article title

El Valencia gana 2-3 en Barcelona y dinamita el Camp Nou

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Borja PARDO – El Valencia ganó 2-3 en el Camp Nou y ganó con justicia. La fe y el esfuerzo mueve muros y acaba con ciertos statu quo fijados de antemano. El equipo de Martino firmó una primera media hora de gran intensidad y buen fútbol. Todo en orden hasta ahí. En ese tramo de partido Alexis Sánchez marcó el 1-0 y Diego Alves evitó al menos otro gol más de los azulgranas. Cumplida esa media hora inicial el Barcelona se desvaneció del terreno de juego. Se evaporó para no volver. El Valencia empezó a crecer bajo la solidez de un Oriol Romeu descomunal, el ritmo que marcaba un Parejo crecido y el 'flow' del mago argelino Feghouli. El africano asistía a Parejo para sellar las tablas en el 44'. El resultado no hacía justicia a lo vivido en el primer acto y eso mismo acabaría por inquietar a locales y echar a volar a los de Pizzi.

En el segundo acto el Barcelona fue la apatía personificada. Un equipo inerte, sin alma, sin intensidad, sin fútbol y con una defensa que parecía un colador. Piatti con sus 163 centímetros marcó de cabeza el 1-2 sacando los colores a Dani Alves (ya marcó de cabeza en Mestalla). Valdés desquiciado, Piqué desbordado, Xavi lento, las bandas sin chispa, Messi apático y Cesc inexistente. Empataba el Barça (Messi) merced a un penalti que arroja alguna duda. Alcácer ponía el 2-3 tras la enésima genialidad de Feghouli. Sacó Martino a Iniesta para relevar a Xavi y buscar una pequeña revolución, el manchego tampoco pudo hacer nada. Dar entrada a Tello por Fàbregas fue un tiro al aire, para ese entonces el Valencia ya sabía que el partido era suyo. El Barça lo intentaba con la mirada, pero las piernas no obedecían. Apatía en su máxima expresión para desesperación de la parroquia local, que se contagió de la apatía de sus chicos.

El Valencia de Pizzi, este Valencia de circunstancias que en el día de ayer renovó a un tercio de su plantilla, y que teniendo a Jonas y Edu Vargas, alineó al canterano Alcácer, le pega una puñalada al Barça que abre una herida que veremos en que desemboca. En Madrid se celebra la machada del conjunto valenciano que con este 2-3 le da una "colleja"  muy seria a Bartomeu, a Martino y en especial a unos jugadores que hoy se acomodaron de una manera vergonzosa.

Este domingo Atlético y Real Madrid podrían dejar al hasta hoy líder (59 jornadas seguidas siendolo) en una tercera posición que puede escocer. Y es que cuando uno se acostumbra a vivir en el ático, el bajar al tercero puede molestar. 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados