Fútbol Europeo

article title

¿El United de quién?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Formo parte de un pequeño grupo de personas que respeta todas las formas de jugar. Entiendo el fútbol de muchas maneras y sé que todas tienen sus pequeñas complejidades que hacen que este deporte sea maravilloso. Aun así, viendo el Chelsea-Manchester United del pasado domingo me percaté que hay un estilo de juego que nunca entenderé.

José Mourinho volvía al estadio en el que fue “especial” con un solo objetivo: defender. Se puede comprender que una escuadra salga con muchos jugadores de corte defensivo. ¿Pero qué pasa cuando tu único propósito es resguardarte sin pensar en atacar? Mourinho, de nuevo, planteó un encuentro perfecto. Pero esa perfección duró 30 segundos. Los restantes 89 minutos los Red Devils no tuvieron respuesta. Ya habían perdido.

Muchos aficionados critican a Fellaini. Sin embargo, su entrada en el once parecía tener sentido. El belga, en su etapa en el Everton, se caracterizó por ser un media punta que actuaba como un clásico pívot de baloncesto. Los toffees le ponían centros desde cualquier lado y el ex del Standard de Lieja podía convertir en oro una piedra de un compañero. Pero su choque en Londres consistió en correr detrás del cuero sin rumbo y sin pisar el área, quitándole el sentido de su presencia en el verde.

Rashford y Lingard, por otro lado, actuaron como laterales en vez de extremos. El bloque de los visitantes se situaba en la zona de De Gea por lo que los dos jóvenes estuvieron gran parte de los 90 minutos en su propio campo. Qué decir de Pogba que deambuló por la zona media en busca de asociarse con alguien. Ander, desafortunadamente, estaba más pendiente de no ser desbordado que otra cosa.

Las sensaciones con el nuevo entrenador no son buenas. El luso, a pesar de haber hecho grandes incorporaciones, aun no sabe a qué quiere jugar con este equipo. En términos numéricos –comparando este curso con el anterior- Van Gaal tenía a estas alturas 5 puntos más que Mourinho. Pero viendo sus dos últimas salidas (Liverpool y Chelsea) se puede prever cómo saldrá el United cada vez que vaya a un campo grande. Sí, no entiendo ese fútbol en el que los once jugadores de un club de élite tan solo piensan en defender sin ningún plan, ni contraatacando ni con balones largos. El Manchester United es séptimo pero su juego expresa y grita que no da para más.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados