Se habla de:

Entrevistas

article title

Álex Moreno: “Ha faltado adaptación a la categoría”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Con el descenso a Segunda de la temporada pasada, el Rayo Vallecano cerró una etapa histórica de seis cursos seguidos en Primera división. Así pues, el objetivo para este año era muy claro: recuperar la categoría perdida.

Con todo, la temporada no ha ido cómo se esperaba y los de Vallecas han tenido que convivir con el fantasma de un segundo descenso consecutivo durante toda la liga. Como no podía ser de otra manera, esto no ha sido obstáculo para que el equipo siguiera recibiendo el apoyo de una afición que muchos consideran la mejor de España. El lateral izquierdo titular del Rayo, Alex Moreno, está totalmente de acuerdo con los que piensan así. “La afición es lo mejor del club”, sentencia el futbolista catalán.

A sus 23 años, Moreno ya puede presumir de un extenso currículum futbolístico. Después de pasar por el Juvenil A del FC Barcelona, por el Llagostera, por el Mallorca y por el Elche, el catalán es ahora dueño y señor del carril izquierdo de un Rayo que ha vuelto a sonreír de la mano de Miguel Ángel Sánchez, Míchel.

En los 14 partidos que lleva Míchel como entrenador habéis conseguido 6 victorias, algunas de mucho prestigio ante rivales como el Levante o el Girona. Parece que, con su llegada, el equipo ha enderezado un poco el rumbo…
Es verdad que ha habido momentos muy difíciles y complicados durante la temporada, momentos en que estábamos en la cola de la clasificación… Momentos que cuestan de asimilar. Creo que el partido clave fue el del Oviedo [2-0 en Vallecas, 19 de marzo], que afrontamos a 3 puntos de la salvación. Conseguimos ganar y todo se puso un poquito más de cara… Es un año en que hemos pasado muchas cosas muy difíciles, pero nos hemos enfrentado a la situación y ahora estamos en un momento dulce.

Levante y Girona… Al inicio del curso, el objetivo del Rayo Vallecano seguramente era el mismo que el de estos dos equipos: subir a Primera división…
Es verdad que al principio de la temporada nuestro objetivo era el ascenso… La directiva, la afición y los jugadores teníamos un objetivo muy claro, pero el inicio no fue el esperado por todos y creo que ha faltado un poco de adaptación a la categoría. Además, la filosofía del Rayo a lo mejor se había perdido un poco… Creo que ahora Míchel le está dando al equipo lo que necesita: la posesión del balón, la filosofía, el juego y el rendimiento.

Además de la falta de adaptación a la categoría, ¿qué más le ha faltado al Rayo para poder luchar por volver a Primera? Quizá ha sido la irregularidad en los resultados… El equipo solo ha encadenado dos victorias consecutivas dos veces en toda la temporada…
Sí… También puede ser que haya faltado un poquito de suerte en algunos partidos que merecíamos sumar más puntos de los que conseguimos. Ahora estamos en una buena dinámica y el buen juego se está convirtiendo en puntos.

A falta de dos jornadas para el final de la liga, todavía hay muchos equipos luchando por el play-off y por la permanencia. Esto dice mucho de lo igualada que es la categoría…
La verdad es que la Segunda es… Te puedo poner un ejemplo: el Elche, que a lo mejor estaba a 2 o 3 puntos del play-off, no gana durante 6 partidos y ahora está luchando por no descender. Hay equipos que normalmente tendrían que estar arriba y que están abajo sufriendo. Así vemos que la Segunda es muy complicada… No ganas en 6 partidos y te metes abajo. Ganas 3 partidos y sales del descenso. La Segunda es así de complicada, nunca sabes lo que puede suceder.

Una pregunta inevitable… ¿Cómo de importante es la afición para el Rayo Vallecano?
La afición es lo mejor del club, siempre notas que recibes su cariño… En los partidos en casa se vuelcan con el equipo y los jugadores salimos el doble de enchufados… Es algo que se nota mucho los días de partido. Estoy muy contento con la afición.

Hablemos de ti y de tu meteórica carrera futbolística. Debutaste en 2ª B con 18 años, en 2ª con 20 y en 1ª con 21. Es para estar contento…
Estoy muy contento de haber evolucionado tan rápido siendo tan joven, aunque es verdad que para conseguir todo lo que he hecho hay mucho sacrificio por delante. Pero sí, creo que puedo estar contento.

Estuviste un año en el Juvenil A del FC Barcelona. ¿Cómo valoras aquella experiencia?
Sí, yo venía del pueblo… Estaba jugando allí y de repente me llegó una oferta del Barça y otra del Real Madrid. Al final intentas valorar las cosas, ver cuál es la mejor opción… Hice la prueba con el Barça, me fui una semana con ellos y me cogieron. Estuve un año allí en La Masía y la verdad es que fue un año muy bonito y en el que aprendí muchas cosas. Entrené con el primer equipo del Barça de Pep Guardiola… Fue una experiencia muy bonita de la que tengo muy buenos recuerdos.

Pese a jugar con regularidad en aquel equipo, dejaste Barcelona al final de la temporada. ¿Qué fue lo que pasó?
Al final cuando ves que tienes opciones para salir y te vienen ofertas… Eusebio Sacristán era el que estaba en el Barça B y me dijo que contaba conmigo, pero tampoco sabíamos si tendría minutos o no. Me daba esa opción: a lo mejor iba a jugar poco, pero quería que me quedara… Y, con mi representante, optamos por la opción del Llagostera, donde estaban muy interesados en ficharme. Era una categoría, Segunda B, que no la había pisado aún, pero creo que era un bonito reto para afrontar.

Después de dos buenas temporadas en el Llagostera y en el Mallorca, el verano de 2014 llegas al Rayo Vallecano. Aquí debutaste de la mano de alguien que no deja a nadie indiferente: Paco Jémez. ¿Qué destacarías de él como entrenador?
Siempre se habla muy bien del Rayo y de la filosofía de Paco Jémez. Solo había que verlo jugar a ese Rayo… La verdad es que cuando llegué aquí estaba un poco a la expectativa de ver cómo iba a ir todo… Había que adaptarse al juego de Paco Jémez, que pasaba por tener el balón y la posesión. El año del Barça, que tiene la misma filosofía que defendía Paco, me fue muy bien para poder adaptarme lo más rápido posible a su estilo.

Situémonos en el presente. En los últimos doce partidos, solo te has perdido seis minutos. Parece que Míchel, el nuevo míster, confía ciegamente en ti…
Sí, sí, yo me noto bien, me noto con confianza. Me está dando confianza y yo intento devolvérsela en el campo… Y los resultados están siendo buenos para el Rayo.

Pese a haber jugado siempre en posiciones claramente ofensivas, esta temporada te está tocando asumir más responsabilidades a nivel defensivo. ¿Cómo lo llevas?
Nadie se esperaba que pudiera jugar en el lateral… Puede ser la sorpresa del año, pero creo que me estoy adaptando muy bien a esta posición. Aunque sea lateral puedo subir mucho, porque Míchel quiere que tenga mucha profundidad… Es una posición en la que puedo aportar distintas cosas y en la que creo que estoy dando mucho rendimiento.

Ya son varias temporadas consecutivas a buen nivel. Con minutos, goles y asistencias, siendo importante en el equipo… ¿Contento de cómo te van las cosas?
Está claro que llevo varios años jugando con regularidad… He jugado en diferentes clubs y estoy aprendiendo muchísimo de muchos jugadores y de mucha gente. Año tras año, aprendes muchas cosas y eso se nota…

Has pasado por diferentes equipos y ciudades, se te considera uno de los jugadores más importantes de este Rayo Vallecano… ¿Qué es lo que hace falta para mantener los pies en el suelo y seguir creciendo?
Sobre todo, hace falta la familia y el apoyo de los amigos. Hay que estar bien mentalmente, cuidarse, valorar mucho la gente que tienes al lado y aprender de la gente mayor y de los compañeros mayores, que tienen más experiencia y pueden darte consejos. Creo que todo se resume en esto: estar centrado, cuidarse en todos los aspectos y valorar siempre la suerte que tenemos, porque el nuestro no es un trabajo normal, es un trabajo especial. Creo que esto hay que valorarlo mucho en el día a día, porque es un trabajo que mucha gente querría tener.

Estás a un partido de llegar a los 50 con el Rayo Vallecano. Tienes contrato hasta 2018… ¿Estás a gusto en Vallecas? ¿Con ganas de seguir aquí más tiempo?
Sí, la verdad es que aquí estoy muy a gusto y muy contento. Sobre todo, con la afición y con los compañeros… Aquí la gente es muy cercana. Creo que estoy en un año en que hay que acabar bien, acabar jugando… Está claro que mi sueño es jugar en Primera, así que veremos qué pasa, pero es verdad que estoy muy contento aquí en el Rayo.

Por último. El año que estuviste en Primera no pudiste marcar… ¿Es un reto pendiente?
Sí, siempre digo que es más difícil mantenerse que llegar… Y yo lo que quiero es mantenerme en Primera división. Mi ilusión es esa, mi objetivo es jugar en Primera. Veremos qué pasa… Siempre hay sueños que quieres que lleguen y, poco a poco, con mucho trabajo y mucho sacrificio, hay que intentar cumplirlos.

Mientras sueña con volver a la máxima categoría del fútbol español cuanto antes, Alex Moreno sigue creciendo como futbolista. Esta temporada suma 4 goles y 4 asistencias, pero lo más relevante es su rápida adaptación a la posición de lateral izquierdo.
Sabedor de la suerte que tiene de ser futbolista, pero consciente del trabajo y del sacrificio que le ha costado llegar a la élite; el catalán es un joven que, sin ninguna duda, disfruta de lo que hace. Así es Alex Moreno, el 6 del Rayo. Pueden verlo subiendo y bajando sin descanso por el carril izquierdo del humilde Estadio de Vallecas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies