JJOO

article title

El sueño olímpico de Roma agoniza

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El sueño de Roma de volver a organizar unos Juegos Olímpicos está a un paso de ser sepultado definitivamente, pese a la presión de los atletas y del Gobierno central italiano. La nueva alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, está decidida a poner fin a la postulación de la capital italiana y parece no haber marcha atrás. Se espera que en los próximos días la política del “Movimiento 5 Estrellas” anuncie su decisión. Y en caso de que la respuesta sea un “no”, el sueño olímpico italiano quedará enterrado no sólo para 2024, sino por un largo tiempo.

“Sin la firma de la ciudad no habrá Juegos Olímpicos en Roma”, dijo recientemente el presidente del Comité Olímpico Italiano (CONI), Giovanni Malagò, quien dejó en claro que en caso de una renuncia no volverán a intentarlo en 2028 a través de otra ciudad. “Pienso que otra candidatura estaría descartada no sólo para 2028, sino por muchos años más”, afirmó.

Roma ya se postuló para los Juegos 2020, pero el entonces primer ministro Mario Monti declinó la candidatura por la crisis económica. Y un segundo retiro en tan poco tiempo sin duda afectará la imagen de Italia frente al Comité Olímpico Internacional (COI). Roma recibió por única y última vez la cita en 1960, mientras que Cortina d’Ampezzo (1956) y Turín (2006) fueron sedes de los Juegos Olímpicos de invierno.

Con gran entusiasmo, el primer ministro Matteo Renzi había presentado en 2014 la candidatura de Roma. El socialdemócrata considera los Juegos, más allá del costo estimado en los 6.000 millones de euros, como una gran oportunidad para la ciudad y para Italia. Según el plan, la cita podría aprovechar varios de los estadios e instalaciones ya existentes y desarrollarse no sólo en la capital, sino en varios puntos del país.

El consejo municipal de Roma aprobó rápidamente la propuesta y también una mayoría de la población de la ciudad está en favor de los Juegos. Según las últimas encuestas, el 51,9 por ciento apoya su realización. Sin embargo, tras la caída del alcalde Ignazio Marino fue elegida en junio Raggi, quien ya en su campaña electoral dejó en claro su rechazo a los Juegos. “Roma no está para grandes proyectos”, señaló la política, cuya prioridad son tareas “más cotidianas” como la reparación de los baches en las calles.

Los altos costos de la cita son su principal argumento. “Recién acabamos de pagar la última cuota por el Mundial de fútbol de 1990 y la ciudad está endeudada en 13.000 millones de euros”, advirtió.

Pese a su rechazo, la alcaldesa aún no anunció oficialmente su decisión, lo cual podría ocurrir en los próximos días. “Esto es triste para Roma y para Italia. Aceptamos cualquier decisión, pero sería un error decir que no a una oportunidad así”, lamentó Renzi, el primer ministro, que sufriría un duro golpe político con la caída de su proyecto favorito. Tampoco la presión de los atletas parece capaz de torcer la decisión de Raggi. “Nos gustaría correr juntos esta carrera para poder conquistar un sueño: Roma 2024“, escribieron los medallistas italianos de Río 2016 en una carta a la alcaldesa.

La renuncia de Roma también supondría un golpe para el COI, que ve como cada vez más ciudades y países rechazan organizar los Juegos. Con la salida de Hamburgo y Boston de la carrera para 2024, sólo quedan tres candidatas para organizar la cita dentro de ocho años: Los Angeles, París y Budapest. Y en Hungría no se descarta realizar una consulta popular que podría reducir aún más la lista.

(DPA)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados