Sevilla

article title

El último gran fichaje de Monchi

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Los éxitos del Sevilla Fútbol Club en la última década vienen marcados por la figura de Ramón Rodríguez Verdejo, “Monchi”. Ésto es una evidencia. Sus aciertos en los despachos le han elevado a la élite como director deportivo. Pasó de ser un portero más, a convertirse en el tipo que mejor ficha del mundo. Su último año en Nervión asegurando que necesitaba un descanso mientras firmaba con la Roma, nubló el que sería su último gran regalo a la entidad sevillista: ‘Clément Lenglet, le patron précoce’.

El mercado francés siempre fue prioritario en la agenda de Monchi. Una liga competitiva que da oportunidades a jugadores jóvenes. Futbolistas a buen precio dispuestos a jugar en una liga con más prestigio. Clubes que no se aferran a sus canteranos y permiten el crecimiento de éstos si consideran oportuno que deben irse a otro equipo mejor para continuar con su proyección.

 

Clément Lenglet es el mejor ejemplo. Internacional en todas las categorías inferiores con Francia, dio el salto al primer equipo del AS Nancy durante el verano de 2014 días después de cumplir 19 años. Europa ya observaba con lupa la progresión de este defensa tan expeditivo como aseado. Menos Monchi. El ‘León de San Fernando’ buscaba el momento perfecto para incorporarlo al Sevilla mientras el resto solo contemplaba. Ahí está la virtud del actual director deportivo de la Roma. Ahí es donde toma ventaja Ramón.

En central galo aterrizaría en la capital andaluza en el mercado invernal para cubrir la baja de Timothée Kolodziejczak, que se marcharía al Gladbach a cambio de 7,5 millones de euros, 2,5 millones más de lo que costó Lenglet a la entidad sevillista. Clément solo había disputado 18 partidos en la máxima categoría francesa, pero el tiempo -tampoco demasiado- ha demostrado que se trató de una operación para enmarcar, en el momento más oportuno.

LEER MÁS: La emotiva carta del hijo de Monchi

Pero como pasara con otros fichajes -véase Dani Alves, Luis Fabiano o Kevin Gameiro, entre otros-, el futbolista no destacaría en sus inicios con la elástica del Sevilla FC. Si bien Sampaoli contó con él en más de 15 partidos en el último tramo de la temporada, sus actuaciones pasarían desapercibidas dejando dudas sobre si estaba preparado para jugar con la exigencia que requiere un club como el de Nervión.

La llegada de Eduardo Berizzo y el trabajo realizado durante el verano previo al próximo Mundial, le ha servido a Clément Lenglet para cerrar bocas, o más bien abrirlas a aquellos incrédulos que no confiaban en sus cualidades. A día de hoy, el zaguero francés es de todo menos un futbolista desapercibido. Su valor se ha multiplicado. Alto, decidido, rápido, regular, determinante en defensa. Una de las revelaciones del campeonato, el jugador que más ha cambiado de una temporada a otra, el deseado.

Clément Lenglet es ahora el jefe precoz. El último gran regalo de Monchi al Sevilla Fútbol Club.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados