto, a los tres años, Joselu regresó a sus gallegos orígenes, y tras formarse en el S.D. Cruces de Silleda, el destino le ha colocado en A Coruña tras sus primeros pasos profesionales en Vigo. Recorremos junto al futbolista su trayectoria futbolística, desde un prisma personal, volando hacia un futuro en el que quedan muchos goles que agregar a un contador interminable.

P. Buenas, Joselu. Empecemos por el principio, si te parece bien. Imaginamos que tu nacimiento en tierras alemanas es circunstancial pero nos gustaría saber qué recuerdas de aquellos primeros años en Alemania y a qué se debió la estancia de la familia allí.

R. “Recordar, no recuerdo mucho, porque regresé con tres añitos a mi pueblo, a Silleda, de donde era mi madre y lo que recuerdo es un poco lo que me contaba mi madre y mi hermana ahora un poco más de mayor. Y sobre todo, en mi etapa jugando allí, ir a visitar la zona donde había nacido. La circunstancia fue laboral, había poco trabajo aquí, mis padres emigraron a Alemania y resultó muy cómodo para ellos estar ahí, estuvieron 20 años y en esa etapa nacimos mis primos, mi hermana y yo, así que somos todos alemanes”.

P. De regreso a Galicia, ¿cuándo comienza tu pasión por el fútbol? ¿Cómo son tus primeros pasos con el balón y en qué momento te das cuenta de que lo tuyo va a ser el deporte rey?

R. “Creo que nada más llegar. A los cuatro años ya me federo en el club de mi pueblo, empiezo con la pelota para arriba y para abajo y bueno, a esas edades no puedes destacar mucho. Fue el deporte que más me llamó la atención. Empecé de portero, porque me encantaba. En aquel entonces no había ‘Fútbol 7’ como ahora así que me parecía una posición un poco aburrida, así que al final cambié mi posición, acabé siendo delantero y hasta ahora”.

P. Tras estos primeros pasos, tus primeras apariciones en el fútbol profesional se producen con el Celta de Vigo en Segunda División, alternando con el filial y el División de Honor Juvenil. ¿Cuál es el proceso para que alguien como tú llegue al Celta y qué destacarías de tu etapa en Vigo?

R. “La verdad es que, sobre todo, me trataron muy bien desde que llegué al Celta. Fue una oportunidad muy grande para mí, tenía 11 años nada más. Al principio fue complicado, porque el Celta no disponía de Residencia ni de las condiciones ideales, pero bueno, tenía una tía en Vigo y estuve un par de años viviendo con ella. Al final todo fue hacia adelante, estuve nueve años allí hasta llegar a lo que comentas. Sólo cumplo nueve partidos con el juvenil, alterno el filial con el primer equipo, sobre todo en entrenamientos y al final tengo la oportunidad, con Eusebio Sacristán de entrenador, de poder debutar y tener ficha con la primera plantilla.

P. Muy pronto, los grandes comienzan a interesarse por ti. Se habla del Barça, además del Real Madrid, tu destino final en 2009. ¿Hubo interés real de más equipos? ¿Qué te hace decidirte por el club blanco?

R. “Cuando tenía 14 años, tenía ofertas del Atlético de Madrid también, pero son ofertas que al final no llegan a su conclusión al 100%, porque son después de hacer torneos de cadetes o juveniles y los equipos se empiezan a interesar, pero nunca cuajó hasta que llegó la oferta real del Real Madrid que no podía rechazar, está claro”.

P. Tras completar una temporada más cedido en Vigo, es en la 2010-11 en la que te instalas definitivamente en el Castilla. Una primera temporada en la que eres el máximo goleador del equipo junto a Morata. ¿Cuánto se aprende en una fábrica de talento como la del club merengue?

R. “Yo creo que muchísimo. Llegas a un club en el que tienes todo y más de lo que necesita un jugador: instalaciones, ropa… El Real Madrid a nivel mundial y a nivel cantera es potencialmente uno de los mejores que hay en el mundo. La oportunidad cuando llegué allí de hacer dos pretemporadas con el primer equipo, entrenar mucho con ellos… Eso te da una madurez y un respeto hacia todos inmensos. Y encima tener la suerte de que esto te lo de el mejor equipo del mundo, no hay más que decir”.

P. Esa misma temporada, debutas con el primer equipo de la mano de Mourinho, ante la U.D. Almería, y además anotas el octavo gol de tu equipo. ¿Un sueño hecho realidad?

R. “Sí, la verdad que sí. Nada más llegar a Madrid siempre tienes la esperanza de que las cosas vayan bien en el primer equipo y en el filial para que puedas tener una oportunidad. Fue una buena temporada, yo hice una buena campaña, tuve el premio de poder debutar, el premio de poder marcar, también el de anotar en la Copa del Rey. Es un sueño hecho realidad, debutando en el Bernabéu y jugando con grandes estrellas como Cristiano, Ozil… Y con Mourinho que al final el año pasado en Premier coincidí con él varias veces y pude retomar esa relación con él”.

P. La siguiente temporada, sois campeones del Grupo I de 2ªB y también globales en el playoff. Pichichi en la temporada regular y siete goles más en la fase de ascenso. ¿Una experiencia única conseguir un ascenso y hacerlo destacando tanto?

R. “Sobre todo porque el Madrid llevaba muchísimos años intentando conseguir meter al filial en Segunda División. El primer año tuvimos la mala suerte de perder en el playoff ante el Alcoyano, pero la siguiente temporada todos eramos mucho más maduros, teníamos una plantilla mucho más fuerte e hicimos una temporada muy buena en la que Alberto Toril nos ayudó muchísimo a conseguirlo. Destacar tanto en esa temporada y ayudando a ascender a Segunda, es otro sueño que cumples y un objetivo bueno para el club”.

P. Pese a ello, sólo disputas esa temporada un encuentro, en Copa, con el primer equipo, y vuelves a marcar. ¿Crees que merecías más oportunidades de demostrar dada tu efectividad en tus apariciones con el Real Madrid?

R. “Las oportunidad están ahí, creo que las he tenido y las he aprovechado muy bien. Después son decisiones que tomas. Para nada me arrepiento de haber salido después de ascender a Segunda a labrar mi futuro e intentar jugar en Primera División. Está claro que uno es egoísta y quiere más, hay que quedarse con lo positivo y ver que las cosas han ido bien, que van bien, y que todo ha sido para bien”.

P. Y tras una temporada estratosférica, regresas a Alemania, donde estás tres temporadas en tres equipos diferentes (Hoffenheim, Eintracht y Hannover 96). Rondando los 30 goles en ootal, ¿qué te ha aportado futbolística y personalmente una nueva experiencia en tu tierra natal?

R. “Muchísimo. Creo que todo se lo debo a esos tres años que he estado allí. Tanto profesional como personalmente creo que me ha ayudado a madurar muchísimo, a valorar lo que es estar fuera de casa, aunque al haber ido con mi mujer creo que es algo que me ha ayudado muchísimo. No he tenido la sensación de estar fuera de mi país. Todo lo que te da poder estar en un equipo profesional y poder disfrutar de competiciones europeas como el segundo año, es lo mejor que te puede dar el fútbol. Te ayudar a coger experiencia y eso ayuda un montón”.

Joselu, en su etapa con el Hannover

P. Y la pasada temporada, firmas con el Stoke City. ¿Un viejo sueño cumplido el de jugar en la Premier? ¿Es tan espectacular el fútbol en Inglaterra como se intuye en la distancia? ¿Cuáles crees que son los puntos fuertes y los débiles de la Premier respecto a la Liga Española?

R. “Uno siempre quiere ir a mejor y aspirar a más. Tuve esa oportunidad y en cuanto me llegó no pude rechazarla. Hablé con Muniesa, con Bojan, que tenía contacto con ellos y me hablaron de que la liga era espectacular y esos momentos que disfrutas con esos estadios, esos ambientes y sobre todo la liga, ha merecido muchísimo la pena y es una experiencia más en mi carrera que es muy bonita y que podré contar en un futuro que ha sido espectacular”.

P. Y por fin, tras cuatro temporadas, regreso al fútbol español, y casualmente, regreso a Galicia, pero en esta ocasión al Depor, cedido. ¿Es extraño vestir la camiseta del Depor tras haber ‘crecido’ en el Celta?

R. “No, no es extraño. En estos casos tienes que pensar que eres un profesional, ellos contactan contigo y tienes que comportarte de la mejor manera posible. Cada uno tiene su pasado y no se puede cambiar. Yo no me arrepiento para nada, soy una persona que aspira cada vez a más, tuve la oportunidad de venir aquí, el último día de mercado me salió la opción, estaba claro que en el Stoke no contaba con los minutos necesarios y al final he venido aquí y no me arrepiento absolutamente de nada. Me dieron la oportunidad y espero disfrutarlo hasta el final.

P. ¿Crees que la afición del Depor tiene muy en cuenta tu pasado en el Celta?

R. “Sí, puede ser. Ya se sabe como es esto de los derbis. Siempre a una persona le puedes gustar más que a otra, hay diferentes tipos de opiniones. Lo que tengo que hacer es comportarme como profesional, he venido a ayudar al Depor a cumplir su objetivo y eso para mí es lo más importante.

13.- ¿Cuáles son tus sensaciones sobre el rendimiento del equipo hasta ahora y del tuyo propio? ¿Esperabas haber disfrutado más minutos?

R. “A nivel personal, llegué aquí y por desgracia me rompí la rodilla el primer partido. Tienes unas  ideas en la cabeza que desde el primer día se rompen. Pero soy una persona muy optimista en esos aspectos, e intentas llevarlo de la mejor manera posible. Es un paso que tienes que cubrir en tu carrera y a nivel personal, ahora estoy mucho mejor pero fue un bache con el que tienes que contar que puede suceder. La temporada nuestra no se puede decir que haya sido espectacular, hemos tenido altos y bajos. Quizás más bajos que altos. Pero al final es una temporada en la que el Depor tiene que cumplir con el objetivo de permanecer en Primera División, que creo que era el objetivo del primer día y bueno, creo que si no es este fin de semana, el siguiente podemos cerrarlo ya.

P. Al finalizar la temporada, terminará tu cesión en Coruña. ¿Expectativas de futuro? ¿Te ves de nuevo en la Premier o esperas poder continuar en la Liga Española?

R. “Nunca se sabe. El fútbol da tantas vueltas. Lo único que sé es que tengo dos años más de contrato en el Stoke, pero ni hemos hablado con ellos ni con ningún club. Quiero estar centrado aquí, ayudar al Depor a conseguir el objetivo y cuando llegue verano tendremos un par de meses para hablar con el Stoke, ver qué opinan, qué opciones existen para mí y ya se decidirá”.

P. Mourinho, Mark Hughes, Markus Babbel, Eusebio, Garitano, Mel, Toril… De ellos, ¿con cuál te quedas como entrenador? ¿Cuál crees que te ha aportado más en tu carrera?

R. “Te diré dos nombres. Alberto Toril es un entrenador que me ha demostrado muchísimo durante los dos años que estuve en el Castilla en los que aprendí mucho con él. Me ha dado muchísima libertad a la hora de enseñarme como futbolista y como persona en una temporada en la que era muy joven. Con él viví una de las experiencias más bonitas en mi carrera, con el ascenso y teniendo la posibilidad de debutar en Primera. Y el otro es Mourinho, por hacerme debutar en Primera División y en un templo como es el Bernabéu, que es algo que nunca se olvida”.

P.- Al pertenecer a la cantera madridista, has tenido la suerte de coincidir con jugadores con gran proyección que han terminado dando el salto como Carvajal, Nacho, Jesé, Morata, Mosquera, Lucas Vázquez, Rubén Sobrino… ¿compartir entrenamiento y partidos con grandes como ellos ayuda a crecer y mejorar?

R. “Sí, está claro. Cuando estábamos todos en el Castilla todos eramos del mismo estilo, eramos jugadores buenos que estábamos demostrando que podíamos jugar en Primera División. En ese grupo nadie se creía más que nadie, y eso ayudó a que todos estuviésemos metidos al 100% cuando queríamos cumplir los objetivos. Está claro que cuando subías a entrenar con el primer equipo, o veías que alguno destacaba o vívías momentos con ellos, aprendes muchísimas cosas y lo valoras el día de mañana. Ves donde están todos, en Primera División, y claro que aprendimos cosas unos de otros.

P. Además, has coincidido con otros grandes futbolistas en el Celta, como Trashorras, Iago Aspas, Jordi Figueras, Oriol Riera o un mito como Borja Oubiña. De todos los compañeros que has tenido en tu carrera hasta ahora, ¿cuál crees que te ha ayudado más, de quién guardas un recuerdo más especial o una relación más cercana y de amistad?

R. “De todos un poco. Está claro que Oubiña era el capitán de todos de aquella época. Roberto Lago también hacía una labor muy buena en ese aspecto. Iago Aspas, bueno, eramos jugadores muy jóvenes y estábamos en otra onda. Trashorras nos ayudó mucho ese año de Segunda. Son gente que ahora son capitanes generales en sus equipos… Michu en su día también. Son gente que te ayudan mucho en esos momentos, que comparten su experiencia contigo y tú como joven intentas empaparte de todo lo que te puedan enseñar”.

P. Carvajal te acompañó en Alemania y Juanfran Moreno lo hace ahora en el Depor. ¿Dos de las personas más importantes en tu carrera futbolística?

R. “Mosquera también lo tengo este año aquí, que coincidimos en el Castilla. Todos eran importantes en este aspecto. Compartes con ellos muchos momentos sobre todo en el Castilla, y tienes la suerte de coincidir fuera de ahí en equipos profesionales, que te ayuda a ver las cosas de otra manera. Son gente que conoces, que has compartido momentos con ellos y volver a compartir vestuario con ellos siempre es un lujo porque sabes lo que te pueden dar y cómo pueden rendir”.

Joselu celebra uno de sus goles contra el Barcelona

P. La tuya es una carrera de encuentros y desencuentros, de idas y venidas, y también de regresos. Hace unos meses, hiciste tu primer doblete en Primera División y casualmente lo logras ante el Madrid, en el Bernabéu. ¿Qué se siente cuando se logra un doblete en ese estadio siendo un jugador formado en la cantera madridista?

R. “Fue un momento raro, porque venía de estar recién recuperado de una lesión muy grave de rodilla, de estar un poco frustrado por no poder ayudar a mis compañeros. Tienes la oportunidad de salir en un partido bastante complicado, y tienes esa suerte de ya salir a calentar y escuchar que hay gente que te reconoce y no olvida los pasos que has tenido por allí. En un estadio como el Bernabéu, una experiencia muy bonita. Encontrarme con compañeros como Nacho, Carvajal, Morata, Lucas… Son momentos que jamás olvidas, fue el estadio en el que debuté en Primera División, donde marqué con el Madrid, vestir la camiseta de otro equipo y hacer goles también. Son momentos difíciles de explicar porque es una sensación única que en ese momento te recorre el cuerpo y lo que tienes ganas es de jugar, disfrutar el momento y hacerlo bien. Como muchos jugadores han dicho, jugar en el Bernabéu hay que hacerlo disfrutando, pasarlo bien y si puede ser ganando, mejor. En este caso nos tocó perder, pero fue una experiencia muy agradable personalmente”.

P. Aún estás ante la posibilidad de poder elegir, dado el caso, entre poder jugar con España o con Alemania. Si se presentara, ¿tienes una decisión tomada?

R. “Está claro que yo me siento español. Vamos, nunca he dicho que escogería a la selección alemana ni mucho menos por encima de la española. Soy español, me siento así, me he criado aquí… En su día dije que si tenía la oportunidad de jugar con Alemania y España no contaba conmigo que por qué no, pero vamos, ante todo la selección española sería un orgullo e intentaremos trabajar para, nunca se sabe, el día de mañana quizá poder estar ahí.

P. Un gol que recuerdes con especial cariño.

R. “El de mi debut en el Bernabéu contra el Almería. Yo creo que ese gol no se me va a olvidar nunca”.

P. Tu mejor momento en el fútbol, y tu mejor momento fuera de él.

R. “Creo que el mejor momento en el fútbol es poder superar una lesión sin tener secuelas después. Tenerla completamente olvidada y que no vuelva a dar la lata ni tener ningún problema el día de mañana”.

P. El peor.

R. “La lesión de rodilla. Va todo relacionado. Llevo seis temporadas en Primera y nunca había tenido una lesión, ni mínima ni mayor. Volver a España con esa ilusión de poder disfrutar de la liga española otra vez y tener una lesión así de grave a ningún jugador le gusta”.

P. El mejor amigo que hayas ganado en tu trayectoria como futbolista.

R. “Son bastantes. Es complicado, porque en Alemania no había españoles y eso… Te puedo decir Juanfran, Albentosa, Carles Gil de esta temporada… Muniesa y Bojan hice muy buena relación y la sigo manteniendo, Deulofeu… Carvajal, Morata, Nacho, Lucas… Esos nombres siempre siguen ahí, sigo teniendo mucha relación y es de agradecer tener compañeros así.

P. Un sueño por cumplir, a nivel futbolístico, y otro, a nivel personal.

R. “A nivel futbolístico mejorar cada temporada, intentar hacer goles, ayudar al equipo donde esté y por qué no el día de mañana poder vestir la camiseta de la selección española. A nivel personal, ahora que voy a ser papá dentro de unos meses, esperar que todo salga bien, que venga sano a este mundo, deseando que sea un niño con mucha salud y que seguro lo vamos a querer mucho”.

Y así, compartiendo sus sueños y mostrando una incalculable ilusión en su cumplimiento, nos despedimos de Joselu Mato, no sin antes agradecerle enormemente su amabilidad y desearle que sus anhelos se vean realizados, especialmente los personales, los más importantes y vitales.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies