Firmas

article title

El tercero en discordia en la meta del Real Madrid

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – El debate en la portería del Real Madrid no tiene fin, y al duelo que mantienen desde hace un par de temporadas Iker Casillas y Diego López, se une oficialmente una tercera vía: el portero costarricense Keylor Navas, por el que el club blanco ha pagado la cláusula de rescisión al Levante. 10 millones de euros invertidos para tratar de afianzar de una vez la convulsa meta del Bernabéu.

O no. Ancelotti ha confiado a Iker Casillas la portería de cara a la próxima Supercopa de Europa, que se jugará ya el 12 de agosto contra el Sevilla en Cardiff. Sin embargo, tanto su desastrosa actuación en el último Mundial, en el que España quedó eliminada en primera fase con Casillas como portero, capitán e imagen de la derrota, como su deficiente partido amistoso contra el Manchester United han vuelto a sembrar las dudas. Mientras tanto, Diego López, titular en Liga con rendimientos irregulares durante la última temporada y media, parece tener abierta la puerta de salida del club.

Keylor Navas será ahora el tercero en discordia. Debutó en el equipo más reconocible de Costa Rica, el Deportivo Saprissa, con 18 años. Todavía sin cumplir los 24, en 2010, fichó por el Albacete, que entonces militaba en Segunda división, siguiendo los pasos del otro gran portero de la historia de Costa Rica e ídolo 'tico' desde el soberbio Mundial de 1990: Luis Gabelo Conejo. El equipo manchego no era ya sin embargo el 'queso mecánico' admirado a inicios de la década noventera y descendió en última posición a 2ªB, pero Keylor Navas no pasó desapercibido y el Levante lo consiguió cedido como portero suplente de Munúa.

Ya fichado por apenas 200.000 euros, Navas se consolidó en la meta levantina y la pasada temporada, con Joaquín Caparrós como entrenador, ha sido la de su definitiva explosión. El aguerrido Levante, que acabó décimo en la tabla, fue el quinto equipo menos goleado del año, merced a su fortaleza defensiva y sobre todo a un inconmesurable Keylor Navas en portería. El dato más impactante, proporcionado por OPTA, son las 180 paradas, con un 80% de efectividad, que realizó en Liga.

En diciembre cumplirá 28 años y ahora le llega la gran oportunidad en la madurez de su carrera. El Mundial de Brasil fue el culmen de su temporada, en el que la selección de Costa Rica se quedó a una tanda de penaltis de pasar a semifinales, con Navas como figura destacada. Y ahora en el Real Madrid tratará de confirmar que ha dado el salto para consolidarse entre los mejores porteros del mundo.

No será fácil, ni por la competencia ni por el compromiso y el nivel de exigencia constante que pide la portería madridista, y que puede convertirse en una vorágine autodestructiva. Keylor, que pasará de la relatividad tranquilidad que ofrece el Levante a uno de los mejores clubes del mundo, tratará de superar la presión a base de reflejos felinos, sin duda su mejor cualidad, que recuerdan a épocas mejores del que será su compañero y capitán, Iker Casillas. Bajo palos, a bocajarro, en los uno contra uno, su agilidad y velocidad dan lugar a paradas que, además de efectivas, levantan la moral al equipo. Y de paso, cubren sus carencias en otras suertes como las salidas por alto.

El paso de los partidos y el rendimiento de Iker Casillas, Diego López, si se queda en el club, y por supuesto el recién llegado Keylor Navas deberá determinar la decisión de Carlo Ancelotti sobre a quién fiar la dífícil portería madridista. Y por supuesto, pese a ser recién llegado, el 'tico' por el que ha apostado el Real Madrid no se conformará con quedarse a la sombra.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados