Se habla de:

La Liga

article title

Elegir portero titular: planchar o limpiar el baño

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En la vida de todo hombre actual que convive con otras personas, que no son los padres, llega el momento en que se ve forzado a tomar decisiones. Esas decisiones no son fruto o consecuencia de alguna acción que hayas tomado, la vida te las arroja en forma de dardo envenenado.

Estaba feliz y satisfecho después de algunas tareas, cuando mi compañero de piso, se puso delante con los brazos en jarra, y me dio a elegir entre planchar o limpiar el baño. Dura elección, sabes que elijas lo que elijas sentirás que habría sido mejor lo opuesto. Llevar la ropa hecha un desastre o tener que emplear parte de tu tiempo de descanso, y disfrute, limpiando el baño.

Posiblemente, es el dilema que se le presentó al Cholo Simeone cuando tuvo que decidir si ponía bajo la portería a Miguel Ángel Moya, o al recién fichado, portero estrella del Benfica, Oblak, el Cholo prefirió dar la titularidad al portero mallorquín, tras sus buenas temporadas en el Getafe,  que acababa de llegar a la disciplina del club. Por suerte para Simeone, Oblak no goza de un gran número de fervientes seguidores en España, ni Moya de un gran número de detractores, la decisión no creo una inestabilidad social ni fue cuestionado por ello.

 

 

En todas las casas cuecen habas. Luis Enrique, primera temporada al mando del club azulgrana, tras un año sin abrir la vitrina de títulos, la temporada del asturiano en la Serie A dirigiendo a la Roma, no fue buena, llegó tras hacer una buena temporada en el Celta de Vigo. Antes de que llegase Luis Enrique su plato de habas ya estaba en la cazuela, el FC Barcelona había fichado a Ter Stegen, portero alemán al que se le vaticinaba como el único de poder disputarle la portería al magnifico Manuel Neuer en la portería de la selección alemana. ¿Dónde están las habas? Llegando desde Chile con parada en San Sebastián. El FC Barcelona con la aprobación del técnico incorporo al contrastado guardameta chileno Claudio Bravo. Doce millones de euros es la cifra de costó cada uno de ellos, ambos afrontaban su primera temporada en Can Barça. Ambos con grandes aspiraciones y unas trayectorias exitosas, aunque sin títulos habían firmado por el conjunto culé para cubrirse de gloria y títulos que sus clubes no habían podido ofrecerles. Las habas estaban casi listas para Luis Enrique.

Se lesionó Ter Stegen y en la pretemporada Bravo hizo algunos errores de bulto que lo pusieron en duda. Luis Enrique tuvo que decidir si prefería planchar o limpiar el banyo.

Finalmente el asturiano apostó por Claudio Bravo y el chileno ha ido recobrando su nivel, siendo el portero que menos veces ha sido imbatido, pero Ter Stegen no parece especialmente contento con esta situación y ha lanzado algún centro chut de esos que se envenenan cayendo en picado junto al segundo poste a Claudio Bravo. El alemán al ser preguntado por su compatriota Manuel Neuer y su candidatura a ser balón de oro en la edición que tuvo lugar este mismo año respondió: “Lo siento por Claudio Bravo, pero para mí el mejor portero es Manuel Neuer. Es un jugador muy fuerte”.

Si alguien ha tenido que aprender a planchar ropa y hacerlo bien a la vez que limpia el baño ese es Carlo Ancelotti.

Llegó al Real Madrid tras el “huracán” Mourinho, que dejó a Iker Casillas hundido. Diego López era un portero de garantías que llegó para suplir la baja del de Móstoles. Pero llegó para quedarse como aquel invitado que tras devorar todo el menú que preparas sigue en la mesa sin sentirse satisfecho y espeta un “Bueno, ¿Cuándo cenamos?” El gallego, Diego López, arrasó la nevera de partidos titulares.

La situación bien, para algunos, mal, para otros, terminó con el genial Diego López rumbo a la ciudad lombarda de Milán para enrolarse en el A.C. Milán tras la recomendación de Ancelotti a Berlusconi y además a coste cero.

No contentos y felices antes de haber salvado la difícil situación que dividió al madridismo, ficharon a uno de los porteros que en mejor estado de forma estaba, Keylor Navas, y además por tan solo diez millones de euros, el portero de Costa Rica, había hecho un mundial cuanto menos excepcional, y su trayectoria en el Levante U.D lo habían alzado como un ídolo para la afición granota, además de haberse ganado el respeto y reconocimiento de todos los aficionados al fútbol.

 

Al comienzo de la temporada un Iker Casillas lleno de dudas, entrenaba junto a un Keylor Navas pletórico, aunque finalmente el legendario guardameta español se fue recuperando psicológicamente y de hizo con el puesto de portero titular para Ancelotti.

Desafortunadamente esta vez, no se trata de una elección sin más, cada fallo de Iker recuerda a la mala imagen ofrecida en el pasado y la duda razonable entre la afición de si Keylor Navas debería tener más oportunidades.

No solo se planchan camisas y se limpian baños en Madrid y Barcelona. El Málaga C.F se vio beneficiado de fichar al carismático Kameni y de recuperarlo para su portería, tras un tiempo previo en el ostracismo en el RCD Espanyol y después en el propio Málaga C.F.

 Javi Gracia (entrenador del Málaga) no se iba a librar de tener que elegir entre los guantes y el desinfectante o la tabla de planchar. El Málaga huérfano de todas aquellas estrellas que llegaron para el proyecto faraónico quochoa kamenie ha sido reducido a un recuerdo, logró contratar a otra de las grandes sensaciones bajo palos del pasado mundial de Brasil, al mexicano “Memo” Ochoa, el cual llegaba tras el descenso de su equipo en Francia.

La encarnizada lucha por el puesto además se vio alimentada por las críticas hacia el portero camerunés por parte de la prensa mexicana.

Javi Gracia momentos antes del presente debut liguero tuvo que elegir, y eligió a Kameni (tras este aceptar rebajarse la ficha), el cual está realizando una buena campaña liguera con el Málaga. La otra cara de la moneda es lógicamente es el descontento Ochoa, quien ya ha sido vinculado a algunos clubes ingleses como Liverpool o Arsenal.

 

En el Athletic de Bilbao el magnífico Ernesto Valverde se vio también entre la plancha y la botella de lejía.

La temporada pasada tras la lesión de Gorka Iraizoz, empezó a defender la portería del nuevo San Mamés un joven valor de la cantera, Iago Herrerín, el cual en la ausencia del veterano guardameta, cumplió con creces y dejo una sensación de seguridad que provocó un debate a la hora de quien debía defender el arco en el conjunto vasco.

Si en algún lugar de España saben sobre elegir entre porteros es Valencia, con aquel duelo fratricida, una década atrás, entre Andreu Palop y Santiago Cañizares que rompió la relación entre ambos superando el límite de lo deportivo, o sin ir tan lejos las temporadas pasadas los duelos deportivos entre Cesar Sánchez y Vicente Guaita o Vicente Guaita con Diego Alves.

Estos son solo algunos casos de situaciones en los que entrenadores y técnicos han tenido que tomar una difícil decisión, la cual siempre les iba a dejar en tela de juicio.

Me despido. Tengo que ir a limpiar el baño.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados