Sevilla

article title

En Sevilla, abonados a pasar por la enfermería

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

REDACCIÓN – Señalados como uno de los posibles equipos revelación de la Liga BBVA, al Sevilla de Emery le ha costado tomar el rumbo adecuado en el campeonato local. Un arranque dubitativo que tocó su culmen en la quinta jornada cuando el equipo se situó en el farolillo rojo de la clasificación. Pese a esta situación, el equipo ha enderezado el rumbo, sobreponiéndose así a todas las piedras en el camino que le han puesto, las más dolorosas en forma de lesión.

Marko Marin es el último jugador del equipo hispalense que se ve obligado a pasar por la enfermería en este arranque de temporada. Una lista que suma cada día más nombres y que desde que arrancará el curso completan hasta 15 futbolistas en 14 partidos oficiales disputados, lo que hace que hace que la media de lesionados sea de las más elevadas de toda la Liga BBVA, siendo casi todas ellas musculares (ocho), un déficit que puede encontrar uno de sus motivos en la ausencia de preparador físico en el equipo desde dos días antes de arrancar la pretemporada. Bernardo Requena iba a ser el encargado de llevar la preparación física del equipo, pero divergencias en su contrato con el club hizo romper su vinculación con la entidad hispalense. Desde entonces, el caos.

Pero las lesiones musculares no son un problema nuevo en el Sevilla, como ya informaba el club el pasado mes de julio, la entidad creía haber puesto punto y final al calvario de los últimos años, habiéndose rebajado estas hasta en un 50% en la pasada temporada, pero el dolor de cabeza vuelve a la enfermería hispalense.

Además de Marko Marin, citado como el último lesionado y que ya ha pasado dos veces esta temporada por la enfermería, desde el mes de agosto también han pasado José Antonio Reyes, Carriço, Nico Pareja, Iborra, Kondogbia (ya no está en el equipo), Fazio, Beto, Cheryshev, Perotti, Vitolo, Fernando Navarro, M’Bia, Gameiro y Jairo. Situación a las que se podrían añadir Cicinho y Trochowski, que ya arrastraban problemas desde el curso pasado.

En estos momentos la enfermería cuenta con cuatro pacientes de larga duración, Marko Marín (4-5 semanas con una lesión muscular de grado 1-2), Cheryshev (un mes con rotura grado II-III en una unión miotendinosa del bíceps femoral izquierdo), M’Bia (un mes de baja por una artritis postraumática con edema óseo) y Cicinho (rotura parcial del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha). Además, dos jugadores tiene un plazo de recuperación más corto, Ivan Rakitic (duda para este domingo en Valladolid por una sobrecarga en el obturador externo de la cadera y una sobrecarga de aductores) y Kevin Gamerio (10 días por una elongación en el bíceps femoral).

Así, sumados todos los partidos disputados que se han perdido los jugadores lesionados del Sevilla, la cifra es alarmante: 87 encuentros. Una situación en la que Cicinho se lleva la palma, lesionado de larga duración que aún no ha debutado esta temporada y que no lo podrá hacer hasta el próximo mes de enero –según apuntaba su parte médico-, y en la que Reyes le va a la zaga, con 13 partidos perdidos (lesionado en los primeros 20 minutos del primer duelo oficial de la temporada ante el Mladost Podgorica), seguido en tercera instancia por Carriço, que se ha perdido 12 encuentros oficiales y el cual ya parece estar listo para entrar en la lista de convocados para el partido frente al Real Valladolid del próximo domingo.

[Sigue toda la actualidad del Sevilla en @SevillaSphera]

[Descarga YA la Guía Sphera del Fútbol Internacional 2013-14]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados