article title

El United y ese actor secundario que es Danny Welbeck

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Paco LÓPEZ – Youtube es un mundo mágico. Aquella tierra de leyenda donde Quaresma es inmortal y las bicicletas de Drenthe llegan a buen puerto. Dentro de esa fantasía me propuse encontrar lo mejor de Welbeck. Misión fallida, con los vídeos que hay no convencería a nadie. ¿Cómo puede ser que Danny Welbeck sólo tenga recopilaciones de 6 minutos y Adnan Januzaj de casi un cuarto de hora? Al fin y al cabo, Youtube no está reservado para gente como el internacional inglés.

Danny Welbeck se ha convertido en protagonista en la primera temporada de David Moyes. El ‘19’ está siendo una de las grandes noticias de esta nueva etapa. Pero un comienzo convulso le está quitando protagonismo. En realidad, si en este United el papel principal está destinado a él es que las cosas están mal. Welbeck está siendo uno de los recursos que han mantenido con opciones a un equipo que no carbura. El chico para todo en el que se convirtió con Ferguson está minimizando, en la medida de lo posible, la falta de continuidad de Robin van Persie y los meses de incomparecencia de Javier ‘Chicharito’ Hernández.

Una losa pesada marcaba la presencia de Welbeck: 2.159 minutos y 2 goles con el Manchester United en la 2012-13. En realidad su función no era marcar goles, sino mantener el equilibrio, de decidir partidos se encargó van Persie que está más acostumbrado. Pero Welbeck ha despertado, ha llegado al ecuador del curso promediando un gol cada 131 minutos en Premier. A esos 7 tantos hay que sumar 3 pases de gol. Números que quedan lejos de los más grandes, pero que nos hablan del crecimiento de un actor secundario acostumbrado a salir desde el banquillo o sumar desde la banda.

La realidad es que a su repertorio de trabajo, orden sin balón y sacrificio donde le toque jugar ha sumado cierta pausa delante del portero (como ejemplo ante Swansea y Norwich). En especial, gozando de cierta seguridad definiendo elevando el balón. La realidad es que a Danny Welbeck le queda grande el papel de estrella, pero de actor secundario cumple. En lo que va de temporada sus goles han levantado partidos igualados sin perder un ápice de su labor siendo de los primeros defensores en la salida de balón rival.

La fama está reservada a jugadores como Wayne Rooney y Robin van Persie pero, de momento, Danny Welbeck está respondiendo de manera brillante en el momento más caliente que se recuerda en los últimos años en el ‘Teatro de los Sueños’. Siempre querría secundarios como Welbeck en mi equipo, ese perfil de jugador al que los vídeos con música pastillera en Youtube no le hacen justicia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados