Elche

article title

El surrealista caso de Mudingayi

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Puede parecer una historia de ficción pero es real y está pasando; en concreto, en el Elche CF. El protagonista es Gaby Mudingayi. Este centrocampista congoleño, de pasaporte belga y 33 años, estaba sin equipo desde que se desvinculó, el 30 de junio del año pasado, del Inter de Milán.

Debido a la falta de centrocampistas de corte defensivo, el Elche CF decide llamar al jugador para que se incorpore a las filas del conjunto ilicitano. Según el periodista de Onda Cero Elche, Monserrate Hernández rechazó una oferta del Burnley de la Premier League inglesa para recalar en la ciudad de las palmeras. Mudingayi empezó a ejercitarse el 21 de octubre con sus nuevos compañeros.

Para que Mudingayi pudiera participar en competición oficial, faltaba que las arcas del club franjiverde recibieran una inyección económica. El objetivo era desbloquear la situación financiera de la entidad y pagar las deudas a corto plazo.

El presidente del Elche CF, José Sepulcre, anunció el viernes 14 de noviembre en rueda de prensa que la entidad había obtenido un préstamo de 20’5 millones de euros. Un dinero procedente de un fondo de inversión de los Emiratos Árabes Unidos. Para poderlo emplear, el mandatario declaró que tenían que pasar unos días más con la finalidad de resolver ‘pequeños flecos’.

El tiempo ha ido pasando y el crédito no llegaba. A todo esto, Mudingayi ya estaba en forma para saltar al césped, en el partido de la jornada 12, en casa frente al Córdoba.

La desesperación de Mudingayi ha ido en aumento. Llegó a decir, a un medio italiano a finales de noviembre, que “volvería a pie desde España para volver a vestir la camiseta de la Lazio”. Ante este horizonte, algún rival como el Levante preguntó en diciembre si había alguna opción de firmar al exinterista.

En sala de prensa, antes del choque de ida de Copa del Rey ante el FC Barcelona, el técnico Fran Escribá elogió al mediocampista. “Está teniendo un comportamiento ejemplar. Además, a nivel de carácter es un chaval muy divertido, entró muy bien en el grupo y está llevando una situación difícil muy bien. Dentro del vestuario, es de los que suma todos los días”, declaró el míster valenciano.

A día de hoy, 14 de enero de 2015, Mudingayi sigue ejercitándose con el Elche pero sin poder jugar. El crédito, absolutamente necesario para poder dar de alta a nuevos futbolistas, todavía no ha llegado. La directiva intenta obtener un préstamo de 10’5 millones de euros de forma desesperada. Y el chico continúa entrenando.

Si el panorama se mantiene, existe la opción de que, en el caso de que tenga una buena oferta, coja las maletas y se marche. Hay que decir que, mediante un contrato privado, está cobrando.

Se trata, en definitiva, de un caso surrealista de un Elche CF que vive días muy difíciles. Y uno de los problemas, que debe resolver, es la situación de Mudingayi.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados