Fútbol inglés

article title

El tulipán blue

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Que difícil era que llegara Ronald Koeman. Todo el mundo en el seno de Goodison Park sabía lo complejo que iba a ser arrebatar al holandés del Southampton, que lo acababa de dejar sexto, en Europa League, en una de las mejores temporadas de su historia. Pero Farshad Moshiri, el nuevo propietario del Everton, fue ambicioso. Podría haber optado por De Boer, que estaba sin equipo, o por un entrenador más barato como Alan Stubbs que se había puesto en el centro de los focos, contra todo pronóstico, en el modesto Hibernian colocando el primer trofeo en la vitrina del club en 114 años.

La operación implicaba varios problemas. El primero era que todavía le quedaba un año en su contrato con los Saints lo que obligaba a firmar una compensación con el equipo de la costa sur. El segundo era que podía provocar rencillas ya que, según muchos, el Everton actuaba de forma incorrecta. Y el último viene de las sensaciones del técnico. Los expertos aseguran que el ex jugador del Barcelona puede ser el futuro recambio de Wenger. De momento solo ha firmado tres años. ¿Es un paso intermedio para Koeman?

 

Asimismo, lo que estaba claro era que en la parte azul de Merseyside se necesitaba un cambio. Alguien que volviera a traer ilusión, la del primer año de Roberto Martínez, con ese perfume que olía a Champions League, una competición que hace 11 cursos que no llega a Goodison Park. Y cuando su hermoso himno suene en sitios como el King Power Stadium o Wembley –el Tottenham disputará allí sus encuentros continentales- los retortijones de los aficionados toffees serán mayores ya que, durante muchos años, su equipo ha quedado por encima de estos dos conjuntos.

El mayor reto del tulipán será convencer a sus jóvenes promesas que hay proyecto para quedarse mucho tiempo. El holandés que se marchó del Southampton por la incesante salida de valores muy cotizados, sabe que posee dinero e historia para mantener a gente como Barkley, Stones o Lukaku. No puede faltar la mención a mejorar los registros en casa, los peores de la historia en el último año, o los errores defensivos que han costado una decena de puntos que les hubiera colocado en otro lugar. Tendrá 100 millones de razones para poder competir en la Premier League. Sobraran los tulipanes en Goodison Park.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados