Athletic

article title

En Bilbao los problemas crecen sin Llorente

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

REDACCIÓN – La salida de Fernando Llorente del Athletic de Bilbao, pese a que algunos quieran enturbiarla, está haciendo mella en el equipo. La pasada temporada, su ausencia en el once tipo del conjunto rojiblanco ya se notó en las cifras goleadoras de los chicos de Bielsa, siendo el plantel rojiblanco el octavo equipo menos goleador de la competición casera, anotando tan sólo 44 tantos, a una media de 1,1 goles por partido, siendo a su vez el cuarto por la cola en relación de goles a favor y en contra, solo por delante de los tres equipos que perdieron la categoría, Deportivo, Zaragoza y Mallorca.

En las últimas seis temporadas, contando con el bajón dado en el último año de su estancia en San Mamés, Fernando Llorente consiguió un total de 75 tantos en liga, a una media de un gol cada dos partidos y medio, unas cifras que aseguraron la supervivencia del Athletic y que le valieron para pasearse por Europa enfrentándose a algunos de los mejores equipos del continente.

El adiós del delantero navarro molestó a la afición. A sus 28 años a Fernando Llorente le tocaba desplegar las alas y volar lejos del nido para hacerse un nombre en Europa. Algunos seguidores del Athletic no lograron a entender las razones argumentadas en su adiós, o quizás sus formas, pero en el fondo, su calado fue tan profundo que por eso su marcha duele.

Con la salida de Llorente, el equipo vizcaíno se quedó marchito de delanteros. Aduriz y Toquero –no entraba en los planes de Valverde– eran poca pólvora para una larga temporada en la que el Athletic quiere volver a hacer bien las cosas. Así, desde la dirección técnica se pensó en Kike Sola como el sustituto de Llorente. Con tan sólo un bagaje de 16 goles en las últimas tres temporadas –cabe recordar que en la 2011/2012 apenas jugó 7 partidos al padecer una lesión en su rodilla derecha– el delantero pamplonica tiene la difícil misión de hacer olvidar a Llorente a base de goles. Su comienzo no ha sido esperanzador, y es que en lo que lleva de pretemporada solo suma un tanto con la camiseta rojiblanca, el conseguido en el primer ensayo ante el modesto Bermeo, al que golearon por 1-6.

La falta de pegada en el Athletic trae de cabeza a Ernesto Valverde. En los últimos cuatro partidos de pretemporada el equipo ha sumado tres empates sin goles y una abultada derrota por 1-4 ante un recién descendido como el Real Zaragoza. Precisamente ante el equipo maño el Athletic marcó su último gol, obra de Toquero, el cual hasta hace poco más de una semana tenía un pie y medio fuera del plantel vizcaíno.

[Todos los partidos de pretemporada de los equipos de la Liga BBVA]

El pasado año, Aritz Aduriz fue el gran referente del ataque del Athletic. El ariete de San Sebastián consiguió en liga 14 tantos, una tercera parte de los que logró el equipo en el campeonato. En esta pretemporada Aduriz suma dos tantos, los conseguidos ante el citado Bermeo y el Eintracht Braunschweig (equipo recién ascendido a la Bundesliga). Valverde necesita volver a enchufar al goleador donostiarra, sacar el rendimiento que le convirtió la campaña pasada en el hombre gol del equipo, sumando un total de 18 tantos entre todas las competiciones, sus mejores números en toda su carrera. Además de a él, el míster rojiblanco necesita a Kike Sola. El legado de Llorente es complicado de superar, pero en el gol está el secreto para que este Athletic vuelva a pelear por puestos europeos.

Este miércoles nueva prueba de fuego para el Athletic ante el Numancia en Los Pajaritos, una nueva oportunidad para romper la mala racha.

[Sigue toda la actualidad del Athletic de Bilbao en @AthleticSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados