Se habla de:

Huesca

article title

Borja Lázaro “No pienso en Primera, pienso en los 50 puntos”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Luis Borja Lázaro Fernández, futbolísticamente conocido como ‘Borja Lázaro’, cariñosamente apodado ‘Borjita’. Un futbolista humilde, criado en la cantera de un grande como el Atlético de Madrid, experiencia en la que el futbolista estuvo “contento, tuve la suerte de poder jugar en el Atlético de Madrid, defender sus colores y siempre que juegas en un fútbol base de un gran equipo como es el Atlético de Madrid, uno de los mejores de Europa o del Mundo en estos momentos, pues la verdad es que muy contento. Fueron tres años de gran experiencia”.

Unos inicios prometedores para el madrileño, que posteriormente inició una experiencia con sólo 19 años en Escocia, en el Rangers, una etapa que “creo que me enriqueció en muchos aspectos. A nivel deportivo, aprendí otro estilo de juego. Fue una decisión bastante difícil, tan joven, sin haber salido de casa antes, irte a un país extranjero en el que apenas controlas el idioma, apenas conoces a la gente… El estilo de juego de la Liga Escocesa es muy parecido a la inglesa. Fue complicado, pero me adapté muy bien, sólo que tuve la mala fortuna de partirme el tobillo izquierdo y fue uno de los detonantes de mi vuelta a España. Estar alejado mucho tiempo de la familia y con una lesión tan grave… Al final tuve que decidir volver a España, pero creo que fue una decisión acertada, volver a España me ha hecho mejor futbolista y los conocimientos adquiridos en Escocia me han hecho mejorar en muchos aspectos”.

Un regreso a nuestro país que le lleva a otra de las grandes canteras nacionales, a la escuela de Mareo. Su ciclo en Gijón duró dos temporadas, en una escuela futbolística que “siempre ha sido muy buena. Lo ha demostrado durante muchos años, el primer equipo se ha nutrido mucho de esa cantera, de esos futbolistas que han ido formando a lo largo del tiempo y la verdad es que mi experiencia allí durante dos años fue muy positiva, tengo grandes recuerdos, grandes amistades que aún conservo y cada vez que gana el Sporting y verlo en Primera División, soy el primero que se alegra de ello”.

Con grandes recuerdos de todos los lugares en los que se ha afincado, Borja, como casi todo futbolista, también vivió momentos duros y amargos en su trayectoria como profesional. Vivió dos experiencias, en el Pontevedra y el Ontinyent, que no fueron tan positivas como hubiera deseado, con sendas rescisiones de contrato a los pocos meses de firmar en ambos clubs, pero aún así, Borja es consciente de la importancia de cada uno de los pasos dados en su carrera. “Si te digo la verdad, no sé ni yo qué paso para que esto ocurriera. En esos clubes, entre que no jugaba lo que consideraban que tenía que jugar, o sencillamente porque no contaban conmigo, rescindieron el contrato. Les estoy muy agradecido, a todos los clubes en los que he estado, por haberme dado la oportunidad de haber estado allí y poco más. Fueron decisiones, acertadas o no, que se toman en tu carrera, en tu vida, y que tienes que afrontarlas. Buenas o malas me han llevado hasta donde estoy e igualmente estoy muy agradecido tanto al Pontevedra como al Ontinyent”. Obstáculos en el camino que, centrado y humilde, el madrileño ha aprovechado para enriquecerse y fortalecerse.

Por fortuna, también ha saboreado las mieles del éxito, a todos los niveles. Dos ascensos a 2ª B, con el Noja y el Conquense, así lo certifican. “Tengo muchos recuerdos de aquello. Sobre todo de mi primer ascenso con el Noja. Cuando apenas me quería ningún equipo de Tercera División en España, tuve la suerte de toparme con un fenómeno con el que coincidí en el Pontevedra, Ángel Viadero, actual entrenador del Racing de Santander, y fue él quien me llamó y me dijó que confiaba en mí, que contaba conmigo, que no iba a ser mucho dinero pero sí una experiencia bonita, en un sitio muy bueno como Cantabria. Fue un equipo que además, si miramos nombre por nombre, muchos han jugado posteriormente en Primera División . Fue una experiencia muy bonita y muy reconfortante, también me reencontré con el gol allí. Y en Cuenca, pues casi lo mismo. Cuando el Ontinyent decide no contar conmigo, Jorge Campos me da la oportunidad de reencontrarme con el fútbol. Con un gran entrenador como Jordi Fábregas, que al principio no jugaba mucho con él pero luego me dio la confianza de poder jugar los playoff y yo encantado”.

Un delantero como Borja suele ser vigilado y valorado por sus registros goleadores. En el futbolista formado en el Atlético nos encontramos con una curiosidad asombrosa, y es que se estanca en la cifra de 7 goles durante las cuatro últimas temporadas en las que ha militado en el Conquense, Almería B y dos temporadas en el Leganés, en Segunda División. ¿Qué significa el número 7 para Borja Lázaro? “La verdad es que lo tengo como número maldito, porque parece que tengo ahí el 7 no consigo deshacerme de él. Pero bueno, ya sabemos que los delanteros vamos por rachas. A mí me gusta marcar goles como a otro delantero, está claro, pero para mí lo primero es que el equipo gane y que el equipo esté arriba y que el trabajo no me lo quite nunca nadie“.

Es el momento de detenernos en la penúltima etapa hasta la fecha en la carrera de Borja Lázaro, de desgranar el paso de Borja Lázaro por el C.D. Leganés. Quizá una de las más importantes, al menos en cuanto a categoría se refiere. Es el primer paso del jugador por Segunda División. Hay algo que siempre ha llamado la atención, y es que en repetidas ocasiones, Borja encontraba el gol e inmediatamente después, perdía la titularidad o la continuidad en su protagonismo en el equipo pepinero. La explicación si no la encontráis vosotros, yo tampoco. Al fin y al cabo, tengo mucho que agradecer hoy en día al Leganés. Fue el club que me dio la oportunidad de estar en Segunda División, el club que confió en mí. Es cierto que Asier consideraba que unos partidos debían jugar unos jugadores, otros partidos otros, en función también del sistema con el que jugase el rival… Y la verdad que, del Leganés, tengo muy buenos recuerdos, muchos grandes compañeros, una gran etapa de mi vida, la mejor que he pasado profesionalmente. Un ascenso a Primera División y son todo buenos recuerdos. ¿Qué tienes malos? Siempre tienes algún recuerdo malo. Quizá no haber jugado tanto como deseabas, como querías o como merecías. Pero siempre está ahí el recuerdo del ascenso, pasaré a la historia por suerte por haber ascendido con un equipo como el C.D. Leganés, y para mí es un auténtico privilegio el haber estado y el haber defendido sus colores. Ahora me toca defender los del Huesca y estoy igualmente de encantado e igualmente de feliz”.

Un entrenador metódico, Asier Garitano, con el que Borja Lázaro compartió vestuario durante sus dos temporadas en Butarque. “Teníamos una relación buena, creo que es un entrenador que ha conseguido algo espectacular con un club que estaba prácticamente en la ruina. Lo cogió, lo ascendió a Segunda, y en dos años ascendió al equipo a Primera División. Ante eso, por poco que jugase, no se le puede criticar nada al entrenador. Por eso, felicitarle, siempre tuvo mi apoyo, mi respeto y sobre todo alcanzar la Primera División es un privilegio para él y para el Leganés. Yo me alegro, le felicito y espero y deseo que cumpla con el objetivo de la permanencia“.

Y el pasado verano, tras no poder continuar con el Lega en Primera, ‘Borjita’ firma con la S.D. Huesca. A muchos llamó la atención el nivel de implicación del jugador y su cercanía a través de las redes sociales tanto con el club como con sus aficionados. Unas redes sociales que “la verdad es que yo hace dos años no usaba. Tuve la suerte de topar con un fenómeno, que se llama Miguel, un chaval de Santander que echándole ‘huevos’ sin conocerme me llamó y me dijo que le encantaría llevarme las redes sociales, que no llevaba a nadie, pero que le encantaría explicarme cómo funcionaban y demostrarme que podía cambiar mi relación con las redes. Y la verdad es que hoy en día creo que todo el mundo se merece una oportunidad. Entonces, yo tomé una decisión, creo que muy acertada, en las redes sociales. Él me metió en las redes sociales y se encarga de todo. A nivel particular y a nivel personal las redes sociales me han ayudado mucho, porque yo siempre he sido muy cercano con la gente, siempre he estado muy pendiente de los aficionados y ésto me ha acercado un poquito más a ellos para poder interactuar más con ellos a nivel personal. Me gusta que la gente se pueda sentir más cercana a mí, e intento aprovechar estas herramientas para tratar de conseguirlo”.

Y comenzó la temporada con el Huesca, una campaña que a nivel personal está siendo muy positiva. Superando las titularidades que alcanzara con el Lega en las anteriores, el rendimiento de Borja va mucho más allá de los seis goles que ya ha anotado hasta la fecha, ya que “uno de los grandes motivos que hicieron que viniera al Huesca fue que Anquela se quedase. Él me llamó, entre muchos otros, habló conmigo, y tuve más ofertas, pero ni me las planteé. Cuando el Huesca me llama y me dice que cuenta conmigo y que me quieren y que cuentan con un proyecto importante, quizá no a corto plazo, pero sí a largo plazo, no tuve ninguna duda. Para saber donde quieres ir tienes que saber de donde vienes y yo sé de donde vengo, vengo de jugar en Tercera División hace cinco años y que me llamase el Huesca fue un auténtico lujo. Un club con tanta historia, con tantas cosas por hacer y con un gran entrenador, una gran directiva y tan saneados… Todo influye un poco y no tuve dudas”.

Borja Lázaro y Anquela | Heraldo.es

¿Será esta la temporada en que por fin derribe el muro y sobrepase los 7 goles que le vienen persiguiendo? “La verdad que es algo que prefiero no pensar. No quiero obsesionarme porque es perjudicial para mí. Pero sí que tengo la espinilla de que si tengo la suerte, sigo jugando y teniendo la confianza del míster, y consigo marcar ese octavo gol, creo que haré alguna fiesta para celebrarlo y quitarme la maldición del número 7″.

En cualquier caso, la aportación de Borja al juego del Huesca va mucho más allá de los goles que anota. “Sí, pero eso lo ve quien entiende bien de fútbol. La gente que no es tan entendida de fútbol ve los goles en los delanteros, no ve quizá el trabajo. Pero mientras que lo vea el entrenador, lo vea la gente que entiende de fútbol y la gente me felicite por mi trabajo más allá que por los goles que lleve para mí es un orgullo”.

Una SD Huesca que ha pasado por momentos realmente espectaculares de juego esta temporada, sobre todo en casa, donde ha realizado encuentros de un fútbol de muchos quilates dentro de la categoría. Quizá le ha faltado tener esa continuidad en los encuentros a domicilio. “Creo que los buenos momentos que se han vivido en El Alcoraz han sido responsabilidad del míster. Es muy pesado sánamente en lo que quiere y espera del equipo. Es muy intenso y tiene las ideas muy claras. Entre eso y que el vestuario es una piña, sin debilidades, sin grupos, una maravilla de vestuario, que creo que ha sido el artífice de lo bien que se han hecho las cosas en El Alcoraz. Al equipo le falta quizá creérselo, creernos que podemos dar un poquito más quizá no para luchar por playoff ni nada, lo primero el objetivo de la salvación. Pero pienso que si creyéramos un poquito más en nosotros, nos llevaría un poquito más lejos”.

Con un contrato duradero, hasta 2019, ¿sueña Borja Lázaro con alcanzar la Primera División con este club y dar un salto más en su carrera y en la historia del Huesca? “Ahora mismo, sinceramente, no miro a largo plazo. Pienso en conseguir los 50 puntos que aseguran la salvación y si luego se puede soñar, pues a soñar un poquito. No debemos plantearnos el objetivo de subir aún, de mirar los playoff. Quizá en años próximos la SD Huesca se podría empezar a plantear objetivos más a largo plazo, no sé si estaré o no estaré, nadie sabe. Ahora mismo no quiero plantearme nada, en el Leganés por esta época nos preguntaban y no quería tampoco mirar más allá. En esta categoría cualquiera te gana y a cualquiera ganas, así que no puedes mirar más allá. Salvo el Levante, que sinceramente, lo veo casi ascendido ya”.

Este es Borja Lázaro. Un futbolista que disfrutó la oportunidad de formar parte de la cantera del Atleti, y que aprendió de ella desde la humildad. Alguien que vivió una experiencia foránea muy joven y la aprovechó para crecer y enriquecerse. Una persona que ante la adversidad de la frustración, deja de lado el rencor y agradece la oportunidad brindada pese a no haber resultado exitosa. Un futbolista que, contribuyendo enormente a los éxitos de sus equipos, agradece en lugar de alardear. En definitiva, ‘Borjita’ es de esa clase de personas que te gana con su cercanía, simpatía, humildad y que sobre todo, tiene muy claro quién es y de dónde viene. Y también alguien que encaja perfectamente en la filosofía de su club, alguien que mira al futuro ‘Sin Reblar’. Borja Lázaro ha conquistado a la afición del Huesca como conquistaría como persona a cualquiera que tuviera la oportunidad de compartir sólo una pequeña charla con él.

Imagen cabecera: Radio Huesca

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados