EURO 2016

article title

El sueño de Albania es real

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Albania sigue viviendo un sueño que se prolonga desde aquella tarde allá por septiembre de 2014 en Portugal. De Biasi hizo un seguimiento exhaustivo de cualquier futbolista con ascendencia albanesa y lo intentó convencer personalmente para que jugase con su país. Muchos de los integrantes de esta selección llegaron a la Eurocopa de esta forma, el entrenador italiano formó un grupo comprometido con Albania y lo convenció de que no son inferiores a nadie. Como driría el ‘Cholo’ Simeone: “Si se cree y se trabaja, se puede”.

Desde aquel día en que ganaron contra pronóstico a Portugal fuera de casa y su posterior empate con Dinamarca -los dos combinados más potentes de su grupo clasificatorio-, el sueño era muy real. El camino no fue nada fácil. Lo peor, los actos de violencia que sufrieron en Serbia donde la propia vida de alguno de los jugadores pudo correr peligro. Ellos mismos reconocieron que pasaron verdadero miedo. En lo deportivo, lo mejor; dos derrotas en casa con Portugal y Serbia les obligaban a ganar en Armenia para asegurar la segunda plaza de grupo en detrimento de Dinamarca. Pero lo consiguieron. Un hito en la historia de su país.

 

 

Ya en Francia sorprendieron a propios y extraños por su juego y su resistencia a la derrota. No merecieron perder el primer partido por 1-0 ante Suiza, en el cual disfrutaron de varias ocasiones de gol que de no haber sido por los nervios propios de un estreno y por Yann Sommer, habrían anotado sin problemas. Contra Francia, la anfitriona, una de las máximas favoritas, resistieron hasta los minutos finales donde la calidad individual de Griezmann y Payet decidió el encuentro.

Vislumbraban de esta forma el tercer y último encuentro de fase de grupos contra Rumanía como una final para continuar su sueño. Igual que en Armenia un año antes. En el minuto 43’ llegó el gol de Sadiku, el primero de Albania en una gran competición, un gol para seguir soñando. La segunda parte fue un continuo goteo de arena hasta parar el reloj, un gol en contra acabaría con todo lo trabajado durante casi dos años. Pero el dios del fútbol le deparaba un merecido final a los albaneses. La mejor oportunidad rumana, en manos de Florin Andone, se estrelló en el larguero. Final. Rumanía 0-1 Alabania. Tres puntos para seguir soñando.

 

 

Pero, ¿el sueño es realmente posible? ¿Puede Albania clasificarse para octavos de final? La respuesta es sí. Los cuatro mejores terceros de grupo se clasifican para la próxima ronda. Hay tres grupos señalados en rojo: el Grupo D; si República Checa y Turquía empatan su partido, Albania estaría por delante de ellos. El Grupo E; si Suecia y la República de Irlanda no ganan a Bélgica e Italia, Albania los superará. Y el Grupo F; si Austria no gana y si Portugal o Islandia pierden, también tendrán menos puntos que Albania. Serán tres largos días de espera pero Albania puede continuar haciendo historia. Difícil, pero no imposible. Tampoco eran favoritos para llegar a este torneo y aquí están, con serias opciones de clasificarse para octavos de final.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados