Se habla de:

Entrevistas

article title

Jurado: “Sueño con conseguir algún título más”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Su signo zodiacal es cáncer y nació un 29 de junio de 1986. Concentrado en Bilbao con sus compañeros del Espanyol en la previa al encuentro que les medirá al Athletic en la Jornada 30 del campeonato, nos atiende José Manuel Jurado, encantador en el trato cercano, para recorrer su vida futbolística. 

Toda historia tiene su origen. La de Jurado no iba a ser menos, y es que el futbolista gaditano reconoce que “quería ser futbolista cuando era pequeño, siempre estaba jugando al fútbol hasta que empecé en un equipo de mi pueblo. Siempre jugaba a fútbol”. Como todos los niños, José Manuel debía tener un equipo favorito. O quizás no, y es que cuando se le pregunta por ello desliza que “no sé, me gustaba el fútbol y veía todo lo que podía…”. Por el contrario, si preguntamos por sus preferencias individuales, la respuesta se produce de una forma mucho más natural: “me gustaba mucho Laudrup. Él era en el que me fijaba siempre. El crack danés deslumbraba a todos con su clase y fue un referente para los jóvenes de la época. Natural de Sanlúcar de Barrameda, tierra de tradición taurina, descubrimos que si hubiera tenido que elegir otra profesión, esa hubiera sido la de “torero. Yo quería ser torero, si no hubiese sido futbolista.

Por fortuna para los amantes del deporte rey, él tenía las cualidades necesarias para dedicarse a su principal pasión. Mas para alcanzar la cima, la formación es fundamental. Unos inicios de los que “tengo recuerdos muy bonitos. Hacía lo que más me gustaba, disfrutaba y me divertía haciéndolo. Y más cuando somos niños, que disfrutamos de una manera especial, lo vivimos todo con mucha intensidad. Te acuerdas de todos esos campos en los que jugabas, de los compañeros y todo ese tiempo era muy bonito. No era de los que me iba al parque con los amigos a jugar, sino que por la mañana iba al colegio y por la tarde entrenaba con el equipo en Sanlúcar y después a casa a estudiar”. El tono de voz denota añoranza y nostalgia en los recuerdos de alguien que ha sido feliz jugando al fútbol desde edad muy temprana. Y siendo de Sanlúcar de Barrameda, se hace inevitable suponer una importante pasión cadista. “Sí, el Cádiz me gusta mucho. Siempre digo que el Cádiz tiene que estar en Primera siempre, con el campo que tiene, la afición, la ciudad… Yo siempre quiero ver ganar a los equipos andaluces, quiero que estén en Primera cuantos más mejor. Pero el Cádiz, todo el mundo tiene que reconocer que tiene una afición increíble.

Una infancia feliz que culmina con el aterrizaje en la Casa Blanca, una ocasión única que se presenta porque con trece años jugué el Campeonato de Andalucía con la selección de Cádiz, en el que fuimos campeones. En ese Campeonato había muchos ojeadores, y el Madrid era uno de los interesados. Y fiché por el Madrid”. Comparado con toda una leyenda como Zinedine Zidane, por su posición en el campo y estilo de juego, Jurado llegó a debutar en un primer equipo dirigido entonces por López Caro, pero no logró alcanzar continuidad, como tantas otras perlas merengues, y es que “en el Madrid siempre fichan a los mejores jugadores del mundo, jugadores consagrados, y cuando se junta tanta gente en tu puesto, provienes de la cantera y sabes que por delante tienes algún ‘Balón de Oro’ y los mejores jugadores del mundo, al final te acabas yendo porque si no, no tienes minutos. Una comparación con el actual técnico madridista que lejos de asustarle, “lo veía como algo bonito, algo muy bonito. Un elogio.

Y Jurado no elige un destino cualquiera. El chico de ‘La fábrica’ termina dando el salto de la Castellana al Manzanares. Dos clubes de rivalidad histórica, un cambio quizá difícil de gestionar, ya que “al principio piensas eso, cómo te van a aceptar, cómo va a reaccionar la gente. Vienes del equipo rival, pero en el Atlético de Madrid me acogieron muy bien y todo fue muy bien, no tuve ningún problema. Y es que en estos casos, habitualmente es más complicado de aceptar el cambio para el club de origen que para el de destino. A su llegada al Calderón, y en sus dos primeras temporadas de rojiblanco, Jurado no termina de explotar todo su talento de la mano de Javier Aguirre, según él mismo relata “el primer año no fue malo, pero el segundo fue un poco peor. Era muy joven, el Atlético un equipo grande y salí a Mallorca para coger minutos y un poquito de experiencia y luego volví de nuevo al Atlético de Madrid”. Una decisión que se antoja vital para el progreso del exquisito centrocampista, al permitir “convencerme a mí mismo de mis posibilidades. Acabé viendo lo que era capaz de hacer en Primera, también muy jovencito. Muy contento de aquel año en Mallorca con Manzano y el siguiente fue increíble en el Atlético de Madrid”. Porque efectivamente, la siguiente es la temporada de la explosión de Jurado como jugador al más alto nivel, disputando todos los encuentros posibles en todas las competiciones con el equipo colchonero y ganando sus primeros títulos, la Europa League y la Supercopa. “Es una de las mejores temporadas de mi carrera. Jugué todo, acabamos jugando dos finales, ganando la Europa League y terminé muy contento la temporada”.

Precisamente por el gran rendimiento mostrado en el Atleti esa temporada y por el cariño que se había ganado por parte de la grada del Calderón, resultó incluso más sorprendente su salida al Schalke 04 la siguiente temporada, justo tras el primer encuentro liguero, en el que además marca un gol y se despide de la afición con una cerrada ovación. “Todo fue muy rápido. Estaba con la pretemporada, acababa de renovar y estaba tranquilo. Fue una oferta de última hora, que firmé el último día por la tarde. Llegó el Schalke, un equipo grande en Alemania, que iba a jugar Champions y tenía la posibilidad de jugar con Raúl, tenían buen equipo… quise una aventura fuera. ¿Fue determinante la presencia de Raúl para terminar de decidirse a marchar a Alemania? “Bueno, que estuviera Raúl ya me dijo que era un gran equipo y que tenía un buen proyecto”. Además, la despedida del Calderón y de su afición fue realmente espectacular, marcando en su último partido como rojiblanco. “Me fui muy contento. Más contento que con pena por irme. Había sido un año muy bueno el anterior y encima me fui marcando. Además, la decisión de irme la tomé yo, sentí el cariño de la afición y me fui feliz.

Dos temporadas en Alemania, al lado de Raúl y de jugadores consagrados del fútbol actual, como pudieran ser Draxler, entonces muy jovencito convertido actualmente en estrella en ciernes en el PSG, Neuer considerado como uno de los mejores guardametas del mundo o el propio Escudero, lateral que milita en el Sevilla. Una experiencia enriquecedora y positiva, “dos años muy bonitos, sobre todo el primero, llegando a semifinales de Champions, terminamos ganando la Copa de Alemania, marcando gol en la final… un año espectacular. Marcar un gol en una final como aquella fue increíble, el Olímpico de Berlín lleno a reventar y la afición del Schalke espectacular. Fue una noche increíble”. Y hablando de goles, para un jugador creativo como él es más habitual asistir que anotar, sin embargo Jurado siempre ha sido un futbolista con cierta regularidad goleadora. Pero, ¿qué goles recuerda con mayor cariño? Los goles en Champions que marqué con el Schalke los recuerdo siempre mucho. Algunos con el Atlético de Madrid también fueron bonitos… es difícil quedarse con alguno en concreto”.

Y tras la experiencia germana, paso por Moscú, donde el futbolista español coincide con Unai Emery, otro gran técnico con el que José Manuel ha tenido la suerte de coincidir. “De Emery destacaría que tiene una idea clara de fútbol, de su juego y sabe leer los partidos.

Para completar el tridente de experiencias foráneas, Jurado firma por el Watford, en la Premier, de la mano de Quique Sánchez Flores. Sólo la Serie A se ha resistido hasta el momento para completar el difícil hito de completar el póker de las cuatro grandes ligas. ¿Afortunado por las experiencias fuera de España? “La verdad es que estoy muy contento con lo que he vivido fuera. Estoy contento con mi carrera, de cómo ha ido, lo que he conseguido y todo”. Una carrera a la que aún le queda cuerda. “Todavía espero al menos entre cuatro y seis años más. Hay que durar”. El estado de forma por el que atraviesa actualmente, hace presagiar que efectivamente así será. Y haciendo resumen de las tres experiencias, “de la Liga Alemana me quedo con cómo se vive allí el fútbol y lo que conseguimos deportivamente allí. De la Liga Rusa el cómo es jugar con otro clima, con frío, una historia muy diferente a la que estamos acostumbrados aquí. Y de la Premier pues también es una liga espectacular en la que se vive mucho el fútbol”. Para un jugador acostumbrado al calor de su tierra, Andalucía, debe ser duro acostumbrarse al frío habitual en tierras rusas. “Bueno, era mi equipo, estaba bien ahí, pasan los años rápidos y había que aguantarlo. Me adapto a los sitios rápido”. Finalmente, para muchos jugadores es atractivo jugar una liga como la Premier, y también Jurado quería jugar en Inglaterra. Por lo menos un año, para probar esa liga. Todo el mundo decía que es de las mejores ligas y quería probarlo”.

Al inicio de la presente temporada, y de la mano una vez más de Quique Sánchez Flores, con el que ha coincidido igualmente en Atlético y Watford, se produce la llegada de José Manuel Jurado al Espanyol, en un proyecto ambicioso. Tras un inicio de temporada irregular, la calidad del futbolista se ha impuesto y vuelve a mostrar un nivel alto de juego. ¿Es complicado volver a adaptarse a la forma de juego de la competición doméstica? “No, no me ha costado adaptarme. Ya sabía lo que era esto y la calidad que hay aquí. Desde el principio me he sentido muy cómodo. Tal vez ahora estoy destacando más por los goles, pero creo que mi nivel ha sido alto toda la temporada hasta ahora”. Un mes de marzo espectacular, de hecho en Sphera Sports ha sido incluido en el once ideal del mes. Un reconocimiento éste y otros similares que para el futbolista gaditano “es bonito que se reconozca tu trabajo. Uno entrena todos los días y pone toda la ilusión en lo que hace y es bonito que se reconozca cuando se hacen bien las cosas. No es algo que me afecte mucho, pero sí que me gustan estas cosas y ese reconocimiento a tu trabajo”.

Tras la victoria conseguida ante el Betis el pasado viernes, el Espanyol se coloca a cuatro puntos de la zona UEFA, que podría ser el objetivo del equipo, una meta que “se puede conseguir. Vamos a intentar pelear hasta el final, sabiendo que cada partido es muy difícil. Tenemos equipos complicados con los que enfrentarnos, pero tenemos que intentarlo y ver en qué situación nos encontramos cuando queden dos o tres jornadas”. Para esa aspiración, el próximo partido ante el Athletic “es muy importante, porque le recortaríamos tres puntitos. Sería muy bueno ganar mañana, porque quedaríamos muy cerquita del Athletic“. Determinante puede ser el calendario, en este sentido Jurado indica que “no sé cómo está el de los demás, pero nosotros tenemos partidos difíciles. Recibimos al Atlético y Barcelona en casa, salimos también a Gijón o Coruña que se están jugando mucho… el nuestro es complicado”. Y es que a estas alturas de la temporada, prácticamente todos los equipos se juegan mucho lo que provoca que cualquier enfrentamiento sea duro.

En el horizonte, el derbi catalán, en el que el Espanyol recibe al Barça. ¿Ganas de vivirlo? “Sí, este tipo de partidos son bonitos de jugar. A cualquier futbolista le gusta jugar este tipo de partidos. Vamos a pelear por ganar y poder vivir un gran ambiente con nuestra afición”.

Pero el fútbol no es sólo entrenamientos, competición y viajes. En el fútbol, también se ganan otras muchas cosas que enriquecen la vida personal del futbolista, y suma amistades importantes, como es el caso de “Juan Valera, en mi etapa en el Atlético, que ahora ya no juega al fútbol. También tengo muy buenos compañeros en el Espanyol, y tenemos gente muy buena y un ambiente en el vestuario genial. He tenido suerte en mi carrera con la gente que he conocido”.

¿El mejor momento de José Manuel Jurado en el fútbol? Aquel año en el Atlético de Madrid, y después también en el Schalke. También incluiría la temporada en el Mallorca. ¿Puede decir Jurado que en lo personal ha conseguido sus metas y ser feliz? Estoy feliz desde hace mucho tiempo para acá, estoy muy bien”. ¿Y el peor momento en el fútbol? “Quizá el último año en el Spartak, que fue un año más duro, pero por lo general, bien”.

Y por último, como cualquiera, Jurado ha debido alimentar de sueños su vida. Si le preguntamos por alguno que le quede por cumplir, lo tiene claro: conseguir algún título más antes de retirarme y poderle contar a mis nietos que jugué muchos partidos en Primera y todo lo bueno que he podido hacer en el fútbol. En efecto, José Manuel Jurado nos ha ofrecido hasta la fecha grandes momentos futbolísticos, nos ha mostrado sus virtudes y cualidades técnicas, nos ha deleitado con su visión de juego y con una clase al alcance de pocos, y como él mismo confiesa, aspira a prolongar el gran momento por el que atraviesa durante algunos años más. Será un lujo y un placer para el aficionado, como lo ha sido la ocasión que nos ha brindado el crack de Sanlúcar para contarnos su experiencia y su crecimiento personal a través de su pasión que es la nuestra: el fútbol.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR