Fútbol inglés

article title

En el reino de Pep, el ‘Kun’ Agüero es el rey

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El ‘Kun’ Agüero es la principal estrella del Manchester City y así lo demostró en la ida del Play-off previo de Champions League. Anotó un hat-trick y lo que pudo ser, porque además falló dos penaltis y el portero local -Nita- realizó varias intervenciones de nivel para evitar un récord histórico del argentino.

La mano de Pep Guardiola ya se nota en Manchester. En apenas dos meses de trabajo al mando de los Skyblues se puede vislumbrar un equipo con una personalidad e identidad perfectamente definidas. La obsesión por el toque de balón, la posesión y no cesar la producción de ocasiones de gol por amplio que sea el resultado. Ganará o no pero ha devuelto la ilusión a una afición descontenta con el juego plano, la irregularidad y la falta de recursos de su equipo en los partidos importantes.

Todos han salido beneficiados con la contratación de Pep -en este todos tan general podríamos exceptuar a Joe Hart-; el propio técnico puede hacer grande a un club de menor relevancia histórica que Barça y Bayern, el Manchester City puede aspirar por fin a triunfar en Europa y los mejores futbolistas Citicens pueden aumentar su rendimiento exponencialmente desde el dominio de los partidos y el contacto con la pelota más tiempo que su rival y en zonas trascendentales, donde se decide el fútbol. Uno de ellos en particular, el Kun Agüero, ¿hasta dónde será capaz de llegar el ’10’ bajo las órdenes de Guardiola?

Desde los arenosos potreros de Avellaneda se notaba que era especial. Un joven llamado Sergio Agüero saltaban etapas a la misma velocidad que ‘Kum Kum’, dibujo animado japonés que encantaba al argentino y origen de su apodo, hasta que a los 15 años se le quedase la cancha tan pequeña que tuvo que debutar con el primer equipo de Independiente siendo un adolescente. Batió el récord de precocidad de uno que no había sido mal jugador, Diego Maradona, a quien el destino lo uniría como familia incluso varios años después.

Sus memorables actuaciones en Argentina despertaron la atención de los grandes de Europa y el Atlético de Madrid lo fichó en 2006 con 18 años por 22 millones de euros. Sus inicios fueron difíciles, como para cualquier jugador tan joven en adaptarse a una liga ultra competitiva, pero más rápida que la de otras figuras como Diego Costa, por ejemplo, que necesitó varias cesiones para explotar. En Madrid dejó detalles de su enorme potencial y consiguió hacer menos trágica la marcha de Fernando Torres, emblema del club colchonero. Tras cinco exitosos años en el Atleti, 101 goles en 234 partidos, abandonó la capital española como uno de los mejores jugadores del mundo pero con el sentimiento generalizado de que podría llegar a ser lo que él quisiese. A competir con Messi o Cristiano, incluso. Un doloroso adiós pero como él mismo dijo: “Me quiero ir y me quiero ir”. No había vuelta atrás.

Era verano de 2011, su destino fue el Manchester City y su precio 40 millones de euros -hoy en día hubiera costado el doble, seguramente-. Había clubs mejores pero el mega proyecto creado desde los petrodolares del jeque lo tendría a él como punta del iceberg, como jugador franquicia, y ahí podría explotar todo su potencial y ser uno de los mejores futbolistas del mundo. Sin embargo, analizando fríamente cinco años después, la sensación que queda es que no ha mostrado todo lo que tiene dentro. Y eso ya habla mucho y muy bien de alguien que ha hecho 140 goles en 210 partidos y sin el cual el City no habría ganado dos Premiers -uno de los momentos para el recuerdo en Inglaterra ante el QPR- y dos Copas. Y todo ello en mitad de una mala fortuna con las lesiones que cada vez que recuperaba su punto álgido, lo volvían a enviar al dique seco. Imagínense lo que puede llegar a ser.

Y este es el año. Este es su año, el año del ‘Kun’ Agüero. La edad perfecta, 28, y el maestro perfecto para pulir uno de los diamantes más cotizados del mundo. Pep tratará de hacer del ’Kun’ su Messi particular; el jugador que marque las diferencias, la pieza sobre la cual girará toda la estructura de fútbol de toque preciosista y dominador, el finalizador de las jugadas; pero también quien las inicie, un hombre de más de 30 o 40 goles por temporada pero capaz de decidir un encuentro con una asistencia o tal vez su simple presencia. Guardiola puede sacar todo el jugo del ‘Kun’, y eso es mucho. Si ya ha hecho más de 30 goles en varias campañas y ha sido un TOP 10 mundial; ahora con el doble de oportunidades, con un especial cuidado por sus lesiones, con unos escuderos de ensueño como Silva, Nolito o De Bruyne y sobre todo con el mejor director de orquesta posible; Sergio Leonel el ‘Kun’ Agüero está preparado para dejar de ser uno de los principales músicos del planeta para tratar de ser Mozart.

LEER MÁS: Sadio Mané, la guitarra eléctrica de Klopp

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados