Ciclismo

article title

El Tour sin etapas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Chris Froome ganó por cuarta vez la general final del Tour de Francia pero en esta ocasión su triunfo fue diferente a los anteriores. Sacó ventaja en la contrarreloj del primer día, aguantó los escasos ataques en la montaña (y eso que en uno de ellos demostró debilidad perdiendo fugazmente el maillot amarillo) y sentenció la carrera en la contrarreloj del penúltimo día que tampoco pudo ganar.

Es la 31ª vez en la historia de las Grandes Vueltas que el vencedor final no tiene triunfos parciales. En el Giro ha ocurrido 16 veces, la última en 2015 con Alberto Contador, en la Vuelta hay ocho casos siendo el más reciente también el de 2015 con Fabio Aru y el de Froome es el séptimo caso en el Tour.

1922 (15 etapas). Firmin Lambot (BEL)

El Tour de 1922 se presentaba como un duelo entre los veteranos belgas Philippe Thys (32 años, tres veces campeón) y Firmin Lambot (34 años, campeón en 1919).

Con Thys ganando cuatro de las diez primeras etapas y los franceses Jacquinot, Christophe y Alavoine alternándose la primera posición, todo cambió en la 13ª etapa con Lambot asaltando el liderato por el hundimiento de Alavoine (perdió casi media hora) y la sanción de una hora al hasta entonces líder Hector Heusghem por cambio ilegal de bicicleta.

Lambot, como Froome en 2017, ni siquiera fue segundo de alguna etapa siendo su mejor resultado un tercer lugar. Aun así sacó al subcampeón 41’15’’, diferencia récord en una Gran Vuelta entre los que no han ganado etapa.

1956 (23 etapas en 22 días). Roger Walkowiak (FRA)

Una fuga en la séptima etapa que tuvo más de 18 minutos de renta situó como líder a Roger Walkowiak. Pero este francés de 29 años, que venía de ganar ese mismo año una etapa de la Vuelta, no solo ganó el Tour por eso ya que gente de mucho nivel como Darrigade, futuro campeón del mundo en ruta, le volvió a dejar a más de cinco minutos. Pero Walkowiak, que no acabó una solo etapa entre los cuatro mejores, recuperó el liderato en los Alpes a cuatro días del final y ya no lo volvió a soltar.

No solo Walkowiak se fue sin triunfo de etapa, tampoco lo lograron el segundo (Bauvin), tercero (Adrianssens) ni cuarto (Bahamontes).

1960 (22 etapas en 21 días). Gastone Nencini (ITA)

El Tour de 1960 tuvo dos partes bien diferentes, 9 etapas llanas y una crono en los diez primeros días y luego, todo seguido, Pirineos, Alpes y contrarreloj de 83 Km. En cuanto se disputó la primera etapa pirenaica Gastone Nencini se puso de líder y lo fue hasta Paris sin ganar etapas, pese a acabar cinco de ellas entre los tres mejores.

Nencini, que venía de ser subcampeón del Giro 1956 donde ganó dos etapas, no volvió a terminar un Tour de Francia, lo mismo que le ocurrió a Firmin Lambot.

1966 (25 etapas en 22 días). Lucien Aimar (FRA)

En este Tour Jacques Anquetil intentó por única vez lograr su sexta victoria en la general y fracasó al abandonar en la 19ª etapa. También comenzó con nueve etapas llanas, luego Aimar se situó entre los cinco mejores en cuanto llegaron los Pirineos y desbancó en los Alpes al entonces líder Jan Janssen, subcampeón y también sin triunfos de etapa. Aimar tuvo la carrera más prolongada de todos los que ganaron el Tour de esta forma ya que disputó siete ediciones más y cosechó varios triunfos como profesional, entre ellos una etapa del Tour 1967.

 

 

Greg LeMond

1990 (22 etapas en 21 días). Greg LeMond (USA)

El doble ganador del Tour (1986 y 1989) y doble campeón mundial (1983 y 1989) se presentó a la salida de 1990 sin haber ganado nada en toda la temporada.

LeMond tenía a favor un recorrido que contaba con 147 Km contrarreloj repartidos en cuatro etapas pero un gran escalador como Claudio Chiappucci le puso en jaque al afrontar casi toda la carrera con diez minutos de ventaja producto de una fuga en el cuarto día de competición.

LeMond, que acabó segundo en tres etapas, fue recuperando tiempo tanto en contrarreloj como en montaña hasta situarse a cinco segundos de Chiappucci a falta de 45 Km de lucha individual contra el crono donde el estadounidense culminó la remontada. El italiano acabó segundo y tampoco se llevó ninguna etapa.

LeMond prolongó su carrera deportiva un par de años más quedando séptimo en el Tour de 1991 y logrando una victoria en Estados Unidos en 1992, el Tour DuPont.

 

 

Óscar Pereiro

2006 (21 etapas). Óscar Pereiro

Como LeMond en 1990 y Froome en 2017, Óscar Pereiro empezó el Tour sin haber ganado en toda la temporada y realmente lo acabó sin ganar ya que quien lució el maillot amarillo en Paris fue Floyd Landis, descalificado días después por dopaje.

Fue un colofón nefasto a un Tour que quedó marcado por la bochornosa 13ª etapa entre Béziers y Montélimar donde todo el pelotón (155 corredores) llegó fuera de control y a casi media hora tras una fuga consentida por el conjunto del líder, el Phonak de Landis, que regaló el liderato a Pereiro, antiguo corredor del equipo. Y también por el hundimiento de Landis en La Toussuire (perdió diez minutos) y su milagrosa recuperación al día siguiente camino de Morzine con un ataque en solitario a 128 Km de meta que le permitió recuperar siete minutos a Pereiro y superarle en la última contrarreloj.

Óscar Pereiro disputó otras cuatro temporadas como profesional, corriendo tres Tours más, pero nunca volvió a conseguir una victoria.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados